La convicción de que el ataque estadounidense a Siria es inminente sigue haciendo daño en los mercados financieros, temerosos de lo que pueda suceder en el avispero de Oriente Medio y, especialmente, de los efectos sobre el precio del petróleo. De momento, el Brent ha acelerado su carrera alcista y esta mañana cotiza a 117 dólares el barril, un 2,5% más caro que ayer, día en el que ya subió el 3%. Roza, de hecho, máximos anuales.

En las Bolsas, por el mismo motivo, manda la presión vendedora. El Ibex cede más de un 0,5% de momento y pone a prueba el soporte de los 8.300 puntos. La banca mediana y Sacyr vuelven a ser los farolillos rojos del selectivo.

La deuda nota en menor medida la presión. La prima de riesgo española repuntó ayer y vuelve a hacerlo hoy, hasta 266 puntos. Italia, donde el culebrón sobre si Berlusconi retirará o no su apoyo al Gobierno de Letta (en función de su el Senado vota contra su expulsión tras ser condenado) no ayuda a la renta fija periférica. Su prima de riesgo cotiza en 262, muy cerca de la española. Tampoco Angela Merkel que, metida de lleno en la campaña electoral, dijo ayer que Grecia nunca debería haber entrado en el euro.

La situación, por otro lado, sigue complicándose en los mercados emergentes, que a las dudas de la semana pasada provocadas por la retirada de estímulos de la Fed añaden ahora la derivadas de Siria y el petróleo caro, agravando la fuga de capitales. En Filipinas, por ejemplo, la Bolsa cayó ayer un 5,4%. La rupia india marcó un nuevo mínimo histórico (lleva una caída del 20% en el año)  y la Bolsa tailandesa bajó por décima sesión consecutiva. .

El euro, mientras, sigue estable en 1,338 dólares, en línea con sus últimos cruces de ayer.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/307b69cc/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C0A80C280Cmercados0C137766890A40I22420A90Bhtml/story01.htm