Punto y final a Popular-e como marca en internet de Banco Popular. Creado como una filial en 2000, con ficha bancaria y entidad jurídica propias, Popular-e ha sido recientemente absorbido por su matriz. El siguiente paso será eliminar la enseña y traspasar sus clientes a la entidad que preside Ángel Ron.

Los productos exclusivos que ofrece Popular-e al margen de su matriz –con condiciones habitualmente más competitivas, especialmente respecto a las comisiones– seguirán disponibles de momento, según ha confirmado una portavoz de la entidad financiera. Así, los usuarios no notarán en la práctica ningún cambio en la operativa. Y es que, aunque Popular-e contaba con ficha bancaria propia, estaba participado al 100% por Popular.

Popular-e contaba con depósitos de clientes por 836,3 millones de euros y con una cartera de créditos de 836,4 millones a cierre del pasado abril, según los datos de la Asociación Española de Banca (AEB). De acuerdo a esta fuente, su beneficio neto el año pasado ascendió a 28,6 millones de euros y su plantilla estaba constituida por 88 personas.

La nueva estrategia de la entidad financiera pasa por dar servicio en internet exclusivamente a través de una sucursal y no de un banco independiente. Oficinadirecta se convertirá así en la oficina exclusiva de Popular en internet, si bien no absorberá a los clientes de Popular-e. Oficinadirecta fue creada por Banco Pastor en 1992 y carece de entidad jurídica propia –nunca dispuso de ficha bancaria–, es exclusivamente una marca. Es la misma situación de Bankialink, que es una enseña de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, y de iBanesto frente a Banesto hasta que este último fue absorbido por Santander.

Más productos

La estrategia comercial de Oficinadirecta continuará siendo diferenciada, si bien agregará productos de Popular a partir del 14 de octubre, cuando además migrará su plataforma tecnológica a la de Popular. Los últimos datos oficiales disponibles de Oficinadirecta constan en un folleto de Pastor registrado en la CNMVen enero de 2012 pero se refieren a finales de 2010. Entonces contaba con recursos gestionados por 638 millones de euros y un volumen de inversión de cerca de 1.800 millones de euros. 

Los clientes de Oficinadirecta han recibido una comunicación en la que se les informa de que estrenarán una web con “nuevo diseño y más capacidades de consulta y operación”. 
Oficinadirecta explica que habrá “una nueva y amplia gama de productos (nuevos fondos de inversión, planes de pensiones, tarjetas de crédito…), además de seguir disfrutando de los productos de siempre […].” Igualmente, los clientes de Pastor notarán una metamorfosis en su web, que se integrará en la nueva plataforma.

También el 14 de octubre cambiará la numeración de los productos procedentes de Pastor –cuentas corrientes, de ahorro, crédito y depósitos–, incluidos por tanto los de Oficinadirecta. 
El banco informa a los clientes de que no tendrán que hacer nada: “Este cambio no supondrá ninguna modificación en su operativa, podrá seguir utilizando su talonario, tarjetas, etc., y no tendrá que realizar ninguna gestión relacionada con sus actuales domiciliaciones”, señala.

Una posible venta que queda ahora descartada

La hasta hace poco filial en internet de Popular ha estado a la venta, como reconoció a la CNMV la entidad que preside Ángel Ron en mayo del año pasado. En el paquete se incluía también el negocio de medios de pago (tarjetas de crédito, esencialmente) del grupo.

En el folleto continuado previo a la macroampliación de capital con la que logró 2.500 millones de euros, Popular reconoció que había recibido varias ofertas por un porcentaje mayoritario de sus negocios de banca por internet y de medios de pago, entre las que destacaba la de su aliado Crédit Mutuel, entidad con la que controla al 50% Targobank.

En el plan estratégico presentado en junio de 2012 incluía estas ventas dentro de un proceso de venta de activos que supondrían “menores consumos de capital y plusvalías significativas”, de unos 2.000 millones de euros en dos ejercicios. Sin embargo, los planes iniciales fueron modificados tras los resultados del test de estrés publicados por Oliver Wyman el pasado septiembre. Así, el nuevo plan rebajó las plusvalías a 545 millones de euros para el periodo 2012-2013, frente al importe previsto inicialmente. Con la integración de Popular-e en la matriz queda ahora descartada su venta.

En la presentación a analistas de las cuentas del primer semestre del año, Popular explicó que había conseguido 243 millones de euros en plusvalías extraordinarias gracias a varias operaciones, como las ventas de carteras de fallidos y de la unidad de recuperaciones o la alianza en el negocio de cajeros con Crédit Mutuel. Por su parte, las plusvalías por recuperación de fallidos y por la venta de inmuebles alcanzaron los 130 millones de euros.

Popular prevé concluir el presente ejercicio con más de 600 millones de euros en plusvalías.


Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/30424ea7/sc/36/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cpopular0Eretira0Emarca0Epopular0Ee0Equeda0Eoficinadirecta0C20A130A822cdsncdmer0I40C/story01.htm