El décimo aniversario del euro promete distar bastante de lo que se suele entender por una fiesta. Lo que debía ser la gran celebración de la moneda común ha tenido preámbulos de ceremonia fúnebre, ante las amenazas de salida y expulsión de alguno de los socios, y conllevará aún tensos encuentros entre la familia europea. Las esperanzas de todos están puestas ahora en el nuevo tratado que 26 de los miembros de la Unión Europea, con la notable ausencia de Inglaterra, preparan para la primavera. El eje Berlín-París, artífice del pacto, comenzará hoy a esbozar el documento.

La canciller alemana, Angela Merkel, tiene previsto recibir hoy en Berlín al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, para preparar la reunión del Consejo Europeo del próximo 30 de enero y el contenido del tratado. Este, publicitado como una suerte de refundación de Europa a través del compromiso de austeridad fiscal de sus miembros

El acuerdo alcanzado el pasado 9 de diciembre, que impide a los socios comunitarios traspasar el umbral del 0,5% de déficit estructural y establece sanciones automáticas para aquellos Estados que superen la barrera del 3%, ya fue cuestionada en su día, pero los mercados han dado una cierta tregua en Navidad.

El FMI desconfía de Grecia

La falta de consenso en torno al segundo rescate heleno y la amenaza de que Hungría entre en default, no obstante, han vuelto a despertar los temores. Además, el FMI considera que Grecia no será capaz de amortizar su deuda y sanear sus cuentas. Ante esta situación, los líderes europeos necesitan mandar nuevos mensajes de tranquilidad en los meses, aún por determinar, que se tardará en cerrar el tratado. El miedo a la recesión y la acuciante situación financiera de algunos Estados -manifestada en las candentes primas de riesgo- ha reactivado las agendas de los mandatarios europeos. Así, el tecnócrata Mario Monti, primer ministro italiano, ya se reunió el viernes pasado con Sarkozy, y lo hará este miércoles con Merkel. El presidente francés, a su vez, será el primer dirigente extranjero en visitar al nuevo responsable del Gobierno español, Mariano Rajoy, el próximo lunes 16 en La Moncloa.

El termómetro de la crisis lo volverán a dar esta semana las subastas de deuda, donde se comprobará el interés de los inversores por financiar a los Estados europeos. Las citas clave de la semana serán en Roma, cuya prima de riesgo se sitúa sobre 500 puntos, y en Madrid, donde el Tesoro saldrá el jueves al mercado para subastar bonos a tres y cinco años.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/merkel-sarkozy-reunen-hoy-iniciar-esbozo-nuevo-tratado/20120109cdscdimer_7/