La jornada en el parqué madrileño ha sido una excursión de ida y vuelta por la frontera de los 8.400 puntos. El Ibex 35 la ha cruzado varias veces a lo largo del día, para volver a retroceder en una sesión anodina en la que los inversores han mostrado cierta indecisión. No obstante, el selectivo español ha tomado algo de carrerilla en el final de la sesión y ha cerrado en los 8.432 puntos, con una subida del 0.40%.

La decisión de intervenir en Siria aún no está tomada, según dijo Obama en una entrevista en la televisión pública estadounidense, y eso se nota en los mercados. Aunque con un ojo puesto en el conflicto de aquel país, este asunto ha tenido hoy menos impacto en la actuación del inversor. El mejor indicador es el precio del petróleo, que cae hoy tras las subidas de los dos últimos días. El precio del barril Brent baja hasta los 115 dólares, frente a los 117 que alcanzó ayer, y el West Texas  cae un 0,5%, hasta poco más de109,59 dólares por barril.

Esta bajada del crudo provoca el efecto contrario al de ayer: las petroleras caen mientras que las aerolíneas se toman un respiro y anotan ganancias. IAG ha subido un 2,54%, Abertis, empresa ligada al transporte, se ha revalorizado un 2,42% y Repsol ha cerrado con unas pérdidas del 0,66%.

Hoy se ha conocido el número de peticiones iniciales de subsidios de desempleo en Estados Unidos, que se sitúo en 331.000, en línea con las estimaciones del consenso recopilado por Bloomberg. También se ha revisado al alza el crecimiento estimado en el segundo trimestre en la mayor economía del mundo, hasta una tasa anualizada del 2,5% frente a la estimación inicial del 1,7%. Curiosamente, los inversores han celebrado el buen dato y le han dado al botón de comprar, en lugar de lamentarse por la ahora más probable retirada de los estímulos de la Fed en Estados Unidos. 

“El dato del PIB y el de empleo de agosto, que se dará a conocer el viernes de la semana próxima, creemos que serán determinantes para la Fed a la hora de diseñar su calendario para el inicio de la retirada de estímulos, siempre y cuando la crisis Siria no interfiera en sus intenciones, como ya hemos comentado antes que podría pasar”, señalan desde Link Securities.

Wall Street ha recibido estas cifras con alzas de más de medio punto porcentual en sus principales índices. Las petroleras Chevron y Exxon marcan las mayores caídas y Verizon sube después de conocerse una oferta de compra de la británica Vodafone para hacerse con una parte de su negocio de telefonía móvil, Verizon Wireless.

La prima de riesgo española no ha tenido un buen día y sube hasta los 268 puntos básicos, dos más que ayer. Por su parte, Italia da esquinazo, de momento, a la amenaza de una crisis política en la coalición de Gobierno. El Tesoro transalpino ha colocado el máximo previsto de 6.000 millones de euros en bonos a 5 y 10 años sin variar el rendimiento en los segundos (4,46%) y subiendo ligeramente el de aquellos (3,38% frente a 3,23%). El acuerdo al que se llegó ayer en el Consejo de ministros con la abolición del Impuesto de Bienes Inmuebles sobre la primera casa (IMU), que era una de las imposiciones de Berlusconi para la continuidad del Gobierno, parece haber relajado a los mercados.

El euro, mientras, corrige con fuerza, hasta los 1,322 dólares desde los 1,334 de última hora de ayer. Los expertos señalan con el dedo al dato de empleo en Alemania, que, aunque se sitúa en un más que aceptable 6,8%, subió de forma inesperada. 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/308944b2/sc/2/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Csiria0Epreocupa0Eibex0Esube0Epetroleo0Ebaja0C20A130A829cdsncdmer0I10C/story01.htm