El euríbor cierra enero en el 0,298%, nuevo mínimo histórico

0

El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas ha cerrado el mes de enero en el 0,298%, 0,264 puntos menos que hace un año, lo que abaratará las hipotecas a las que les toque revisión en unos 177,7 euros al año.

El índice comenzó enero en el 0,323% en tasa diaria, una cifra que se ha ido reduciendo conforme ha avanzado el mes, hasta el 0,270% que ha marcado el 30 de enero, con lo que el dato mensual se sitúa en el 0,298%.

De esta forma, una hipoteca tipo de 120.000 euros con un plazo de amortización de 25 años obtendría una rebaja de 14,8 euros mensuales, esto es unos 177,7 euros al año.

El analista de XTB Gustavo Martínez ha explicado a Europa Press que las políticas adoptadas por el Banco Central Europeo con tipos de interés cercanos al 0% están haciendo que el índice “siga siendo bajista y que se consolide en objetivos cercanos al 0,20%”.

“La media del mes anterior se estableció en 0,33% y en enero del 2015 ya tenemos un descenso de 3 centésimas al situarse el promedio en 0,30% debido también a la famosa QE o inyección de capital de 60.000 millones de euros mensuales, lo que propicia una mayor confianza en la fluidez del crédito”, ha señalado. AUMENTO DE LA OFERTA HIPOTECARIA

El experto recuerda que las medidas adoptadas por el organismo que dirige Mario Draghi conllevan una mayor fluidez del crédito, lo que permitirá a los bancos aumentar su oferta hipotecaria. Esto acarreará un descenso de los márgenes sobre el Euríbor y un abaratamiento de las nuevas contrataciones hipotecarias.

“Gracias a esta coyuntura de tipos en mínimos sumados a inyecciones masivas de liquidez podemos decir que estamos ante el mejor momento de las últimas décadas para solicitar una hipoteca”, ha destacado.

De hecho, las entidades bancarias han entrado en una guerra de diferenciales con la intención de captar nuevos clientes, ya que auguran que el mercado hipotecario será muy competitivo a lo largo del ejercicio.

Un informe del comparador Bankimia destaca que el diferencial medio hipotecario en enero de 2015 se ha reducido 0,7 puntos en un año y se ha situado en el 2,072%, que contrasta con el diferencial de enero de 2014, que era del 2,788%.

Mientras, otro estudio del comparador Kelisto.es destaca que en la actualidad una hipoteca media pagaría 5.932,3 euros de cuota anual, frente a los 6.393,86 que se abonaban hace un año. Es decir, las constantes rebajas en el diferencial de las hipotecas y la caída del Euríbor han posibilitado un ahorro medio de 461,57 euros de media a cada consumidor.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42dfab6e/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Cmercados0C14226278110I0A60A1230Bhtml/story01.htm

Caixabank gana un 26% más con menos dotaciones y más fondos

0

El foco ha pasado de la solvencia y la calidad de los activos, en los que también seguimos centrados, a conseguir una rentabilidad sostenible”, avanzaba el viernes el presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, en la presentación de resultados anuales del grupo. Este cerró 2014 con un beneficio de 620 millones de euros, que supone un incremento del 23,2% frente a las cuentas originales de 2013, reformuladas ahora para asumir un impacto neto de 186 millones de euros de la derrama extraordinaria del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que elevaría el avance de un año a otro hasta el 96,3%. Unos resultados positivos que CaixaBank achaca a la progresiva recuperación de la economía, la mayor confianza de los consumidores y la mejora del negocio, pero que se saldan con una discreta tasa de rentabilidad (Rote o retorno sobre capital tangible) del 3,4%, que sus responsables esperan elevar con el nuevo plan de negocio que presentarán el 3 de marzo en Londres.

 De momento, lo que más aire da a las cuentas es la progresiva relajación del volumen de dotaciones por deterioro de activos, que se rebaja un 40,5% hasta los 2.579 millones. Del lado comercial, y en un entorno de tipos bajos que se espera prolongado en que los depósitos han perdido atractivo, la entidad se ha centrado –“con mucho dolor por la gente mayor a la que sin riesgo el dinero no le renta” adujo Fainé– en la comercialización de productos fuera de balance como fondos de inversión (suben un 34,1%) y planes de pensiones (un 18,7% más) o seguros (un 4,7% al alza), mientras el ahorro a plazo cede un 10,5% y solo los depósitos a la vista suman un 16,3% más. De hecho, la entidad superó este viernes a Banco Santander, tras elevarse por encima de BBVA hace unos meses, y se convirtió en la primera gestora de fondos de España. El mix le permitió lograr en 2014 un alza de comisiones del 3,7% pese a la caída del 4,4% en las del negocio bancario por los límites impuestos sobre las tarjetas.

La gran asignatura pendiente, no obstante, sigue siendo el crédito cuyo saldo anual cae un 4,8%. Fainé defendió, no obstante, que la media del sector cedió un 6,3% y confió en que las condiciones sigan flexibilizandose gracias a la política expansiva y la supervisión única del Banco Central Europeo. Excluyendo las carteras de promotor, el saldo de crédito “sano” cede solo un 1,7% y el consejero delegado del grupo, Gonzalo Gortázar, no descartó que esta partida acabe en equilibrio o incluso al alza al cierre de 2015. “En ese contexto, el sector español inaugura una nueva etapa que se refleja en el crecimiento del crédito”, prosiguió Fainé, detallando que la concesión de nuevos préstamos de CaixaBank ha crecido un 26% en el último año, con subidas del 30% en hipotecas o del 19% en el consumo y, ante todo, del 48% en el crédito a empresas. En este segmento ha sido especialmente relevante su apuesta por la captación de pymes, en el que centenares de trabajadores han salido a la calle armados con dispositivos electrónicos logrando captar 257.000 nuevos clientes (un 61% más que en 2013). Ambas tendencias derivan en una reducción del ratio créditos sobre depósitos del 109,9% al 104%, detallan desde el banco avanzando que no esperan reducirlo mucho más pues están cómodos en la horquilla que va del 100% al 110%. Entre tanto, la entidad trabaja ya con el 27% de los clientes de banca, tiene el 15% de cuota en créditos y depósitos y ha captado 600.000 nuevas nóminas.

Sobre la losa inmobiliaria que aún pesa en su balance, Fainé apuntó que ha llegado el momento de la estabilización de los precios del ladrillo, con revalorizaciones en estas zonas, y que la entidad comercializó 23.400 inmuebles propios en 2014, entre ventas, que le reportaron 1.380 millones (un 28% más) y alquileres, por 1.132 millones (un 15% más), y aún por encima contando los inmuebles de promotores que financian.

Fainé apostó porque las cuatro citas electorales del año no paralizarán un país en auge –“confío en los políticos”, dijo– y reivindicó que CaixaBank ha contribuido con 3.530 millones en la reestructuraciónd e la banca, principalmente en aportaciones al FGD o Sareb y la compra de entidades. Sobre la posibilidad de reclamar los 100 millones invertidos por el grupo en la salida a Bolsa de Bankia, que según el informe pericial no ofreció una información “fiel a la realidad”, Fainé se distanció del presidente de Sabadell, que un día antes defendió que los inversores institucionales no tienen espacio para reclamar, y declaró que el asunto está judicializado y que CaixaBank esperará para dar su opinión.

Elevará un 7% su cartera crediticia con Barclays

La adquisición de Barclays por 800 millones, que computará este trimestre, aportará 550.000 clientes más a CaixaBank –un tercio de ellos de banca privada– y elevará un 7% su saldo de crédito. Asumiendo un ajuste para evitar que haya “dos servicios centrales”, Fainé dijo ser un “amante de la red porque estás cerca de las personas”, por lo que, sin renunciar a los nuevos canales, no parece dispuesto a cerrar gran número de oficinas. Absorber Barclays reducirá en 70 puntos básicos el ratio de capital del 12,3% (en términos de los requerimientos fijados para 2019) con que CaixaBAnk cerró 2014. Un grado de solvencia que le evita las limitaciones impuestas por el BCE al pago de dividendo pero que no alterará su “lógica política de prudencia” habitual.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42dbd1de/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Cmercados0C142259970A70I60A93160Bhtml/story01.htm

El Ibex sube un 1,2% en enero pero acusa la crisis griega

0

Si este enero en los mercados fuera una película sería de esas en las que dos personajes, el principal y su antagonista, llevan todo el peso de la trama. BCE y Syriza. Mario Draghi y Alexis Tsipras. Esta ha sido la dualidad que ha marcado el paso de las Bolsas en las cuatro últimas semanas en las que el Ibex 35 consigue una revalorización del 1,2% hasta los 10.403,3 puntos básicos. Pero hay muchas dudas y la situación en Grecia preocupa.Cada vez más.

Los inversores han reaccionado con contundencia ante la falta de sintonía que han Yanis Varoufakis, nuevo ministro de Finanzas de Grecia, y Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, que se han reunido en Atenas.Varoufakis ha anunciado que el país no pedirá una prórroga del rescate europeo, lo que ha dado la vuelta a la Bolsa helena, que hasta entonces subía ligeramente.El Ase cerró con un descenso del 1,59% la sesión y sus bancos, que también cotizaban con alzas al inicio de la jornada, han vuelto a los números rojos en una semana nefasta para ellos.

En respuesta a esas palabras de Varufakis, el interés del bono griego a tres años se ha disparado hasta el 19%. Hace una semana, ofrecía una rentabilidad del 10%. Mientras, la deuda a una década ha pasado del 8,4% al 11%. El resto de países de la periferia europea se han visto perjudicados por la situación en Grecia, aunque el contagio está muy lejos del grado de histerismo de los peores momentos de la crisis de la zona euro. Así, el bono español a diez años cierra enero en el 1,43%, claramemente por debajo del nivel en el que comenzó el año (1,61%), pero también por encima del mínimo histórico que le regaló el anuncio del plan de estímulos del BCE (1,37%). La prima de riesgo española se sitúa en los 118 puntos básicos, porque el bund cae a mínimos históricos al servir como valor refugio.

Alzas bursátiles con la banca tocada

El plan de compra de deuda del BCE por 60.000 millones de euros al mes ha sido el gran estímulo para el selectivo español este enero, en el que llegó a acumular una racha de ocho sesiones al alza por primera vez desde 2013. Pero después el sector bancario ha lastrado al índice por el desplome de las entidades financieras helenas ante la victoria electoral de Syriza, que defiende una reestructuración de su deuda y desecha negociar con la troika.

De hecho, muchos de los peores valores de enero en la Bolsa española son bancos.Santander, que se ve afectado por la macroampliación de capital que anunció a principios de mes, se deja un 14,7%; CaixaBank, un 10,3% y Popular, un 9,5%. Estas dos últimas entidades han presentado hoy resultados y ambas caen en la sesión (un 4,19% y un 0,98%, respectivamente). En el otro lado de la balanza se sitúan Abengoa, que se dispara un 38%; IAG, al que la caída del crudo le permite avanzar un 20,8%, y Gamesa, que sube un 16%. En la última sesión del mes el índice cae un 0,99% y en la semana se deja un 1,6%.

El Ase griego cae un 12% en el mes, acelerando sus pérdidas durante la primera semana de Syiza en el poder (–14%). Los primeros pasos del nuevo Gobierno heleno inquietan a los inversores. En un primer momento, la reacción al vuelco electoral fue más calmada porque se descontaba un acuerdo entre el país y la troika. Aunque esa tesis sigue siendo la más extendida, ahora preocupan las largas negociaciones entre ambas partes.

Asoka Wöhrmann, director de inversiones de Deutsche Asset Wealth Management, confía en que finalmente se alcance un acuerdo porque “el nuevoGobierno heleno se dará cuenta de la ausencia de alternativas en la actual situación y la troika seguirá exigiendo reformas mientras que ofrecen apoyo financiero para aliviar el impacto social”.

La mayoría del mercado descarta la salida de Grecia del euro, pero los primeros pasos del nuevo ejecutivo heleno demuestran que el acuerdo será complicado.

En el mercado de divisas, el decidido paso adelante de Mario Draghi ha llevado al euro hasta los 1,128 dólares, aunque llegó a caer a los 1,11, mínimo desde 2003. Hoy el euro se resiente por las declaraciones del Ministro de Finanzas heleno. El plan del BCE también ha obligado a otros bancos centrales a mover ficha este mes. El Banco Nacional de Suiza eliminó su objetivo de mantener al franco en 1,2 unidades por euro, ya que debería aumentar exponencialmente sus compras de euros para que su divisa no se apreciara en exceso frente al euro (ahora está en 0,98 unidades), mientras que el Banco de Dinamarca ha bajado los tipos de interés de depósitos tres veces hasta el –0,5% para hacer menos atractivo invertir en coronas (puesto que él también mantiene a su divisa ligada al euro).

Enero también ha estado caracterizado por el inicio de la temporada de resultados del último trimestre que, por lo general, ha decepcionado en Estados Unidos por la fortaleza del dólar que ha pesado negativamente en las cuentas de sus mayores compañías multinacionales. Su Bolsa cierra el mes en negativo (-3,7% el Dow Jones y -3,1%, el SP 500), frente a las alzas generalizadas al otro lado del Atlántico. Tampoco ha agradado el crecimiento de la economía estadounidense en el último trimestre publicado hoy, ya que subió un 2,6% frente al 3% previsto. El Dow Jones y el SP caen un 0,7% y el Nasdq tecnológico, un 0,3%

El petróleo, por su parte, prosigue con su senda a la baja.El Brent cotiza en los 49 dólares, cerca de mínimos desde 2009.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42dbd52e/sc/11/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Cmercados0C142260A0A4880I7869960Bhtml/story01.htm

El alza de las importaciones eleva el déficit corriente a 3.600 millones

0

En 2013, la balanza por cuenta corriente, que mide los intercambios de bienes, servicios y rentas con el resto del mundo, cerró con un saldo positivo de 7.130 millones de euros, el primero desde 1990. Un hecho que el Ejecutivo valoró de forma positiva y quedó justificado por el desplome de las importaciones (en marzo de ese ejercicio España vendió más de lo que compró al exterior, algo inédito) y el tirón del turismo, que cerró ese ejercicio con un nuevo máximo histórico de 60,6 millones de visitantes.

En 2014, la situación fue diferente. Si bien el turismo volvió a crecer con fuerza y cerró con 64,9 millones de visitantes, el saldo comercial, el elemento que más peso tiene dentro de la balanza de pagos, sufrió una fuerte corrección. En 2013, el déficit comercial, que mide la diferencia entre exportaciones e importaciones, rozó los 16.000 millones, lo que supuso una caída del 48,1%, gracias al derrumbe de las importaciones. Un año más tarde, el déficit comercial se situó en 23.000 millones en el acumulado entre enero y noviembre. Todo apunta a que podría cerrar ese año en torno a los 22.500 millones, teniendo en cuenta que la recuperación de las exportaciones provocó que el déficit comercial cayera en noviembre, algo que seguramente también habrá hecho en diciembre.

El otro elemento de la balanza corriente que también sufrió una corrección en los once primeros meses de 2014 fue el de la renta primaria y el de la renta secundaria. La metodología que utiliza el Banco de España identifica a la primera con las rentas del trabajo y las rentas de inversión, mientras que la segunda la apareja a las transferencias corrientes.

La moderación salarial, que en muchos casos ha supuesto recorte de sueldos y la caída de los tipos de interés ha provocado que los pagos por renta primaria y secundaria entre enero y noviembre de 2014 hayan caído 100 millones de euros con respecto al mismo período de 2013, mientras que los ingresos disminuyeron en casi 6.000 millones.

De este modo, las previsiones de los analistas apuntan a que el déficit de la cuenta corriente podría cerrar el año en el entorno de los 2.000 millones, toda vez que el saldo entre los ingresos y los pagos fue positivo en noviembre.

Solo en ese mes, la balanza por cuenta corriente arrojó un superávit de 1.700 millones de euros, frente a los 1.100 millones de euros contabilizados en el mismo periodo de 2013, debido a la mejora del saldo de rentas primaria y secundaria.

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/42e036ab/sc/24/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Ceconomia0C142263380A60I0A260A790Bhtml/story01.htm

Amenaza de huelga en las oficinas de empleo

0

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) –conocido popularmente con su antiguo nombre de Inem– tiene unos 9.500 trabajadores en toda España. Su trabajo consiste en atender las solicitudes de prestaciones y subsidios por desempleo, reconocer o rechazar estas ayudas y abonarlas.

De toda esta plantilla, de cara al público trabajan unos 6.500 empleados en 711 oficinas. Si se tiene en cuenta que al año se realizan unos 25 millones de atenciones ciudadanas presenciales sobre ayudas económicas a los desempleados, cada uno de estos trabajadores realiza más de 5.300 atenciones anuales. Y gestionan 11 millones de solicitudes de prestaciones y subsidios por desempleo

Esto equivaldría a que cada empleado público debe responder a unas 22 solicitudes presenciales y 7 tramitaciones de ayudas al día. Y para cada una de ellas no pueden destinar más de 10 o 15 minutos de media a atender a cada parado.

Ante esta situación, todos los sindicatos que representan a estos 9.500 trabajadores (CC OO, CSI-F, UGT, USO y ELA) se han plantado y enviado una carta a la Ministra de Empleo, Fátima Bañez, exigiendo un aumento de la plantilla y una mejora de los medios técnicos y formación de sus efectivos. En previsión de que estas peticiones no se atiendan por parte del Ejecutivo, preparan ya un calendario de movilizaciones.

Las protestas comenzarán con una primera fase informativa en febrero a la que seguirá otra en marzo “don de los paros y la huelga tomarán el protagonismo si el Gobierno no ofrece una solución”, advertían ayer fuentes sindicales del SEPE.

Según denuncian los representantes de estos empleados públicos, “el nivel de estrés en muchos casos es insoportable ante la desmedida responsabilidad de gestionar una prestación económica de carácter fundamental –de 12.000 euros de media– en unos márgenes de tiempo ridículos”.

Es más, el hartazgo de estos empleados no está provocado solo por la escasez de las plantillas –que se han recortado en 670 efectivos desde 2009, sino por la carencia de características técnicas que deberían tener.

De hecho, los sindicatos aseguran que para funciones estrictamente técnicas, reservadas a cuerpos y escalas de funcionarios específicamente cualificados, “están siendo asumidas por, imposición del Ministerio de Empleo, por personal auxiliar y administrativo” sin la formación necesaria. Solo el 11% de los 6.232 puestos de toda la red de oficinas está cualificada para estas funciones.

El resto de las quejas apuntan a la excesiva precariedad o los bajos salarios en comparación con otros departamentos de la Administración. Así, los representantes sindicales aseguran que el 25% del personal del SEPE es eventual, lo que sitúa a este organismo con la tasa de temporalidad más elevada de la Administración General.

Igualmente, sus retribuciones son un 23% inferiores a las de otras áreas del propio ministerio de Empleo que realizan tareas similares, según sus denuncias. “El resultado de todo esto es una fuga permanente de personal”, añaden.

A todo esto le suman la gestión de la nueva ayuda, de reciente creación, para los parados de larga duración con cargas familiares que hayan agotado todas las ayudas. “Esta nueva prestación nos ha desbordado todavía más y está provocando retrasos en la gestión y reconocimiento de las ayudas, así como en la atención, sobre todo en el servicio de cita previa”, se quejan fuentes sindicales.

En concreto, se había llegado a dar dicha cita –única vía para acceder a la tramitación de las prestaciones– en un periodo de uno o dos días y ahora estamos citando para dentro de más de una semana, aseguran estas mismas fuentes.

Dos días de reconocimiento

Sin embargo, desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social se niega que la nueva prestación haya generado “ningún colapso, ni ningún retraso” en la gestión de las ayudas a los desempleados.

Es más, indican que el plazo de reconocimiento de las prestaciones está por debajo de los dos días y que incluso con más parados de los que hay ahora este plazo “bajaba mes a mes”. No obstante, fuentes de Empleo aseguran que Báñez atenderá a la carta enviada por las centrales sindicales y le dará respuesta.

De momento, la atención de la ministra se centra ahora en negociar la nueva cartera de servicios mínimos que deberán atender todos los servicios públicos regionales de empleo. Estos servicios deberán cubrir cuatro áreas: atención personalizada al parado; asesoramiento a empresas y colocación; formación y cualificación; y consejos para el autoempleo.

Y serán los empleados públicos de las comunidades autónomas, que comparten oficinas con los empleados del SEPE, los encargados de impartir estos servicios mínimos que serán los mismos para todas las regiones. Los agravios comparativos con estos empleados autonómicos –cuyo número total se desconoce– son otra de las quejas de los trabajadores estatales del SEPE.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/42db2fb1/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C290Ceconomia0C14225457410I68490A20Bhtml/story01.htm

Cambio de marcha

0

Sin romper para nada el cuidadoso silencio que le han tributado los medios de comunicación convencionales –prensa escrita, emisoras de radio y canales de televisión–, falta saber si como resultado espontáneo de la armonía preestablecida de Leibnitz o de las presiones monclovitas, pero con impacto sobresaliente en las redes sociales y en los bares de barrio, se ha venido preparando una marcha del cambio a celebrar este sábado, día 31, a mediodía en Madrid, que irá de Cibeles a la Puerta del Sol. Las previsiones de asistencia varían pero la superficie elegida garantiza por anticipado el éxito porque su limitada capacidad es seguro que habrá de verse desbordada. No se sabe de manifestación alguna con final en la Puerta del Sol que no haya registrado éxito, si se exceptúan las convocadas en las últimas ediciones del Primero de Mayo por las centrales sindicales y la de UPyD.

Además, es de todo punto exagerado llamar marcha a un desplazamiento a pie que apenas supone un recorrido de 900 metros para culminar en el kilómetro cero de todas las carreteras radiales españolas, conforme a la inscripción que figura delante de la antigua Real Casa de Correos, hoy sede de la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid. Hasta ahora, por marcha entendíamos recorridos mayores como los cumplidos por los mineros, los metalúrgicos, los olivareros altivos sin olivos en el registro de la propiedad, los profesionales de la sanidad o los empleados de alguna multinacional cuando se encaminan desde poblaciones que distan de Madrid cientos de kilómetros. Esta marcha es, por tanto, una miniatura sin riesgos de desistimientos. Solo se entiende como un tributo a la nostalgia del 15-M de 2011 y sus resistentes acampadas en el mismo lugar, sin más rastro de ellas que la suciedad contra la que debieron emplearse a fondo los servicios de limpieza municipales.

El trayecto discurre en una suave pendiente, cuya altura máxima se alcanza en el cruce con la calle de Sevilla y de Peligros para cambiar de signo y descender hasta Sol. Esta orografía permite el lucimiento de los cámaras y los fotógrafos a los que facilita la obtención de planos e instantáneas que habrán de confortar a los organizadores. Pero la inversión de la pendiente de ascenso y descenso va acompañada de una constante: el estrechamiento progresivo de aceras y calzadas que hacen efecto de embudo hasta la desembocadura en Sol, de donde solo pueden evacuar los componentes de la marcha después de haber recibido el don de la palabra reconfortante por unas calles afluentes caracterizadas por la estrechez.

A los organizadores corresponderá disponer un servicio de orden disciplinado y contundente que reaccione con instantaneidad para atajar cualquier atisbo de provocación, que pudieran intentar reventadores de cualquier signo, y haga innecesaria la intervención de las unidades policiales. En ese despliegue de efectivos propios es donde Podemos se la juega, como se la jugaron y ganaron los del Partido Comunista de Carrillo cuando el asesinato de los abogados de Atocha.

No hay un lema único ni una consigna unificadora. La guía de la convocatoria tiene el tono de las que se hicieron cuando la jornada de la juventud con Juan Pablo II o Benedicto XVI. Para un mundo mejor. En este caso, los mensajes clave serán: echar a la pequeña casta que gobierna; el cambio es posible para recuperar las instituciones; es tiempo de protagonismo ciudadano; en 2015 vamos a recuperar el país para su gente; ahora juntos podemos; quisieron enterrarnos, pero somos una semilla. Veremos si Podemos sale mejorado de esta marcha o si se le escapa de las manos. Recordemos en todo caso las movilizaciones de las diadas catalanas que luego no subieron al marcador de las elecciones ni a las urnas de cartón de la independencia. Continuará.

Miguel Ángel Aguilar es periodista.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/42e20097/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Ceconomia0C14226362730I40A40A420Bhtml/story01.htm

Popular centrará su estrategia en el negocio con pymes y consumo

0

Banco Popular ha aprovechado la presentación de resultados correspondientes a 2014 para estrenar nueva sede y cambio de imagen, a la vez que da por enterrada la crisis y presume de fortaleza de capital.

Popular cerró el pasado ejercicio con un beneficio atribuido de 330,4 millones de euros, lo que significa un crecimiento del 31,4% tras reformular sus cuentas por el impacto contable de la derrama realizada en el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y que le supuso un ajuste de 120,8 millones. Sin esta reformulación el beneficio casi iguala a los 325 millones que obtuvo en 2013.

Esta mejora se consiguió, como explicó el presidente del banco, Ángel Ron, tras haber provisionado 2.292 millones de euros, aunque esta cifra es inferior en un 15% a la destinada en 2013. El resultado arrastra aún una caída del margen de intereses del 3,3%, como consecuencia del todavía proceso de desapalacamiento de la economía española, señala la entidad. Ron explicó que 2014 ha sido un año “de transición económica”, por lo que ahora es necesario que la recuperación se consolide y “llegue a los ciudadanos”.

De momento, el banco espera que durante el presente ejercicio el crédito neto sea ya positivo, siguiendo la senda del último trimestre de 2014. Durante el ejercicio que acaba de finalizar su cartera de créditos a la clientela descendió un 0,6%, aunque la evolución de la nueva contratación sube el 25,6% en un año, lo que se traduce en una mejora del crédito expromotor del 2,5% desde el cuatro trimestre de 2013 a igual periodo del pasado año.

La ratio de morosidad del banco descendió por cuarto trimestre, reduciéndose 61 puntos básicos en el año, y quedar en el 13,78%. La cobertura aumentó más de un punto porcentual y se sitúa en el 41,4%. Ron volvió a hacer alarde del modelo de Banco Popular, con un apoyo total a las pymes. “Popular es líder en pymes” en el sector financiero español, recalcó. Y destacó que esta apuesta es por tradición y por la “confianza que tiene el banco en la economía” del país. “Hemos apoyado a las pymes en sus peores momentos y va a seguir así” ahora, subrayó el banquero.

También reiteró que Popular no ha pedido ayudas públicas frente a otras entidades, ni ha llevado a cabo procesos traumáticos de ajustes de plantilla en los procesos de fusión que ha realizado (Pastor y ahora la red minorista de Citi en España). Su cuota de mercado en pymes (segmento de negocio por el que todos los bancos compiten) es del 17% en España, y “seguimos aumentándola”, según Ron. La nueva contratación en este negocio creció un 18%.

Popular dio el viernes a conocer un informe realizado por PwC sobre el impacto económico y social de su actividad en España con datos de 2013 que pone de manifiesto que el banco generó 36.800 empleos, aportó más de 4.120 millones de euros al PIB del país a través de su actividad corporativa en España y generó impuestos por 812 millones de euros.

El presidente como el consejero delegado, Francisco Gómez, explicaron que durante los próximos años Popular va a impulsar aún más su apuesta por las pymes, y en el crédito al consumo, segmento en el que espera ganar 41 millones de euros este año con su negocio de tarjetas tras la compra del negocio de Citi y una vez en marcha la joint venture con Värde Partners. Además, prevé obtener unos 80 millones en unos cinco años, según el plan de negocio.

El presidente de Popular descartó ayer rotundamente que el banco vaya a realizar una ampliación de capital. Considera, de hecho, que sus ratios de capital son muy superiores a los que les exige el BCE. Y una muestra de ello es que el banco va a volver a repartir dividendo en efectivo este año. La idea es que el primer pago a cuenta de 2015 sea en efectivo, para los siguientes lo previsible es que se combine con el programa Dividendo opción, que ofrece al accionista la posibilidad de cobrarlo mediante dinero o acciones, para ir ampliando el pago en efectivo y el pay-out (porcentaje del beneficio que reparte entre sus accionistas vía dividendo), hasta acercarse al 50%. También descarta fusiones bancarias este año en España.

El banco espera superar significativamente el beneficio de este año, gracias a la mejora del margen de clientes, mayor negocio, menores provisiones, y mejora de la partida de comisiones, y recorte de gastos en un 10%. Pero su asignatura pendiente es la rentabilidad. Su ROE es del 2,62%, uno de los más bajos del sector. Ron aseguró que “el banco va a esforzarse por tener dos dígitos en el menor tiempo posible”.

 

Llega la estabilidad del mercado inmobiliario

Ángel Ron cree que en 2015 se producirá una recuperación del mercado inmobiliario con precios que “parecen estabilizarse”, aunque mantiene que ya no se regresará a “ningún boom inmobiliario”. Cree que el peso del sector inmobiliario “dejará de detraer del PIB español” y apuntó que potencialmente “hay alguna mejora de la actividad”. Explicó que el ajuste de precios en el sector “también ha concluido. Los precios se han estabilizado y en algunas áreas están creciendo. Estamos en precios de 2002, por lo que cualquier impacto que tengamos es relevante”, dijo. En 2014, el banco vendió 1.503 millones de euros en inmuebles, un 94% más que en 2013. Esta cifra de ventas es superior en un 28% a todo lo que se vendió en los años 2012 y 2013 juntos.

Una nueva imagen “limpia, sencilla y directa”

Banco Popular ha dado a conocer este viernes su nueva imagen, “limpia, sencilla y directa”, coincidiendo con el inicio de una nueva etapa en la que la entidad se presenta como un banco “robusto, flexible y ágil” tras adquirir Pastor y el negocio minorista y de tarjetas de Citi.

El presidente de Popular, Ángel Ron, ha explicado que el compromiso del banco es “avanzar y hacer avanzar” a sus clientes. “Después de 90 años caminando juntos, creemos que el trabajo bien hecho es el mejor camino para llegar a nuestro destino”, señala la entidad.

A lo largo de los cinco últimos años, Popular ha superado la crisis sin ayudas públicas y ha contribuido a la reestructuración del sistema financiero español, ha comprado el negocio minorista y de tarjetas de Citi, ha adquirido el 100% de Popular Banca Privada y ha reforzado sus ratios de capital.

Por tanto, la entidad se presenta como un banco “ágil, más flexible y más competitivo” con un proyecto “muy claro de futuro y a largo plazo”, razón por la que han elegido una marca “sin elementos añadidos”. “Reforzamos nuestra marca sin renunciar a lo que creemos”, apuntan en la entidad.

Popular tiene previsto cambiar los rótulos y vinilos de todas sus oficinas en los próximos dos meses, así como hacer mejoras internas en las mismas en el futuro.

Ron pide estabilidad política en España

El presidente de Banco Popular ve “altísimamente improbable” que Grecia salga del euro, aunque sí prevé un escenario “complicado” de negociación. Considera, además, y como ya lo han reiterado otros colegas suyos, que España necesita “estabilidad política” para consolidar la recuperación económica, así como “continuar con las reformas”, y reprobó los comportamientos en el sector que “no son admisibles”, después de que la Audiencia Nacional haya imputado a 78 titulares de tarjetas B de Caja Madrid y Bankia. Ron se refirió a los comportamientos en el sector que “no son admisibles”, tras las casi 80 imputaciones por el caso de las tarjetas B en Caja Madrid y Bankia. Ron opinó que el daño a la reputación de la banca en España por este tipo de casos “más que colectivo es individual”, y consideró que el Popular tiene una “buena reputación” y “no se ha visto envuelto en ninguno de estos casos”. “Rechazamos estos comportamientos, que no son propios ni esperables”, apostilló Ron, quien defendió que estos perjuicios a la imagen de los bancos “no se corresponden a la realidad”, aunque reconoció que desde la entidad que preside intentarán reforzar la línea de comunicación.

El banquero rehusó entrar en valoraciones políticas concretas, si bien, preguntado por la incursión de Podemos en el escenario político, dijo ver “imprescindible” para España la estabilidad política. “Necesitamos estabilidad política y continuar con las reformas,” insistió, y añadió que el razonamiento de la entidad es que “hay un calendario electoral en Europa que afecta en muchos países”. “Nuestra capacidad de acción está fundamentalmente concentrada en ejecutar reformas necesarias para mejorar la competitividad de la economía”, apostilló sobre España, para añadir que “eso se está haciendo bien” y “tenemos que seguir por ahí”. “Para la recuperación es imprescindible la estabilidad política”, insistió. 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42dc228b/sc/15/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Cmercados0C142260A30A550I2214780Bhtml/story01.htm

Rusia apuesta por los bancos

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42e1d2ac/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Cmercados0C1422647520A0I55130A70Bhtml/story01.htm

S&P coloca en “negativa” la perspectiva de los bancos sistémicos griegos

0

La agencia de calificación Standard Poor’s (SP) situó hoy en “negativa” la perspectiva de los cuatros bancos sistémicos griegos, Alpha Bank, Eurobank, Banco Nacional de Grecia y Banco de El Pireo, por considerar que su liquidez corre peligro, tras la salida de depósitos de las últimas semanas.

“Consideramos que la liquidez de los bancos griegos se ha debilitado significativamente durante el últimas semanas debido a las grandes salidas de depósitos y la falta de acceso a los mercados de capitales”, aseguró SP en su comunicado.

La salida depósitos bancarios de Grecia se ha intensificado sensiblemente en enero y, según estimaciones bancarias citadas por los medios griegos, podrían alcanzar los 8.000 millones de euros.

Para la agencia estos factores han obligado a los bancos griegos, cuya calificación está en CCC+, a aumentar la dependencia del Banco Central Europeo (BCE) para obtener financiación, por lo que advierte de que su calificación puede ser rebajada si “creemos que el apoyo de las autoridades europeas y del BCE a los bancos griegos se ha vuelto menos predecible” o no cumple con los estándares fijados por la agencia.

Según SP, se espera que estos bancos griegos “puedan tener que recurrir a medidas extraordinarias para obtener liquidez en el futuro”.

La rebaja de la calificación del sector bancario llega tan solo dos días después de que SP advirtiese de que puede rebajar la nota crediticia de Grecia, actualmente en B/B, debido a la “incertidumbre política” que vive el país desde el nombramiento de Alexis Tsipras como primer ministro.

La disminución de la nota crediticia de Grecia se producirá previsiblemente, de acuerdo con la agencia, si el nuevo Gobierno no logra a corto plazo un acuerdo con los acreedores internacionales.

Una advertencia a la que se han sumado en los últimos días otras agencias de calificación internacionales como Fitch y Moody’s.

SP destacó que la capacidad de los bancos griegos para continuar obteniendo liquidez a través de Mecanismo Europeo de Estabilidad, depende del resultado de las negociaciones entre el nuevo Gobierno y la troika, lo que ahora mismo genera incertidumbre.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/42e1d2aa/sc/2/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C30A0Cmercados0C142264770A70I5599580Bhtml/story01.htm

Una economía que recupera el impulso

0

Los datos de ventas minoristas del pasado mes de diciembre, dados a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), constituyen una evidencia clara del cambio de tendencia que está experimentando la economía española. El índice de comercio al por menor registró en el último mes del año un incremento del 6,5%, el mayor alcanzado en un mes en la serie histórica, que se inicia en 2003. El dato revela que 2014 se cerró con una buena campaña de Navidad, en la que las ventas cosecharon una tasa positiva por primera vez desde 2006. Una vez corregido el efecto calendario, la estadística arroja un crecimiento del 1% en el año, algo que no se producía desde 2007.

Esta mejora de los datos de consumo no ha ido acompañada de un ritmo similar en creación de empleo. Sin embargo, una vez que la demanda se consolide, el comercio minorista tendrá que aumentar la contratación para poder hacer frente al tirón del consumo. Los indicadores que maneja el Gobierno para este año apuntan hacia ese dirección, al prever que el consumo privado aumentará algo más del 2%. Precisamente ayer, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, adelantaba que la economía podría crecer a tasas cercanas al 3% si el precio del crudo se mantiene en los niveles actuales.

La recuperación del consumo que evidencian los datos de ventas del comercio minorista es una de las señales más significativas de salida de la crisis de la economía española. Mientras la demanda externa ejerció de motor de actividad durante los años de invierno económico, el consumo de las familias se desplomó radicalmente, fruto del aumento del desempleo, el ajuste de los salarios, la caída del crédito y la persistente –y lógica– desconfianza de la población española en el futuro. Los indicadores de la Unión Europea señalan que la confianza económica se situó en enero en su nivel más alto desde marzo de 2007, alimentada por la mejora experimentada entre los consumidores, la industria y el comercio minorista.

Todo ello dibuja un cuadro de coyuntura que no se corresponde con el de un país convaleciente, sino con el de una economía que recupera el tono y acelera motores. La tarea que resta ahora es consolidar ese impulso mediante la eliminación de rigideces y la aprobación de las reformas necesarias para convertir España en una economía preparada para el futuro. Nuestro país precisa de un modelo de crecimiento lo suficientemente potente como para generar los puestos de trabajo necesarios para comenzar a revertir los durísimos efectos de la crisis. No basta, por tanto, con crecer, sino que hay que poner los medios para que ese crecimiento sea fuerte, dinámico y sostenido en el tiempo.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/42db2fb5/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A10C290Ceconomia0C14225584920I9679480Bhtml/story01.htm

Go to Top