Montoro se apunta al arte de lo posible

0

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, llevó ayer al Parlamento, por penúltima vez en la presente legislatura, los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo. En líneas generales, el proyecto de ley está, de nuevo, teñido de sobriedad, austeridad y control de gasto. De realismo, en una palabra. Eso sí, con algunas pinceladas de color –léase estímulos– como la consagración de la reforma fiscal o el incremento de la inversión.

Lo cierto es que el margen de maniobra del equipo de Montoro no es mucho. Los desequilibrios de la economía española distan bastante de estar corregidos definitivamente y cualquier empeoramiento de alguno de ellos puede desempolvar temores ahora olvidados. Además, la suma de los gastos de carácter social más los financieros dejan poco recorrido a las alegrías con el nivel de déficit que aún soporta España y con una deuda pública que superará el 100% del PIB en 2015. Dicho esto, la subida de las pensiones (0,25%) y la congelación del salario de los funcionarios son el mal menor para estos colectivos habida cuenta el comportamiento de la inflación.

En este escenario, la principal novedad viene de la mano de la fiscalidad.La reforma fiscal, con la rebaja del IRPF como bandera, va a poner, por ejemplo, en manos de las familias unos 3.400 millones durante 2015, de acuerdo con los cálculos que maneja el Ministerio de Hacienda. Es, en palabras de Montoro, la manera de empezar a compensar los esfuerzos realizados por los ciudadanos a lo largo de la crisis económica. Con ello, además, el Gobierno espera un tirón del consumo que ayude a que la economía alcance el 2% de crecimiento presupuestado para el año próximo, así como a la mejora del mercado laboral. Un aumento de la actividad y del PIB que están también detrás de la proyección del incremento de ingresos fiscales de 8.000 millones por el impuesto de sociedades y el IVA. El otro gran rasgo distintivo del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015 es el incremento de la inversión pública, algo inédito en los último cinco años. Un aumento, prudente, que irá prioritariamente destinado a infraestructuras ferroviarias.

La propuesta que Cristóbal Montoro ha llevado al Parlamento es, en suma, correcta. Destinada a asentar la incipiente recuperación de la economía. Pero nada más, debido a que, en esta coyuntura, no parecen los presupuestos nacionales las armas más eficaces para provocar un espectacular resurgir de la economía. Su correcta ejecución es condición necesaria pero no suficiente para ello. El despegue depende de la suma de otros factores. Y el más importante es que Europa levante el vuelo. Alemania no para de dar señales cuanto menos contradictorias. Francia se encuentra al borde de la recesión en términos oficiales. Y todos los focos están puestos sobre la efectividad de la gestión del Gobierno de Matteo Renzi. Con este panorama –y con la Comisión Europea en plena renovación y, por ende, en medio del inevitable parón ejecutivo– parece que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha sido el único en calibrar el riesgo abiertamente y en comenzar a tomar medidas para afrontarlo. Es evidente que la política monetaria tiene un poder decisivo en los mercados. De hecho, Draghi ha tenido ocasión de demostrarlo, a veces simplemente con una advertencia.

No obstante, el presidente del BCE ya ha advertido reiteradamente que sus decisiones deben ir acompañadas de medidas que partan tanto de los Estados como de la Comisión Europea. Es evidente que estas deben ir dirigidas a un doble ámbito. Por una parte, a las reformas estructurales, que se han abordado de manera claramente divergente. Países como España las han acometido con un alto grado de implicación, en tanto que a otros, como Francia o Italia, aún les queda mucho camino por recorrer. El segundo ámbito es la introducción de medidas de estímulo de la demanda, campo en el que Alemania ha de jugar un papel relevante. Solo una buena combinación de este conjunto de medidas puede dar el fuelle definitivo a la recuperación de la economía europea y, por extensión, a la española. Emprender otro camino puede volver a colocar a ambas en serios problemas.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3eff9069/sc/24/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C141210A25880I9572240Bhtml/story01.htm

Siempre hay un Presupuesto mejor

0

El de 2015 podría ser el Presupuesto público más aburrido de lo que va de siglo, que no significa que no cumpla la labor para la que ha sido diseñado, que la cumple, y que no es otra que dar consistencia a la recuperación de una economía anclada en la demanda privada y que suelte progresivamente amarras de la dependencia pública. Pero es aburrido, y lo tedioso no seduce. Como una máquina de trasegar embutidos, los funcionarios de Hacienda, siguiendo las indicaciones de sus jefes, han hecho casi un ejercicio de prórroga de las cuentas públicas.

Fiel a una política económica liberal que quita peso al sector público, celoso de la austeridad para que el déficit fiscal no contamine la financiación de la economía, el Gobierno sigue sentado encima de la caja de caudales y no admite bromas con los sueldos de los funcionarios (el sector privado lleva también cuatro años con los sueldos congelados o reducidos) ni con las pensiones. Hasta considera malicioso considerar que para soltar la gallina ya están las cuentas del quinto presupuesto, ese que por gracia del presidente Zapatero podrá hacer Rajoy dentro de un año para convertirlo en un placebo electoral: “Nosotros creemos en esta política; para gastar ya están otros; austeridad es que el gasto baje o crezca menos que el PIB nominal; yo no haré un Presupuesto para ganar unas elecciones: lo hago para ganar la recuperación. ¿O alguien sigue creyéndose que en 2004 perdimos las elecciones porque el gasto solo crecía un 2%?”. (Cristóbal Montoro, ayer en el Congreso, en la presentación de las cuentas). Eso lo veremos en un año; veremos el vértigo que da a quienes sabiendo que gobernar es gastar, quieran resistir la tentación del perfume electoral. Es factor común de los políticos intentar ganar las siguientes elecciones.

Pero volvamos a los números de este año próximo, que para la economía son tediosamente neutrales; unos gastos y unos ingresos que no producen interferencia alguna en la economía, que ni dan ni quitan, que es la condición natural a la que tenían que plegarse siempre los Presupuestos. Mejor que nadie espere nada de ellos, que todos se vean intervenidos por ellos, como parcialmente ocurría cuando para sujetar al Estado se estresaron los impuestos y se contrajeron casi todos los gastos.

Es de agradecer que lo proyectado contribuya a mejorar la financiación de la economía, proporcionando certezas sobre la evolución decreciente del desequilibrio fiscal, y liberando recursos para que la inversión privada eche raíz cuando se recompongan plenamente las expectativas. Pero tanto las cuentas como el entorno, en su afán de no romper nada y subir otro peldaño en la “incipiente” recuperación, se tornan de neutrales en pasivas. No explotan la verdadera capacidad que tienen para movilizar la economía. No será desde aquí desde donde se reclame más activismo del gasto público porque sí (todo lo contrario), pero sí otro gasto público.

El entorno europeo es de austeridad y molicie, y salvo providencia improbable, este año su escasa aportación al crecimiento de España y la agitación, ligerísima, de la demanda interna, nos devolverán a la cruda realidad del déficit por cuenta corriente, convirtiendo el superávit de 2013 en una anécdota. Por tanto, la incipientísima mejora del endeudamiento externo de España se habrá frenado, cuando la economía del país precisa de un alivio continuado de este desequilibrio para reducir la vulnerabilidad ante cualquier tipo de shock interno (hay riesgos) o externo (hay todavía más riesgos).

Solo el Tesoro tiene que pedir al mercado en 2015 un total de 242.76 millones de euros para echarle de comer a la bestia de la deuda en circulación y cubrir el nuevo déficit; nada menos que un 23% del PIB. Si a ello añadimos las necesidades de refinanciación de la deuda externa privada (banca y empresas), España necesita cada año que alguien le preste (o le vuelva a prestar por renovación de la línea) unos 600.000 millones de euros. Por mucho que la deuda esté emitida en euros y por muy socios nuestros que sean acreedores, como se ha visto en el pasado reciente, tenemos un problema.

Para evitarlo no se puede jugar con las cuentas públicas, (en eso es cuidadoso el Gobierno), y se debe exprimir cuanto se pueda el crecimiento para limar los desequilibrios financieros. Por esto mismo, el crecimiento estimado, impensable hace unos cuantos trimestres, es acomodaticio, y tal condición albergan los esperables para años venideros, porque la recomposición de las finanzas particulares y la mejora del estado de ánimo son demasiado lentas. Si no pasase nada, España precisaría desempeños de la actividad como el actual (dando por hecho que crece ya al 2% anual), con aceptables superávits por cuenta corriente, de bastante más de una década para llevar las variables financieras (endeudamiento externo y posición internacional de inversión) a valores respirables.

Y si el Gobierno ha hecho esfuerzos reformistas impensables hace unos años para desatar los nudos que maniatan los costes, los precios y la contratación y ha saneado el sistema financiero, y se ha logrado voltear la balanza por cuenta corriente sin devaluación, tiene que hacer más. Y más allá de la política económica y normativa, la más importante por supuesto, debe explorar vías adicionales de las cuentas públicas para que sean un motor del crecimiento, y no solo de la estabilidad.

Repito: no será desde aquí desde donde se reclame más gasto porque sí (si acaso lo contrario), pero sí otro gasto. Siempre hay un Presupuesto mejor. Siempre se puede poner el esfuerzo en partidas con efecto multiplicador para la economía, como la inversión productiva y las apuestas firmes por la investigación y desarrollo y la educación, aunque haya que obtenerlas mermando las vacas sagradas del Presupuesto y construir un corpus manufacturero aceptable. Intocables las pensiones, ¿por qué se da por bueno que ya se ha hecho todo lo posible con el funcionamiento de la Administración pública (estatal, regional y local) y su coste, con el aparato empresarial del Estado, con la servidumbre del rosario pesado de los gastos fiscales? Siempre hay un Presupuesto mejor.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3eff906a/sc/24/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C141210A520A0A0I9191820Bhtml/story01.htm

La caída a mínimos del euríbor abarata la hipoteca en 120 euros anuales

0

El euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, ha cerrado el mes de septiembre en el mínimo histórico del 0,362%, por lo que abaratará las hipotecas a las que les toque revisión en unos 10 euros mensuales o 120 euros anuales.

El Euríbor ha cerrado el mes con una tasa diaria del 0,338%. Los 22 valores con los que cuenta septiembre han situado el índice en el 0,362% mensual, lo que supone una bajada de 0,181 puntos respecto al euríbor de hace un año.

Así, un hipotecado medio (hipoteca de 120.000 euros a 20 años) que revise su hipoteca durante el mes de octubre verá reducida su cuota mensual en unos 10 euros y la cuota anual en unos 120 euros.

El índice comenzó el año en el 0,562% y descendió hasta el 0,549% en febrero. Sin embargo, repuntó en los meses de marzo y abril y alcanzó el 0,604%. A partir de ese momento, el Euríbor se relajó y retomó la senda bajista hasta alcanzar el mínimo histórico registrado en septiembre, que supone dos décimas menos que el dato de enero.

El analista de XTB Miguel Antonio Marcos ha explicado a Europa Press que el índice ha continuado en el mes de septiembre con su “imparable” descenso, amparado por la subasta de liquidez realizada por el Banco Central Europeo (BCE) el pasado día 18 de septiembre. “La llegada al mercado del dinero del BCE empuja a la baja la cotización del Euríbor”, ha destacado.

Marcos ha recordado que las hipotecas formalizadas han subido por segundo mes consecutivo en España y ha apuntado que durante el mes de julio se formalizaron más de 18.000 préstamos hipotecarios, “que no sólo crecieron en número, sino que también lo hicieron en tamaño de los préstamos”.

Estabilización en los próximos meses

En este sentido, ha precisado que la “clara intención” del BCE de continuar con sus medidas de política monetaria expansiva invita a pensar en una estabilización del Euríbor en las inmediaciones del 0,35%, zona en la que ha estado durante los últimos días de este mes.

“El nuevo impulso a la baja del Euríbor, junto con un incremento del la firma de préstamos hipotecarios, invita al optimismo en uno de los sectores más castigados durante los últimos años. A la espera de que el acceso al crédito mejore realmente, parece que comienza a despejarse el horizonte del mercado inmobiliario e hipotecario español”, ha señalado.

La ligera mejoría en las condiciones del crédito y el objetivo de captar clientes solventes ha llevado a varias entidades a abaratar sus préstamos hipotecarios, ofreciendo un interés de Euríbor más un diferencial por debajo del 2% condicionado, en algunos casos, a estrechar la vinculación con la entidad.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3efb6bc3/sc/2/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Cmercados0C14120A920A550I70A66970Bhtml/story01.htm

La banca saca toda su artillería para vender seguros

0

Las entidades financieras apuestan fuerte por la comercialización de seguros. Una vez que el sector ha dado por cerrada la reorganización de sus alianzas de bancaseguros, llega la hora de sacar partido a la venta de pólizas, un negocio clave en un momento de bajos ingresos por la concesión de préstamos.

Una de las firmas que ha puesto en marcha una de las campañas más potente es Bankia. El banco, controlado por el Estado (a través del FROB), quiere exprimir al máximo su recién estrenada alianza global con Mapfre. Para ello, ha emprendido una agresiva estrategia de publicidad, unida a importantes descuentos en el pago de la póliza.

El objetivo a medio plazo del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri es duplicar su cuota de mercado en el ámbito de los seguros, hasta controlar alrededor del 9% de primas, según explican fuentes cercanas a la entidad financiera.

Los descuentos de Bankia en el seguro de automóviles pueden llegar hasta el 50%. En hogar, ascienden hasta el 45%, mientas que en decesos a prima periódica se elevan hasta el 25%, y en accidentes, hasta el 15%, que podrían ascender al 20% si cónyuge o pareja disponen de otro seguro de estas características. Quienes contraten seguros de salud, para pólizas de pago mensual, tendrán la exención del pago de cuatro mensualidades.

El grado de reducción en el precio de la póliza estará en función del tipo de seguro contratado y del grado de vinculación del cliente. Así, cuanto más elevado sea el número de pólizas contratadas por parte del asegurado, mayor será la reducción aplicada.

Otra de las entidades que ha apostado muy fuerte por los seguros es CaixaBank, que ha empapelado las 6.000 sucursales que tiene por toda España con carteles que promueven la contratación de este tipo de productos.

La campaña “Triple Protección” se inició el 1 de septiembre y durará hasta finales de octubre. Durante la primera mitad de la promoción, en el grupo presidido por Isidro Fainé se han contratado un 30% más de pólizas de seguros que en el mismo periodo del año anterior. En total, más de 100.000 pólizas.

CaixaBank, al igual que otras muchas entidades, completó el año pasado el proceso de reorganización de sus alianzas de seguros, después de haber heredado algunos contratos tras la absorción de Banca Cívica. Ahora, los seguros de vida son completamente propios, a través de VidaCaixa, mientras que los de no vida los produce SegurCaixa Adeslas (su joint venture con Mutua Madrileña).

41% de cuota de mercado
La importancia del canal bancaseguros en la distribución de pólizas ha comenzado a recuperarse, después de dos ejercicios en los que la reorganización del sector les ha hecho perder terreno. De acuerdo con los últimos datos de la patronal, en 2013 representaban el 40,77%, frente al 39,77% que controlan agentes y corredores. En el ámbito del negocio de vida, los bancos controlan el 71,55% de las primas, mientras que en seguros generales su cuota cae hasta el 10,23%.
Precisamente esta potencia de fuego de las sucursales bancarias a la hora de vender seguros, ha provocado fricciones con las compañías aseguradoras independientes.

El año pasado, el presidente de Mapfre llegó a denunciar en público la existencia de prácticas irregulares en la comercialización de pólizas en las redes de entidades financieras (como la retención interesada del pago de un seguro de una compañía ajena, para contraofertar una póliza propia). Tras las tensiones entre bancos y aseguradoras, la patronal promovió la elaboración de un código de buenas prácticas en la venta de productos de seguros, lo que ha supuesto sellar la paz entre unos y otros.

Además de Bankia y CaixaBank, también Banco Sabadell e Ibercaja están promocionando la contratación de seguros, empapelando en algunos casos todas sus sucursales con carteles publicitarios.

CaixaBank y los seguros para la familia

M. M. M.



ampliar foto

Isidro Fainé, presidente de La Caixa. /

Después del buen resultado obtenido en 2013 con la campaña de paquetización de seguros, CaixaBank ha decidido concentrar sus esfuerzos en los seguros más vinculados a la familia. Así, su programa Triple Protección está enfocado a la comercialización de seguros de hogar, seguros de salud y alarmas. Al contratar el SegurCaixa Hogar Completo3, el seguro de salud Adeslas Plena y la compra de una alarma, el cliente tendrá tres meses gratis en el pago de pago de la póliza y tres cuotas gratis de la alarma. Los seguros los emite SegurCaixa Adeslas, en la que CaixaBank tiene un 49% y Mutua Madrileña un 51%.

Campaña de concienciación en Banco Sabadell

M. M. M.

José Oliú, presidente de Banco Sabadell. /

Banco Sabadell, que en mayo cerró una alianza global con el grupo Zurich para la comercialización de seguros, también ha puesto a este tipo de productos la etiqueta de prioritarios, a la hora de comercializarlos en sus oficinas. En el caso del banco presidido por José Oliú, el enfoque es más conceptual que de campaña. “Queremos que nuestros clientes sepan que tienen unos excelentes seguros que pueden contratar en nuestras oficinas. Se trata de concienciarles de que el seguro no es solo un producto de previsión sino también es un producto financiero”, explican fuentes de la entidad.

Regalos y rebajas en Ibercaja

M. M. M.

Amado Franco, presidente de Ibercaja. /

El grupo Ibercaja lanzó la semana pasada una campaña de comercialización de seguros de riesgo que incluye descuentos, promociones y regalos por la contratación de nuevas pólizas de salud, hogar y automóviles en el caso de particulares; de accidentes de convenio para las empresas; y de responsabilidad civil, multirriesgo comercio y salud para autónomos. Por la contratación de un seguro de hogar Ibercaja ofrece una batería de cocina. Mientras, aquellos clientes que suscriban el Caser Salud Ibercaja antes de noviembre, disfrutarán de las tres primeras cuotas gratis.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3ef5b405/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C290Cmercados0C14120A0A80A710I452110A0Bhtml/story01.htm

Funcionarios: congelación salarial y reposición de hasta el 50%

0

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef859ba/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A7110A20I4165970Bhtml/story01.htm

La devolución del 25% de la extra de 2012 a los funcionarios supondrá un gasto de 230 millones

0

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef88373/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A718440I60A63330Bhtml/story01.htm

El Ibex salva septiembre por un alza del 1,31% en la sesión

0

El noveno mes del año ha servido para confirmar el regreso del nerviosismo a los mercados visto ya en los meses de verano. El Ibex termina septiembre con un ligero ascenso del 0,73%. El selectivo subió con fuerza las cinco primeras sesiones del mes y se quedó a un 0,3% de sus maximos anuales gracias a las nuevas medidas aprobadas por el BCE.Desde entonces, sin embargo, las dudas sobre el crecimiento económico en la zona euro, la incertidumbre generada por el referéndum soberanista en Escocia y el temor a que la Reserva Federal estadoundiense (Fed, por sus siglas en inglés) suba los tipos de interés antes de lo esperado han atenazado a los inversores. Hoy, el Ibex sube un 1,31% hasta los 10.825,5puntos. Gracias a esta subida, el selectivo salva el mes y anula buena parte de la caída de ayer.

En el Viejo Continente, la principal inquietud de los inversores sigue siendo la misma que el mes pasado (y el anterior, y el otro…): medir el frágil estado de la recuperación en la zona euro y, relacionado con ello, conocer hasta dónde llegará el BCE con sus medidas de estímulo. Cada dato macroeconómico publicado en la región se estudia al detalle en los mercados. Hoy se ha conocido que la inflación cayó una décima en septiembre hasta el 0,3%, en línea con lo esperado por el consenso. La inflación subyacente, que excluye energía, alimentos, alcohol y tabaco, bajó hasta el 0,7%, dos décimas por debajo de lo que esperaban los analistas. También se ha publicado la tasa de paro en la zona euro, que sigue estancada en el 11,5%.

Las Bolsas europeas han tenido hoy dos tirones alcistas. El primero, por la mañana, cuando agrandaron sus ganancias tras conocer el dato de inflación en la zona euro porque, como explica Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp, esta cifra es “una presión clara para que el BCE sea contundente en la reunión de este jueves”. El jueves se reúne en Nápoles el Consejo de Gobierno del organismo central y los inversores esperan conocer detalles sobre el importe del programa de compra de deuda privada que el BCE aprobó el mes pasado y también sobre el tipo de títulos que adquirirá en el mercado. En España, el día ha estado marcado hoy por la presentación de los Prespuestos Generales del Estado, que marca la política económica del Gobierno.

Según José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi para España, Mario Draghi podría anunciar un programa de compra de titulizaciones respaldadas por créditos (ABS) de entre 300.000 y 400.000 millones, “asumiendo un riesgo significativo en el balance del propio BCE”. Del mensaje que lance Draghi y del dato de empleo en EEUU, que se conocerá el viernes, dependerá la marcha del mercado esta semana. Precisamente hoy unos malos datos macroeconómicos en aquel país han provocado alzas bursátiles, al entender los inversores que esto aleja la subida de tipos. Si en Europa se reciben con alzas bursátiles los malos datos macroeconómicos porque estos animarán al BCE a ser más contundente, en EE UU también se acogen con satisfacción porque retrasaría la posible subida de tipos en aquel país por parte de la Reserva Federal. Cosas de los mercados.

El segundo tirón alcista ha llegado del otro lado del Atlántico, tras la apertura de Wall Street y, más concretamente, tras conocer algunos datos macroeconómicos decepcionantes. En Estados Unidos, se ha conocido el índice adelantado de actividad manufacturera de Chicago de septiembre, que cayó hasta los 60,5 puntos, por debajo de los 64,3 puntos de agosto y peor también que la estimación del consenso del mercado, que esperaba que quedara en los 62 puntos. También se ha publicado el índice de confianza de los consumidores, que igualmente ha defraudado expectativas al quedar en los 86 puntos, frente a los 92,5 esperados. El segundo arreón alcista de las Bolsas ha llegado esta tarde tras conocer estos malos datos en EE UU y también tras saber que el Banco Central de Rusia ha desmentido una información según la cual estaría planteándose establecer controles de capital para frenar la sangría de dinero del país. Este desmentido ha calmado a los inversores, o más bien les ha llevado a agrandar sus ascensos.

El euro también ha reaccionado con contundencia al conocer el débil dato de precios en la zona euro, anticipando que la baja inflación podría empujar al BCE a ser más categórico en su reunión del jueves. La moneda única, que intentaba recuperar el nivel de los 1,27 dólares a primera hora de la mañana, se depreciaba hasta las 1,262 unidades nada más publicarse el dato, lo que supone un nuevo mínimo en más de dos años.

En el mercado secundario de deuda, por último, también cotizan las expectativas sobre la próxima reunión del BCE. Dos días antes de conocer los acuerdos delConsejo de Gobierno del organismo, los inversores vuelven a comprar deuda soberana europea. La rentabilidad del bono español a una década desciende hasta el 2,15%, con la prima de riesgo también ligeramente a la baja hasta los 120 puntos básicos.

El BCE acapara la atención de los inversores, pero otros riesgos procedentes de China los mantienen alerta como las protestas ciudadanas en Hong Kong o el mal dato del índice PMI de actividad del sector manufacturero elaborado por HSBC, que bajó en septiembre hasta los 50,2 puntos, al borde de la contracción.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3ef5b775/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Cmercados0C14120A558670I4585330Bhtml/story01.htm

Las emisiones de la banca española, en la mira de Standard & Poor’s

0

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/3ef71d2a/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Cmercados0C14120A613930I9221370Bhtml/story01.htm

Las familias ahorrarán 3.400 millones en IRPF con la reforma fiscal

0

 

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef88378/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A718350I3594780Bhtml/story01.htm

8.000 millones de recaudación más entre Sociedades e IVA

0

Pese al crecimiento del PIB para el próximo año del 2%, Hacienda ha fiado al impuesto de Sociedades la más abultada mejora recaudatoria respecto a 2014. En concreto, Hacienda prevé que las empresas paguen un 20% más de impuestos que este ejercicio, hasta los 23.577. millones de euros. Este año los ingresos han caído un 1,8%, hasta 19.599 según el avance de liquidación.

De acuerdo con el presupuesto presentado, esta mejora obedece por un lado al aumento de las bases imponibles, es decir, al crecimiento de los beneficios obtenidos por las empresas: los ingresos brutos aumentarán el 8%, según la memoria presentada hoy. Hacienda sustenta esta previsión en la mejora de los pagos fraccionados del impuesto, que efectúan las grandes empresas y grupos consolidados.

La mayor parte del crecimiento vendrá de las menores devoluciones por parte del Estado a las empresas, es decir, las declaraciones con resultado negativo de años anteriores. Las empresas tienen hasta el 25 de julio para enviar sus declaraciones de Sociedades del ejercicio anterior , y la Agencia Tributaria tiene seis meses para efectuarlas. En 2014 se han pagado devoluciones prestentadas en 2013 y correspondientes a 2012. Eso ha provocado la caída del 1,8% en la recaudación por sociedades que prevé Hacienda para este año.

En cuanto al Impuesto sobre el Valor Añadido, Montoro espera también una mejora de unos 4.000 millones, hasta los 60.260. El aumento es del 7,2% sobre la liquidación esperada para 2014. En las previsiones macro, el Ejecutivo espera un aumento del 2,7% en el gasto de los hogares, algo más que este año. Pero el Gobierno espera, también, un aumento en el IVA que se ingresa por compra de vivenda, partida que ha caído más del 85% sobre los máximos. Este 2014 los ingresos por IVA aumentarán un 8,3%, con un aumento del gasto algo menor que el previsto para 2015.

En los impuestos especiales el Gobierno prevé aumentar 837 millones la recaudación, hasta 19.894 millones sobre los 19.055 millones previstos para este año. El aumento se debe, en gran medida, al efecto de la devolución del céntimo sanitario este ejercicio: si se excluye el efecto, el aumento de ingresos queda en el 1,8%.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/3ef8885a/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ceconomia0C14120A734190I0A7880A30Bhtml/story01.htm

Go to Top