La semana bursátil arrancaba bajo el peso de la rebaja que Standard Poor’s realizó a nueve economías europeas. Los rumores de una inminente rebaja de la calificación de SP que comenzaron el viernes a mediodía se hicieron efectivos poco antes del cierre de Wall Street. La agencia de calificación crediticia rebajó la nota de nueve de los 17 países de la zona euro y quitó a Francia la preciada triple A, mientras que a España le rebajó dos escalones la nota de solvencia bajo la amenaza de nuevos recortes si no producen cambios en el mercado laboral que reduzcan la tasa de desempleo.

Sin embargo tanto los mercados de renta variable como los de deuda han optado por, si no ignorar, minimizar el impacto de la decisión de la agencia y buscar informaciones positivas sobre las que mantenerse. El buen desarrollo de la subasta de deuda en Francia, donde se ha colocado casi el máximo previsto en letras a tres, seis y doce meses, y con un interés inferior al ofrecido en la última subasta ha servido como impulsor de las subidas en Europa, el Cac francés sumó un 0,89%, el Dax alemán un 1,30% y el Ftse inglés un 0,41%. España ha sido la excepción y ha optado por las tablas (-0,01%). Partirá mañana desde los 8.449 puntos.

En el mercado de deuda, los presagios de un nuevo huracán que agudizada la crisis de deuda se han aparcado bajo el peso del BCE, que según los operadores ha vuelto a acudir el mercado secundario para adquirir bonos italianos y españoles. La prima de riesgo española ha reducido posiciones hasta los 341 puntos básicos tras llegar a situarse en los 356 minutos después de la apertura. El riesgo-país de Italia, que llegó a situarse en los 509 puntos básicos, se moderó hasta los 484 puntos básicos.

La atención estará puesta en la subasta del Tesoro español del martes, donde se esperan colocar entre 4.000 y 5.000 millones en letras a 12 y 18 meses y que tendrá un segundo capítulo con una nueva subasta del jueves.

Y mientras tanto, los depósitos de las entidades financieras en el BCE siguen disparadas y marcan un nuevo máximo. Las entidades tienen depositados 493.272 millones de euros en el regulador europeo, una cuantía que sigue escalando día tras día.

A la espera de ver si la rebaja de calificación de SP se extiende a las entidades financieras, como se ha producido en anteriores ocasiones, el sector ha mantenido una tendencia dispar. BBVA sumó un 0,69% y Santander un 0,57%, mientras que Sabadell recortó un 1,06% y Popular lo hizo en un 0,69%.

La situación no ha mejorado para el euro que se mantiene bajista frente al dólar y cotiza a 1,2678 ‘billetes verdes’.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/mercados-ignoran-impacto-rebaja-s-p/20120116cdscdsmer_1/