El Gobierno anunció el dato y los mercados no se estremecieron. España cerrará 2012 con un déficit público del 5,8%, de acuerdo con el cuadro macroeconómico anunciado ayer, lo que supone incumplir el compromiso suscrito hasta el momento ante Bruselas de reducirlo al 4,4%. La última palabra aún no está dicha y la exigencia de Bruselas, una vez sopesados los atenuantes que pueda argumentar España -crisis económica y reducción del déficit estructural-, no se conocerá hasta mayo. Y mientras persiste la intriga, el mercado reaccionó el viernes con cierta indulgencia, sin duda gracias al efecto narcótico de las inyecciones del BCE, que ha blindado de liquidez a la banca para los próximos tres años. No hubo dramas para la prima de riesgo, a pesar de que el dato de déficit vino acompañado de una previsión de caída del PIB del 1,7% en 2012 y de un incremento de la tasa de paro al 24,3%, con destrucción de otros 630.000 puestos de trabajo.

La prima de riesgo española había quedado la víspera al filo de los 300 puntos básicos, cuando ya se sabía del intento de España por lograr una tregua en el objetivo de déficit. Y ayer reaccionó a la publicación del dato para este año con un alza de 10 puntos básicos. El diferencial estaba en los 304 cuando se conoció la cifra y repuntó para cerrar el día en 310.

Los serios apuros que afrontará España para cumplir con la austeridad que impone la zona euro fueron además la gota que bastó para que España perdiera la ventaja que había acumulado en los últimos meses frente a Italia. La prima de riesgo italiana quedó en los 310 puntos básicos y su bono a diez años, en el 4,9%, al mismo nivel de España.

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy defendió que el cuadro macroeconómico presentado el viernes no impactará en el mercado, con el argumento de que “el Gobierno no hace anuncios sino que toma decisiones y acomete reformas que se anuncian en el BOE”. Durante meses, el mercado penalizó en mayor medida a Italia frente a España por su mayor volumen de deuda pública y por la supuesta fragilidad de un gobierno tecnócrata. Pero el viernes Italia presentó cifras más alentadoras que las españolas, con una reducción del déficit público en 2011 al 3,9% y un alza de su economía del 0,4%, si bien la deuda sobre el PIB sube al 120,1%, el nivel más elevado desde 1996.

La Bolsa tampoco reaccionó con temor al escenario económico español, pero el Ibex sigue ampliando la brecha que lo distancia de los avances en el año del resto de índices europeos. El Ibex cerró en los 8.563,4 puntos, tras un alza del 0,18%. En lo que va de 2012, pierde el 0,03%, frente a los avances del 9,9% del Euro Stoxx o del 17,3% del Dax. En la semana, estos índices suben el 0,89% y 0,83%, respectivamente. En Wall Street, el SP sube el 0,3% semanal y el Dow Jones queda plano (-0,04%).

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/d/deuda-espanola-encaja-golpe-deficit/20120303cdscdicnd_5/