Posts tagged economia

Linde avala las cuentas públicas para 2015

0

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3f01a6ed/sc/2/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C10A0C0A10Ceconomia0C14121528350I33130A80Bhtml/story01.htm

Seis autonomías superan en julio el objetivo de déficit para todo el año

0

Todas las comunidades autónomas registraban déficit a finales del pasado mes de julio, y seis de ellas superaban el objetivo del 1 % de PIB fijado por el Estado para el conjunto de año: Navarra, Extremadura, Murcia, Castilla-La Mancha, Andalucía y Cataluña.

En su conjunto, las comunidades autónomas tuvieron un déficit a finales de julio de 10.475 millones de euros, un 0,98% del PIB, lo que supone una reducción de 1.437 millones respecto al mes anterior, según los datos de ejecución presupuestaria difundidos por el Ministerio de Hacienda. No obstante, la desviación de los siete primeros meses del año es un 0,22% mayor a la registrada en el mismo período de 2013.

Según los datos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), Navarra es la comunidad que presenta un déficit mayor, con un 2,59 % del PIB, seguida de Extremadura (1,93%), Murcia (1,42%), Castilla-La Mancha (1,40%), Andalucía (1,39%) y Cataluña (1,22%).

Aunque no lo superan, hay otras comunidades que, a finales de julio, se acercaban al objetivo del 1% del PIB, y son Madrid (0,95%), Valencia (0,94%) y Aragón (0,81%).

Por otro lado, los territorios que presentan un menor porcentaje de déficit son Baleares, con un 0,01%, Asturias, con un 0,27% y Canarias, que presenta un déficit del 0,30%.

En términos absolutos, la comunidad que presenta una mayor necesidad de financiación es Cataluña, con 2.434 millones de euros de déficit, por delante de Andalucía, con 2.004 millones y Madrid, que requiere 1.819 millones. Por el contrario, los territorios que requieren menor financiación son Baleares (4 millones de euros), Asturias (61 millones) y La Rioja (63 millones).

Aunque las autonomías han empeorado sus resultados respecto al año anterior, en comparación con junio de 2014 todas han reducido su déficit, salvo Navarra y País Vasco.

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3f023ed9/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C10A0C0A10Ceconomia0C14121563860I2713940Bhtml/story01.htm

Montoro se apunta al arte de lo posible

0

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, llevó ayer al Parlamento, por penúltima vez en la presente legislatura, los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo. En líneas generales, el proyecto de ley está, de nuevo, teñido de sobriedad, austeridad y control de gasto. De realismo, en una palabra. Eso sí, con algunas pinceladas de color –léase estímulos– como la consagración de la reforma fiscal o el incremento de la inversión.

Lo cierto es que el margen de maniobra del equipo de Montoro no es mucho. Los desequilibrios de la economía española distan bastante de estar corregidos definitivamente y cualquier empeoramiento de alguno de ellos puede desempolvar temores ahora olvidados. Además, la suma de los gastos de carácter social más los financieros dejan poco recorrido a las alegrías con el nivel de déficit que aún soporta España y con una deuda pública que superará el 100% del PIB en 2015. Dicho esto, la subida de las pensiones (0,25%) y la congelación del salario de los funcionarios son el mal menor para estos colectivos habida cuenta el comportamiento de la inflación.

En este escenario, la principal novedad viene de la mano de la fiscalidad.La reforma fiscal, con la rebaja del IRPF como bandera, va a poner, por ejemplo, en manos de las familias unos 3.400 millones durante 2015, de acuerdo con los cálculos que maneja el Ministerio de Hacienda. Es, en palabras de Montoro, la manera de empezar a compensar los esfuerzos realizados por los ciudadanos a lo largo de la crisis económica. Con ello, además, el Gobierno espera un tirón del consumo que ayude a que la economía alcance el 2% de crecimiento presupuestado para el año próximo, así como a la mejora del mercado laboral. Un aumento de la actividad y del PIB que están también detrás de la proyección del incremento de ingresos fiscales de 8.000 millones por el impuesto de sociedades y el IVA. El otro gran rasgo distintivo del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015 es el incremento de la inversión pública, algo inédito en los último cinco años. Un aumento, prudente, que irá prioritariamente destinado a infraestructuras ferroviarias.

La propuesta que Cristóbal Montoro ha llevado al Parlamento es, en suma, correcta. Destinada a asentar la incipiente recuperación de la economía. Pero nada más, debido a que, en esta coyuntura, no parecen los presupuestos nacionales las armas más eficaces para provocar un espectacular resurgir de la economía. Su correcta ejecución es condición necesaria pero no suficiente para ello. El despegue depende de la suma de otros factores. Y el más importante es que Europa levante el vuelo. Alemania no para de dar señales cuanto menos contradictorias. Francia se encuentra al borde de la recesión en términos oficiales. Y todos los focos están puestos sobre la efectividad de la gestión del Gobierno de Matteo Renzi. Con este panorama –y con la Comisión Europea en plena renovación y, por ende, en medio del inevitable parón ejecutivo– parece que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha sido el único en calibrar el riesgo abiertamente y en comenzar a tomar medidas para afrontarlo. Es evidente que la política monetaria tiene un poder decisivo en los mercados. De hecho, Draghi ha tenido ocasión de demostrarlo, a veces simplemente con una advertencia.

No obstante, el presidente del BCE ya ha advertido reiteradamente que sus decisiones deben ir acompañadas de medidas que partan tanto de los Estados como de la Comisión Europea. Es evidente que estas deben ir dirigidas a un doble ámbito. Por una parte, a las reformas estructurales, que se han abordado de manera claramente divergente. Países como España las han acometido con un alto grado de implicación, en tanto que a otros, como Francia o Italia, aún les queda mucho camino por recorrer. El segundo ámbito es la introducción de medidas de estímulo de la demanda, campo en el que Alemania ha de jugar un papel relevante. Solo una buena combinación de este conjunto de medidas puede dar el fuelle definitivo a la recuperación de la economía europea y, por extensión, a la española. Emprender otro camino puede volver a colocar a ambas en serios problemas.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3eff9069/sc/24/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C141210A25880I9572240Bhtml/story01.htm

Siempre hay un Presupuesto mejor

0

El de 2015 podría ser el Presupuesto público más aburrido de lo que va de siglo, que no significa que no cumpla la labor para la que ha sido diseñado, que la cumple, y que no es otra que dar consistencia a la recuperación de una economía anclada en la demanda privada y que suelte progresivamente amarras de la dependencia pública. Pero es aburrido, y lo tedioso no seduce. Como una máquina de trasegar embutidos, los funcionarios de Hacienda, siguiendo las indicaciones de sus jefes, han hecho casi un ejercicio de prórroga de las cuentas públicas.

Fiel a una política económica liberal que quita peso al sector público, celoso de la austeridad para que el déficit fiscal no contamine la financiación de la economía, el Gobierno sigue sentado encima de la caja de caudales y no admite bromas con los sueldos de los funcionarios (el sector privado lleva también cuatro años con los sueldos congelados o reducidos) ni con las pensiones. Hasta considera malicioso considerar que para soltar la gallina ya están las cuentas del quinto presupuesto, ese que por gracia del presidente Zapatero podrá hacer Rajoy dentro de un año para convertirlo en un placebo electoral: “Nosotros creemos en esta política; para gastar ya están otros; austeridad es que el gasto baje o crezca menos que el PIB nominal; yo no haré un Presupuesto para ganar unas elecciones: lo hago para ganar la recuperación. ¿O alguien sigue creyéndose que en 2004 perdimos las elecciones porque el gasto solo crecía un 2%?”. (Cristóbal Montoro, ayer en el Congreso, en la presentación de las cuentas). Eso lo veremos en un año; veremos el vértigo que da a quienes sabiendo que gobernar es gastar, quieran resistir la tentación del perfume electoral. Es factor común de los políticos intentar ganar las siguientes elecciones.

Pero volvamos a los números de este año próximo, que para la economía son tediosamente neutrales; unos gastos y unos ingresos que no producen interferencia alguna en la economía, que ni dan ni quitan, que es la condición natural a la que tenían que plegarse siempre los Presupuestos. Mejor que nadie espere nada de ellos, que todos se vean intervenidos por ellos, como parcialmente ocurría cuando para sujetar al Estado se estresaron los impuestos y se contrajeron casi todos los gastos.

Es de agradecer que lo proyectado contribuya a mejorar la financiación de la economía, proporcionando certezas sobre la evolución decreciente del desequilibrio fiscal, y liberando recursos para que la inversión privada eche raíz cuando se recompongan plenamente las expectativas. Pero tanto las cuentas como el entorno, en su afán de no romper nada y subir otro peldaño en la “incipiente” recuperación, se tornan de neutrales en pasivas. No explotan la verdadera capacidad que tienen para movilizar la economía. No será desde aquí desde donde se reclame más activismo del gasto público porque sí (todo lo contrario), pero sí otro gasto público.

El entorno europeo es de austeridad y molicie, y salvo providencia improbable, este año su escasa aportación al crecimiento de España y la agitación, ligerísima, de la demanda interna, nos devolverán a la cruda realidad del déficit por cuenta corriente, convirtiendo el superávit de 2013 en una anécdota. Por tanto, la incipientísima mejora del endeudamiento externo de España se habrá frenado, cuando la economía del país precisa de un alivio continuado de este desequilibrio para reducir la vulnerabilidad ante cualquier tipo de shock interno (hay riesgos) o externo (hay todavía más riesgos).

Solo el Tesoro tiene que pedir al mercado en 2015 un total de 242.76 millones de euros para echarle de comer a la bestia de la deuda en circulación y cubrir el nuevo déficit; nada menos que un 23% del PIB. Si a ello añadimos las necesidades de refinanciación de la deuda externa privada (banca y empresas), España necesita cada año que alguien le preste (o le vuelva a prestar por renovación de la línea) unos 600.000 millones de euros. Por mucho que la deuda esté emitida en euros y por muy socios nuestros que sean acreedores, como se ha visto en el pasado reciente, tenemos un problema.

Para evitarlo no se puede jugar con las cuentas públicas, (en eso es cuidadoso el Gobierno), y se debe exprimir cuanto se pueda el crecimiento para limar los desequilibrios financieros. Por esto mismo, el crecimiento estimado, impensable hace unos cuantos trimestres, es acomodaticio, y tal condición albergan los esperables para años venideros, porque la recomposición de las finanzas particulares y la mejora del estado de ánimo son demasiado lentas. Si no pasase nada, España precisaría desempeños de la actividad como el actual (dando por hecho que crece ya al 2% anual), con aceptables superávits por cuenta corriente, de bastante más de una década para llevar las variables financieras (endeudamiento externo y posición internacional de inversión) a valores respirables.

Y si el Gobierno ha hecho esfuerzos reformistas impensables hace unos años para desatar los nudos que maniatan los costes, los precios y la contratación y ha saneado el sistema financiero, y se ha logrado voltear la balanza por cuenta corriente sin devaluación, tiene que hacer más. Y más allá de la política económica y normativa, la más importante por supuesto, debe explorar vías adicionales de las cuentas públicas para que sean un motor del crecimiento, y no solo de la estabilidad.

Repito: no será desde aquí desde donde se reclame más gasto porque sí (si acaso lo contrario), pero sí otro gasto. Siempre hay un Presupuesto mejor. Siempre se puede poner el esfuerzo en partidas con efecto multiplicador para la economía, como la inversión productiva y las apuestas firmes por la investigación y desarrollo y la educación, aunque haya que obtenerlas mermando las vacas sagradas del Presupuesto y construir un corpus manufacturero aceptable. Intocables las pensiones, ¿por qué se da por bueno que ya se ha hecho todo lo posible con el funcionamiento de la Administración pública (estatal, regional y local) y su coste, con el aparato empresarial del Estado, con la servidumbre del rosario pesado de los gastos fiscales? Siempre hay un Presupuesto mejor.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3eff906a/sc/24/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C141210A520A0A0I9191820Bhtml/story01.htm

Funcionarios: congelación salarial y reposición de hasta el 50%

0

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef859ba/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A7110A20I4165970Bhtml/story01.htm

La devolución del 25% de la extra de 2012 a los funcionarios supondrá un gasto de 230 millones

0

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef88373/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A718440I60A63330Bhtml/story01.htm

Las familias ahorrarán 3.400 millones en IRPF con la reforma fiscal

0

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef88378/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A718350I3594780Bhtml/story01.htm

8.000 millones de recaudación más entre Sociedades e IVA

0

Pese al crecimiento del PIB para el próximo año del 2%, Hacienda ha fiado al impuesto de Sociedades la más abultada mejora recaudatoria respecto a 2014. En concreto, Hacienda prevé que las empresas paguen un 20% más de impuestos que este ejercicio, hasta los 23.577. millones de euros. Este año los ingresos han caído un 1,8%, hasta 19.599 según el avance de liquidación.

De acuerdo con el presupuesto presentado, esta mejora obedece por un lado al aumento de las bases imponibles, es decir, al crecimiento de los beneficios obtenidos por las empresas: los ingresos brutos aumentarán el 8%, según la memoria presentada hoy. Hacienda sustenta esta previsión en la mejora de los pagos fraccionados del impuesto, que efectúan las grandes empresas y grupos consolidados.

La mayor parte del crecimiento vendrá de las menores devoluciones por parte del Estado a las empresas, es decir, las declaraciones con resultado negativo de años anteriores. Las empresas tienen hasta el 25 de julio para enviar sus declaraciones de Sociedades del ejercicio anterior , y la Agencia Tributaria tiene seis meses para efectuarlas. En 2014 se han pagado devoluciones prestentadas en 2013 y correspondientes a 2012. Eso ha provocado la caída del 1,8% en la recaudación por sociedades que prevé Hacienda para este año.

En cuanto al Impuesto sobre el Valor Añadido, Montoro espera también una mejora de unos 4.000 millones, hasta los 60.260. El aumento es del 7,2% sobre la liquidación esperada para 2014. En las previsiones macro, el Ejecutivo espera un aumento del 2,7% en el gasto de los hogares, algo más que este año. Pero el Gobierno espera, también, un aumento en el IVA que se ingresa por compra de vivenda, partida que ha caído más del 85% sobre los máximos. Este 2014 los ingresos por IVA aumentarán un 8,3%, con un aumento del gasto algo menor que el previsto para 2015.

En los impuestos especiales el Gobierno prevé aumentar 837 millones la recaudación, hasta 19.894 millones sobre los 19.055 millones previstos para este año. El aumento se debe, en gran medida, al efecto de la devolución del céntimo sanitario este ejercicio: si se excluye el efecto, el aumento de ingresos queda en el 1,8%.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef8885a/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A734190I0A7880A30Bhtml/story01.htm

Consulta la lista de los beneficios fiscales que se aplicarán en 2015

0

Los presupuestos incluyen nuevas ventajas fiscales para emprendedores, la deducción en investigación. En total más, se calculan casi 41.000 millones de beneficios fiscales, unos 2.400 más que en 2014.

El Gobierno destaca que los incentivos fiscales dirigidos a los emprendedores, en especial el gravamen reducido en el Impuesto sobre Sociedades para entidades de nueva creación. Este se aplica durante dos periodos impositivos consecutivos desde el momento en que se obtengan beneficios.

También se mejora la deducción por actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica, consistente en el establecimiento de un régimen opcional que permite el abono de las deducciones inaplicadas por insuficiencia de cuota, con un descuento del 20%. Esto se notará producirá por primera vez en las liquidaciones anuales del Impuesto sobre Sociedades que se presenten en 2015, correspondientes al devengo del ejercicio 2014.

El importe estimado de los beneficios fiscales para 2015 asciende a un total de 40.719 millones de euros, produciéndose un aumento absoluto de 2.359 millones de euros.

A continuación, se explican los beneficios calculados para cada uno de los principales impuestos:

IRPF

El volumen de beneficios fiscales para el año 2015 se cifra para el IRPF en 15.217 millones de euros. Respecto al año anterior experimenta una disminución absoluta de 297 millones, principalmente por dos factores. Primero, por la supresión de la deducción por inversión en vivienda habitual, pues desde 1 de enero de 2013 este incentivo fiscal se mantiene solo para contribuyentes que hubieran adquirido la vivienda con anterioridad a esa fecha. Y segundo, porque el Gobierno calcula que el importe de los beneficios fiscales de la reducción por aportaciones a sistemas de previsión social (principalmente, fondos de pensiones).

Impuesto sobre Sociedades

 Los beneficios en el Impuesto de Sociedades se calculan en casi 4.000 millones de euros, 640 millones más que en 2014. El Ejecutivo explica este aumento, entre otros factores, por la mejora prevista en los beneficios obtenidos por las sociedades no financieras, lo que conllevará un aumento de las bases imponibles. “Como consecuencia, crecen algunos de los beneficios fiscales de este impuesto y, en particular, los derivados de todos los tipos reducidos de gravamen”, agrega.

También se refleja el apartado de la reducción del tipo de gravamen para entidades de nueva creación se aplica por segundo año consecutivo, de manera que la podrán aplicar todas aquellas que iniciaron su actividad económica en 2013 o 2014 y obtengan un resultado contable positivo. Así, el importe de los beneficios fiscales que origina este incentivo prácticamente se duplica, pasando de 176 millones de euros en 2014 a 340.

El importe de los beneficios fiscales asociados a la investigación en desarrollo pasa de 243 millones de euros en 2014 a 640 en 2015.

IVA

La aportación de los incentivos en el IVA se cifra en 18.384 millones de euros. En comparación con los resultados de 2014, dicha cantidad supone un aumento absoluto de 1.755,60 millones. Este incremento se explica fundamentalmente por el efecto expansivo

que ocasiona una leve bajada en el tipo medio ponderado del IVA que se estima para 2015 respecto al de este año en la medida que el mayor consumo previsto para 2015 se centrará en una buena parte en bienes y servicios no sujetos a tipo general.

Impuestos Especiales

Los beneficios fiscales en los Impuestos Especiales se estiman para 2015 en 885,93 millones de euros, cantidad que supone un aumento absoluto de 59,43 millones respecto a 2014. Esa moderada expansión se explica fundamentalmente por el aumento del consumo de los gasóleos destinados a su uso en determinados motores (entre ellos, el gasóleo agrícola) que tributan a tipo reducido en el Impuesto sobre Hidrocarburos.

 Otros tributos

En los restantes tributos, destacan los beneficios fiscales en el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR), por 1.598 millones, y en el Impuesto sobre las Primas de Seguros (IPS), por 574 millones.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef89c46/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A7410A20I7439760Bhtml/story01.htm

Hay que vivir con la tensión constante de añadir valor

0

María José Aranguren (Urrestilla, 1969) asumió en junio pasado la dirección general de Orkestra, una entidad que nació para impulsar desde la investigación la competitividad en el tejido empresarial vasco.

Con el actual escenario de crisis económica, desde esta institución identifican las oportunidades de negocio para la economía vasca, así como los déficits que lastran su crecimiento.

Pregunta. La Unión Europea vuelve a apostar por la industria como eje de desarrollo. ¿Cómo se aplica esta estrategia en Euskadi?
Respuesta. Cada región europea tendrá que desarrollar su propia estrategia, en base a sus peculiaridades. Antes de la crisis se vivió la moda de los negocios de biotecnología y de nanotecnología. Se quisieron impulsar en toda Europa, sin tener en cuenta que cada zona tiene su propia historia empresarial y conocimientos diferentes.

P. ¿Cuál es el guion a seguir?
R. Con acciones orientadas por dos ejes. El primero, priorizar. No vale todo para cualquier región, como hemos aprendido con las biociencias. De ahí se va a una especialización, siempre elegida por los elementos del entorno, como la cualificación de nuestros profesionales y las características del tejido empresarial.

En la definición de las prioridades deben participar todos. La propia sociedad, el Gobierno, las universidades, las empresas, todos”

Las capacidades tecnológicas son otra de las claves que orientan la identificación de la actividad que aporta valor añadido a la región en cuestión. En la definición de las prioridades deben participar todos, desde el Gobierno hasta las universidades, pasando por los centros tecnológicos, las compañías y la propia sociedad. Es fácil decirlo, pero más difícil hacerlo, porque puede dejar en segundo lugar actividades que han sido trascendentales para el desarrollo económico en etapas anteriores.

Hay que entender que no es una estrategia del Gobierno de turno, sino del territorio, por su propia evolución futura. Aquí es cuando hay que encajar las dificultades que se producen en la sociedad cuando llegan los cambios. Hablo de la complejidad de las relaciones entre los diferentes agentes sociales, de los juegos de poder y de los diferentes intereses en liza.

P. Fagor Electrodomésticos es un ejemplo de no adaptación a la competencia de los países emergentes.
R. Una compañía que solo tiene una producción estándar está limitada a competir por precio. Tiene un recorrido muy corto, y eso si cuida sus costes internos. Los emergentes ya tendrán más adelante costes laborales más altos, pero ahora no. Y como aquí no podemos bajar los salarios, si queremos mantener nuestros niveles de bienestar social, tenemos que ir a la producción de valor añadido, con capacidades distintas a las de nuestros rivales. Con gente preparada y con base tecnológica. Hay que investigar, que es el eje crítico de la innovación, y aplicarse en la renovación constante de tu producto. Vivir con la tensión constante de ¿qué puedo añadir a mi diferencial?

P. Este curso hay 3.000 alumnos más en Formación Profesional (FP). ¿Es la tendencia?
R. Es un dato muy positivo para una economía tan industrial como la vasca, que necesita los dos apoyos, tanto desde la FP como desde la universidad. Y la Formación Profesional ha mejorado mucho con los convenios para que los estudiantes vayan a las empresas a trabajar y a conocer de primera mano sus necesidades. No hay discusión posible sobre qué porcentaje le corresponde a la universidad o a la FP, lo que hay que procurar es un mix adecuado, una combinación que genere profesionales de nivel.

P. ¿Qué nivel tienen los estudiantes vascos?
R. En formación terciaria y universitaria es alto, igual que en FP. Queda la asignatura pendiente de los jóvenes que no van más allá de la enseñanza obligatoria o que caen en el fracaso escolar. [En Euskadi, esa tasa es del 8%, frente al 11,9% de la UE y el 23,5% de España].

“Aplicar las biociencias en las fábricas”

María José Aranguren, directora general de Orkestra. / Íñigo Azkona

P. ¿Cómo se transforma la economía vasca?
R. Con la manufactura avanzada. Desde nuestro conocimiento industrial, hay que buscar qué ámbitos pueden generar nuevas actividades. Otro eje de cambio es el de la energía, donde contamos con grupos tractores, arropados por una red de centros tecnológicos y de empresas con desarrollos avanzados.

La tercera clave es la búsqueda de conexiones en el sector de biociencias. Las empresas de micro, nano y bio deben converger para lograr entre todas avances en la salud. Otro paso será la aplicación en las fábricas de herramientas propias de las biociencias. Supondría una nueva generación de equipos avanzados.

P. ¿Hay problemas con la exportación?
R. Muchas empresas, después de un tiempo, no mantienen su capacidad de exportación, quizá porque han vivido una reactivación del mercado doméstico y dejan los proyectos de internacionalización. En 2012 fueron el 35,8% del total y el 44,8% en 2013, según un informe de Orkestra. Quizá sería bueno un acompañamiento institucional para mantener vivas esas actividades en el exterior.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef89c48/sc/31/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C260Ceconomia0C141175630A60I77980A90Bhtml/story01.htm

Go to Top