Las Bolsas se han recuperado del susto que ha provocado que Rusia detectara el lanzamiento de dos misiles balísticos desde el Mediterráneo central hacia la zona oriental de este mar, donde se encuentra Siria. La noticia, que saltaba hacia las 11.00 horas, dio un vuelvo a los mercados y borraba de un plumazo las ganancias del Ibex, que llegó a ceder más de un punto porcentual y a perder los 8.400 puntos. Los misiles corresponden a un ensayo militar conjunto efectuado por Estados Unidos e Israel, de modo que, una vez descartado el inicio de un ataque sobre Siria, se había despejado el camino para las subidas.

El Ibex ha cerrado con un alza del 0,19%, hasta los 8.445,2 puntos, y se ha desinflado con fuerza en la recta final de la sesión. Las declaraciones del presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, el republicano John Boehner, que ha mostrado su apoyo a una intervención militar el Siria ha provocado las ventas en la recta final de la jornada bursátil europea. 

También la prima de riesgo española se ha visto influida por los ensayos militares de Israel y EE UU, en una jornada marcada claramente por la volatilidad. Con la rentabilidad del bono a diez años en el 4,4%, el riesgo país se ha disparado hasta los 257 puntos básicos después de arrancar la sesión en los 245, mínimo desde 2011. Tras el impacto inicial, la prima se modera hasta el entorno de los 254 puntos básicos.

Hasta el momento, las dudas de Occidente respecto a la crisis siria habían despejado el camino de las subidas para las Bolsas. El mercado se estaba apoyando en los datos económicos para tratar de recuperar el pulso alcista perdido a mediados del mes pasado. En España, el dato de paro arrojala primera bajada en un mes de agosto desde el año 2000y el Ibex lo estaba celebrando con alzas moderadas en la mañana.

En Estados Unidos se han conocido hoy los indicadores adelantados de actividad del sector manufacturero, una nueva cifra con la que valorar el ritmo que pueda seguir la Reserva Federal para la retirada de estímulos anunciada. Y el ISM manufacturero de agosto ha resultado mejor de lo previsto, al situarse en los 55,7 puntos, por encima de los 54 esperados por el consenso de mercado y de los 49 del dato del mes anterior. Este indicador, mejor de lo previsto, ha sido el factor decisivo para apuntalar los avances, aunque no ha bastado para que el Ibex conserve los 8.500 puntos, que se han esfumado a la vista de que el panorama político en EE UU podría despejarse en favor de un ataque sobre Siria. 

Además, Grecia y Portugal vuelven a estar en el punto de mira. Cabe la posibilidad de que el país mediterráneo, que ha vendido hoy 1.137 millones de euros en letras del Tesoro al 4,20% de interés, tenga que solicitar un tercer rescate, en tanto que Portugal se someterá en breve a un nuevo examen de la troika después de que el Tribunal Constitucional luso haya anulado algunas de las medidas de ajuste.

El petróleo, termómetro de la tensión en Oriente Medio, cotiza en los 114 dólares por barril Brent, mientras la mejora del tono en los mercados ha permitido subir al dólar. Cotiza en 1,317 unidades por euro, frente a las 1,33 de la semana pasada.

En cuanto a las operaciones empresariales, la compra anunciada por el gigante Microsoft, quese hará con el negocio de móviles de Nokia por 5.440 millones de euros, está animando a los valores tecnológicos en la jornada de hoy. Las acciones de Nokia que cotizan en Wall Street llegan a dispararse cerca del 40%.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/30c07442/sc/11/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cvolatilidad0Eapodera0Eibex0Epuede0E850A0A0C20A130A90A3cdsncdmer0I10C/story01.htm