Semana difícil y complicada en los mercados, los bajistas tensaron la cuerda hasta el extremo. Los índices más débiles como el español o el italiano perdiendo mínimos anuales y los más fuertes como alemán o los americanos visitando soportes importantes sobre su gráfico, todo apuntaba a un nuevo agosto negro. Pero un cambio en el discurso del BCE, mezclado con el apoyo de los líderes europeos, enfervorizaron a unos alcistas que consiguieron en dos días dar un gran vuelco a la situación y salvar la semana alejando el peligro de los niveles tan comprometidos donde se encontraban, de momento.

El Campeador termina la alocada semana sobre los 6.617 puntos después de trazar nuevos mínimos en los 5.905 puntos. En el gráfico semanal deja dibujada una sólida vela penetrante que mira de nuevo al hueco de ruptura roto a la baja semanas atrás sobre los 6.724 puntos. Veremos si los toros son capaces de continuar con la efervescente subida buscando los 7.000 puntos. El volumen de negociación si acompaña esta vez a los toros que aumentó significativamente con respecto a los últimos días de ataque bajista.

En Europa, el Emperador termina la semana recuperando los 2.301 puntos tras perder la directriz alcista que le guiaba desde mínimos y el soporte que ofrecía el hueco de ruptura sobre los 2.172 puntos. Los alcistas conquistan de nuevo las medias móviles de las 20 y 50 sesiones en las dos severas estocadas del jueves y superan el hueco bajista abierto sobre la clavicular del HCH invertido en los 2.200 puntos. Los últimos máximos alcanzados sobre los 2.332 puntos y la media de la 200 sesiones esperan. Superando ese escollo, los 2.400 puntos próxima resistencia a batir.

El Kaiser alemán hizo valer su fortaleza y aguantó la directriz alcista la semana pasada. Desde la media móvil de las 50 sesiones sobre los 6.324 puntos se levantó con fuerza para alcanzar de nuevo los 6.689 puntos y con la mirada puesta de nuevo en los 6.800 puntos, resistencia que le paró antes de la última corrección. Mantiene intactos sus máximos y mínimos crecientes. Después de la reacción alcista deja claro sobre el gráfico el nivel que debe perder el selectivo alemán para cambiar de escenario.

El Gentleman inglés logró mantener los 5.500 puntos y la media móvil de las 50 sesiones. Desde allí los alcistas se levantaron hasta los 6.627 puntos sobre la media móvil de las 200 sesiones. Los toros deberán buscar ahora los 6.700 puntos para intentar un nuevo máximo que le acerque a los 6.800 puntos. Como en selectivo alemán, marca bien la zona que los alcistas ya no deben ceder para seguir con el escenario alcista, los mencionados 5.500 puntos.

En el selectivo francés si se alcanzan los niveles cercanos a los últimos máximos trazados tras alcanzar el hueco de ruptura sobre los 3.065 puntos. Cerró la semana sobre los 3.280 puntos recuperando las medias móviles de las 20, 50 y 200 sesiones en los dos días de embestida alcista. Quedan romper los 3.300 puntos para ir en busca de la resistencia de los 3.362 puntos.

Para terminar con Europa, el César italiano tras trazar nuevos mínimos anuales sobre los 12.295 puntos, salió de complicada zona en la que se había metido para acabar la semana sobre los 13.596 puntos. Todo apuntaba ya a un duro estoconazo bajista que se salvó in extremis. Tocará ahora a los toros batir de nuevo los 14.000 puntos si quieren buscar los últimos máximos.

En Wally, también se pisaron soportes importantes sobre los 1.330 puntos que aguantaron no sin cierto miedo y desde allí los toros se revolvieron al alza para romper resistencias a cierre semanal. El general Custer termina la semana sobre los 1.385 puntos y con opciones de buscar los 1.400 puntos en busca de nuevos máximos.

En la tecnología, la media móvil de las 200 sesiones volvió a hacer de soporte sobre los niveles de los 2.830 puntos y nueve puntos antes los alcistas reaccionaron con fuerza evitando males mayores en el Nasdaq Composite. Tras la reacción alcista terminó la semana en los 2.958 puntos y con la vista puesta en los 3.000 puntos nuevamente. Veremos si está vez los toros consiguen batir la resistencia.

Dice un proverbio chino que el agua hace flotar el barco, pero también puede hundirlo. Veremos si el bálsamo del BCE consigue este año que el barco no se hunda en el mes de agosto como el año pasado.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/21d9bc22/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cred0Ebull0Eda0Ealas0C20A120A730Acdscdsmer0I40C/story01.htm