La prima de riesgo española ya cotiza por debajo de la italiana, depués de varios días pisándole los talones. De este modo, España ya paga menos que Italia en deuda a largo plazo, por primera vez desde finales de febrero de 2012. El rendimiento exigido a los bonos españoles a diez años se reduce al 4,46% mientras el italiano roza el 4,5%, y la prima de riesgo española cae a 246 puntos básicos, frente a los 248 que marca la italiana. Según datos de mercado, ambas primas de riesgo empataron en los 250 puntos básicos y se han mantenido prácticamente en tablas durante un rato. Pero finalmente el riesgo país español ha bajado más y la distancia con el itaiano llega a ser en algunos momentos de tres puntos base.

Así, después de 18 meses, los inversores otorgan más confianza a España que a Italia en los mercados. Eso sí, en un momento en el que las tensiones políticas vuelven a golpear al país transalpino. Precisamente ayer se abrió en el Senado italiano la discusión sobre la posibilidad de retirar de su escaño al exprimer ministro Silvio Berlusconi, tras su condena definitiva a cuatro años de cárcel por fraude fiscal. En caso de expulsión forzosa, ‘Il Cavaliere’ podría cumplir su amenaza de retirar el apoyo de su partido (PDL) al Gobierno de coalición liderado por Enrico Letta.

Los temores ante una posible nueva crisis de Gobierno han incrementado las ventas de deuda italiana, con la consiguiente subida de los tipos de interés. Desde mediados de agosto, el sobreprecio exigido a los bonos italianos a una década frente a los alemanes (de referencia por considerarse más seguros) ha pasado de los 230 puntos básicos al entorno de los 250, una subida del 8%.

Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, asegura que “la salida de Berlusconi devolvería a Italia los problemas que supone tener un gobierno inestable y se hablaría de nuevo de elecciones anticipadas”.

Por su parte, la prima de riesgo española se ha estabilizado por debajo de los 300 puntos básicos que logró dejar atrás a finales de julio, y toca mínimos desde julio de 2011 en los 246 puntos básicos, gracias en gran medida a la subida del ‘bund’ alemán (en el último mes, desde niveles del 1,6% al 1,9%, llegando a superar incluso el 2%). Pero a la contribución alemana se suman la tormenta política italiana y el regreso de los inversores extranjeros a la deuda española, con una cartera que de nuevo supera los 25.000 millones de euros después de 18 meses.

Asimismo, la propuesta diplomática de Rusia sobre Siria, que aboga por que el supuesto arsenal de armas químicas de Damasco quede bajo control internacional, ha añadido una dosis de tranquilidad a los mercados de deuda. La caída de las primas de riesgo en tres o cuatro puntos básicos es generalizada en todos los países periféricos. “Esto suaviza las tensiones en el corto plazo”, apunta Aguirre.

Otro factor positivo ha sido la previsión de crecimiento de la OCDE para sus países miembros, que ha mejorado, según sus indicadores, que muestran avances significativos sobre todo en los países de la zona euro que más se vieron afectados por la crisis, en particular Irlanda, España, Italia, Finlandia, Bélgica y Eslovaquia. A esto se suman otras revisiones al alza de las perspectivas para España, como la de Funcas.

Nada que ver con la situación de hace año y medio, cuando una Italia encomendada al tecnócrata Mario ganaba la batalla de la deuda a una España al borde del rescate. Enterrado el fantasma del rescate, que perdure el cambio de posiciones en lo que a prima de riesgo dependerá sobre todo de lo que suceda en el Parlamento italiano los próximos días.

Para Daniel Pingarron, de IG Markets, si Berlusconi continúa en el Gobierno de Letta, “se puede revertir de nuevo la situación y volver a una brecha de 20-30 puntos entre ambas primas de riesgo”.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/31082c8b/sc/36/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Crazones0Eespana0Ederrota0Eitalia0Edeuda0Elargo0Eplazo0Emeses0Edespues0C20A130A910Acdsncdmer0I30C/story01.htm