Repetición de la jugada en la sesión de ayer, después iniciar la sesión al alza, los bajistas atacaron rápidamente y se volvieron a perder los 8.500/475 puntos en el Campeador. Poco después de la apertura de Wally, los toros contraatacaban con la misma fuerza del día anterior y volvían a situarse por encima del soporte para finalizar la jornada por encima de los 8.526 puntos, con una limitada caída del -0,12%. Los toros volvían a repeler por tercer día consecutivo a los osos en su intento por confirmar la rotura de la clavicular de la figura de HCH que pesa sobre el gráfico de nuestro selectivo. Dejó trazado un tercer martillo sobre el soporte, una bonita jugada alcista que deja todo listo para atacar los 8.750 puntos para las próximas sesiones.

Como analizamos ayer, en caso de producirse el rebote deberemos estar muy atentos al volumen de negociación. Si el ataque alcista se produce con un importante aumento de volumen, podremos confiar en una ruptura de de los 8.750 puntos y deshacer la posible figura bajista. Por el contrario si se produce sin volumen, llegados a esos niveles, podría producirse el definitivo ataque de los bajistas. También será importante ver la extensión de las velas que se desarrollan en el rebote.

Si son extensas y sólidas, como las que se produjeron durante la última caída, será señal que los toros tienen posibilidad de romper el segundo hombro y deshacer la figura. Si se produce con velas de escasa longitud y poco robustas, la señal que deje puede será la contraria, deberíamos dudar del rebote. Como ya hemos hablado en algunas ocasiones, tras este tipo de velas en forma de martillo, el movimiento adecuado de una vuelta alcista llega de la mano de un sólido marubozu. Si hoy a cierre vemos este tipo de vela con un fuerte ascenso, señal de fuerza alcistas.

En el selectivo europeo tenemos un doble doji en las dos últimas sesiones que se soporta sobre los 2.580 puntos. Tras la pérdida de la directriz acelerada y tras un movimiento lateral iniciado a principio del presente mes de febrero, un cierre por encima de los 2.450 puntos pondría a los toros en situación de volver a recuperar la directriz perdida e iniciar el ataque a la complicada resistencia de los 2.600 puntos. Es importante observar como la media móvil de las 50 sesiones está apunto de cruzarse al alza con la de 200, una clara señal alcista.

De momento y a diferencia del Campeador, los bajistas no han conseguido en el Emperador hacer tanto daño en el gráfico. Si compara las velas desarrolladas en las consolidaciones son de limitada extensión a diferencia de nuestro selectivo y la media móvil de las 20 sesiones sujeta en todo momento los cierres de las velas. Mientras no se pierdan los 2.480 puntos a cierre los bajistas no estarán en condiciones de buscar el soporte clave de los 2.400 puntos.

Pero quien no se rinden son los alcistas en Wally, ayer el general Custer consiguió la hazaña de cerrar la sesión por encima de la resistencia de los 1.370 puntos, cerrando la sesión por encima de los 1.372 puntos. Ahora importante será ver si a cierre semanal consigue mantenerse por encima de la citada resistencia y termina por romper la resistencia creciente sobre los 1.380 puntos. Por su parte el Dow Jones logró también dormir por encima de los 13.000 puntos.

La corrección no termina de llegar a los índices americanos, los toros siguen con una endiable fortaleza que no deja de sorprender a propios y extraños. Y por si esto fuera poco, la tecnología ha conseguido nuevos máximos en su ya histórica subida. Superada la consolidación del último marubozu dibujado sobre su gráfico, el Nasdaq Composite continúa con su imparable ascenso tras evitar un posible doble techo y apunta directamente a los 3.000 puntos. Sencillamente impresionante.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/trio-ases-ibex/20120229cdscdsmer_14/