La brecha entre las primas de riesgo de España e Italia está a punto de cerrarse. La diferencia se ha estrechado a apenas tres puntos básicos, después que el riesgo país español se haya situado en los 256 puntos básicos y el italiano ronde los 253. El interés de los bonos españoles a diez años baja ligeramente al 4,55%, mientras que el exigido por la deuda italiana escala hasta el 4,52%. Varias son las claves que explican por qué España está a punto de ganar a Italia en deuda a largo plazo. A corto plazo ya lo ha conseguido (el bono español a dos años está en el 1,7% frente al 2% que marca el italiano).

Tensiones políticas en Italia: Esta es la causa principal. La posibilidad de una ruptura en el Gobierno italiano, ante la amenaza del líder del partido Pueblo de la Libertad (PDL), Silvio Berlusconi, de salir de la coalición que forma junto con el Partido Demócrata (PD) de Enrico Letta, ha golpeado de nuevo al país transalpino.

Así, el índice Mib de la Bolsa italiana acumula una caída del 4,6% desde mediados de agosto, mientras la prima de riesgo italiana ha pasado del mínimo anual de 230 puntos básicos a superar los 250 puntos en apenas 20 días.

Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets, señala que la brecha entre ambas primas de riesgo ha permanecido estable en torno a los 30 puntos durante los últimos meses, tras las presiones que sufrió la deuda italiana por el resultado de las elecciones de febrero. “Pero ahora la prima de riesgo italiana ha empeorado por la inestabilidad política en el país”, asegura, lo que, a su juicio, explica en gran parte el posible traspaso de la deuda italiana a la española.

La última vez que Italia pagaba más que España en deuda a 10 años fue en febrero de 2012. Y es que durante el verano de 2011 se produjo una quiebra total de la confianza en el Ejecutivo de Berlusconi.

España gana confianza: Los mercados confían cada vez más en España. De hecho, los inversores extranjeros apuestan de nuevo por la deuda patria y su cartera está en máximos de 18 años, con más de 250.000 millones de euros.

La prima de riesgo española se ha estabilizado por debajo de los 300 puntos básicos, nivel que logró dejar atrás a finales de julio. Incluso este verano marcó mínimos de hace dos años al situarse en los 247 puntos básicos, aunque gracias también a la subida de la deuda alemana. El conflicto en Siria y el posible ataque de Estados Unidos ha sido la que ha tensionado la deuda en las últimas semanas.

Por su parte, los datos macroeconómicos invitan al optimismo y apuntan hacia la recuperación, al igual que pasa en Italia. Ya no son el eslabón más débil de la cadena, y de nuevo Grecia y Portugal están en el punto de mira ante la posibilidad de que tengan que solicitar nuevas ayudas.

Con todo, Pingarrón advierte que “si finalmente se mantiene el Gobierno italiano, la situación puede ser reversible y se volverá a una brecha entre los 20-30 puntos entre la prima española y la italiana”. “Es una situación coyuntural”, opina.

Vencimientos de deuda: Es mucho menos apretado el calendario de vencimientos que el Tesoro español afrontará el próximo ejercicio: 120.000 millones de euros frente a los 275.000 millones que le esperan al Tesoro italiano, más del doble. Además, a Italia todavía le quedan vencimientos por 125.000 millones en 2013, lo que añade presión y tensa la cuerda en cada subasta que celebra.

Italia es uno de los países europeos con más volumen de deuda pública en circulación, mientras el importe en España no alcanza los 700.000 millones en deuda estatal. Por ello, Victoria Torre, analista de Self Bank, considera que “no estaba justificada la diferencia entre la percepción de riesgo de ambos países y es normal que se esté ajustando, porque el mercado empieza a reconocer este situación”.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/30e49765/sc/36/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cclaves0Eespana0Egana0Eitalia0Edeuda0Elargo0Eplazo0C20A130A90A6cdsncdmer0I70C/story01.htm