Se empezaba a detectar cierto agotamiento ya en los principales índices bursátiles y así lo comentamos en el análisis de ayer. En el Campeador, como viene siendo habitual se vio la estrategia de los bajistas antes que en el resto. La falta de ímpetu de los toros se hizo patente tras los dos intentos fallidos por recuperar la directriz alcista que le guiaba desde los 7.600 puntos. Comentamos la posibilidad de entrar en un lateral que nos dejara algunas sesiones sin rumbo definido, pero el marubozu bajista completamente sólido dibujado ayer puede ser la señal de un ataque de los osos con más fuerza de lo que en principio estimamos.

A la pequeña figura de HCH que se desarrolló hace unos días, y que llevó al Campeador a visitar los 8.500 puntos, se le une una probable figura similar de mayor entidad, un segundo HCH cuya clavicular la tenemos en eso mismo nivel, los mencionados 8.500 puntos, con una probable proyección hacia los 8.000 / 7.950 puntos. Es sólo una advertencia, de momento, que nos ofrecen las velas sobre el gráfico pero como siempre les digo, un buen trader debe estar siempre vigilantes antes este tipo de figuras. Hasta no ver un cierre por debajo de los 8.500 puntos no la podremos dar por buena.

Hoy podremos ver a cierre de la sesión, si los toros aguantan en tan importante nivel o por el contrario los osos lanzan un fuerte ataque para acabar por debajo del mismo e iniciar una fuerte corrección para dibujar la proyección mínima de la siniestra figura completamente y acabar con el lateral y el canal de aceleración que venía trazando el Campeador.

El problema que plantea la figura bajista no es sólo que nos proyecta por debajo de todos los mínimos crecientes que tenemos sobre el gráfico del Campeador, sino que llega tras un fallo alcista de la figura triangular que había conseguido asomar al selectivo español a cubrir el hueco bajista de los 8.950 puntos. Alguna vez hemos hablado que cuando se rompe una figura triangular y vuelve a meterse dentro de la misma, es una clara señal de impotencia para desarrollar su proyección y que por tanto puede traer fuerte un ataque del bando contrario y convertirse en muy bajista, en este caso.

Habrá que esperar al cierre semanal de mañana y ver si terminamos por debajo del nivel clave de los 8.500 puntos en el Campeador. La tensión en nuestro selectivo es máxima y más después de ver como en otros índices que si habían roto y desarrollado sus figuras, les llega la hora de un posible movimiento correctivo de cierta entidad, tras el espectacular alza que han desarrollado mientras el Campeador se quedaba atascado.

Vimos también ayer, la posible figura en forma de cuña bajista del Emperador europeo, que estuvo a punto de perder la directriz acelerada que traía desde los 2.065 puntos, después de perforarla intradía el miércoles pasado. Si hoy a cierre termina por perderla, sería otro serio aviso, los bajistas pueden llevar al selectivo europeo a la esperada corrección y a visitar la antigua resistencia superada en los 2.400 puntos, comprobar si funciona el principio de polaridad y actúa como soporte.

A diferencia del Campeador, en el selectivo europeo estamos hablando de la directriz acelerada y no de la directriz principal, que se encuentra sobre los 2.270 puntos. Sin perder ese nivel, la tendencia del Emperador no se verá comprometida en ningún momento, tan sólo podemos hablar de una saludable corrección tras alcanzar zonas de fuerte resistencia cercanas a los 2.600 puntos y aliviar la sobrecompra acumulada.

En cuanto a Wally, el General Custer puede estar desarrollando una posible figura de agotamiento tras alcanzar la resistencia de los 1.370 puntos y dibujar sobre dicha resistencia un doji, tras el espectacular alza que le ha llevado sin descanso desde los 1.250 a los 1.370 puntos. De momento no se ha perdido la directriz acelerada que le guía, un cierre por debajo de los 1.350 puntos y podría ser la señal de que la corrección ha llegado al selectivo americano y que pudiéramos verle de nuevo a testear los 1.300 puntos previa pérdida de los 1.334 puntos.

En el Nasdaq Composite tras alcanzar los 2.965, zona de máximos se ve como la directriz acelerada que le guía está a punto de ser perforada avisando también de que la sana corrección puede haberse ya iniciado, aunque sin perder los 2.885 puntos, nivel del hueco de ruptura alcista tras romper resistencias, no podemos dar por buena la corrección, simplemente un movimiento consolidativo.

El cierre semanal de mañana viernes nos dejará más información en las velas para poder ver con mayor claridad si de verdad los osos han llegado para iniciar las esperada corrección o simplemente un lateral en la mayoría de los índices para después de desarrollarlo y aliviar la fuerte sobrecompara en todos los índices excepto en el Campeador, que continuará sufriendo más que el resto.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/warning-emboscada-bajista-ibex/20120223cdscdsmer_7/