La banca española se pone a prueba. Sabadell siguió ayer los pasos de Santander la semana pasada al apelar al mercado con una emisión de cédulas a tres años. El objetivo inicial era captar 500 millones, pero al final, gracias a la elevada demanda, colocó 1.200 millones a un diferencial de midswap más 250 puntos básicos, lo que supone un cupón del 3,625% para los inversores.

Las entidades españolas, conscientes de que las medidas extraordinarias del BCE tendrán fecha de caducidad tarde o temprano, se aplican con esmero para sondear el interés del mercado. Y Sabadell se atrevió ayer con la primera emisión después de que el Gobierno aprobara la reforma del sistema financiero. Una prueba que superó con buena nota. Pretendía captar 500 millones y terminó emitiendo 1.200 millones gracias a la elevada demanda. Recibió peticiones por 1.400 millones de euros.

Los bancos tienen una alternativa de financiación más barata en el BCE (al 1% a tres años) pero al salir al mercado testan la aceptación de los inversores. Sabadell aprovechó así la ventana que abrió la semana pasada Santander cuando colocó 2.000 millones de euros en cédulas a tres años, emisión que puso fin a la sequía de los últimos meses. La emisión de 750 millones de euros de bonos sénior de BBVA en noviembre fue la última, mientras que para encontrar una de características similares a la de ayer había que remontarse a los 1.000 millones que colocó Santander en mayo en cédulas territoriales.

Lo sorprendente, además, fue ver a una entidad mediana como Sabadell midiendo sus fuerzas ayer antes de que lo hicieran otras grandes como BBVA o CaixaBank, un patrón que generalmente se suele dar después de un cierre prolongado del mercado de capitales.

El interés suscitado permitió a Sabadell financiarse a unas condiciones favorables. En concreto, pagó un diferencial de 250 puntos básicos sobre midswap, la referencia para este tipo de emisiones, un precio 40 puntos básicos superior al que pagó Santander (210) por una colocación al mismo plazo el pasado miércoles.

La operación, dirigida a inversiones institucionales, tuvo además una buena acogida en el exterior y el 42% de la emisión fue a parar a inversores internacionales. Un resultado que se interpretó favorablemente en el mercado. “El anclaje internacional de la operación y la sobre suscripción pueden animar a más entidades. Hace una semana Sabadell habría tenido que pagar un diferencial de 400 puntos básicos pero a estos niveles puede compensar a más entidades a intentar a hacer este ejercicio de fortaleza”, señala un especialista del mercado de capitales.

Los expertos, en cualquier caso, no achacan el éxito de la emisión de Sabadell a la reforma financiera en sí y advierten que tanto el contexto económico como las medidas extraordinarias del BCE seguirán marcando el apetito del mercado por la deuda.

“Queda mucho por hacer. Es una carrera de fondo. La reforma financiera puede ayudar a que el saneamiento de la banca se haga con una mayor celeridad pero el contexto económico no va a ayudar a que los activos de deuda financiera puedan experimentar una evolución extremadamente positiva”, avisa Borja Gómez, de Inverseguros. “Por ahora da la sensación de que el comportamiento de mercado es favorable pero no se puede extrapolar a todo el año. Hay que tener en cuenta que el mercado está soportado por las medidas extraordinarias del BCE”, añade.

Algunos expertos comentan que si bien es muy positiva la aceptación de la emisión de Sabadell no hay que olvidar que se hizo a tres años, el mismo plazo al que la banca puede conseguir préstamos del BCE al 1%. De hecho, el 41,3% de la emisión de ayer de Sabadell fue a parar a bancos. “No es una coincidencia que el plazo de la emisión sean tres años. Muchos bancos acuden para conseguir colateral para la subasta del BCE de finales de mes”, explica un experto.

Las subastas a tres años del BCE y el programa de compras de cédulas son dos medidas de calado que han ayudado a dar estabilidad al mercado de deuda. Pero los expertos advierten que la tensión puede regresar con rapidez si Europa no avanza en la resolución de la crisis soberana.

En cualquier caso, la demanda internacional y el porcentaje de cobertura de la emisión de ayer de Sabadell son buenas noticias para la banca española puesto que pueden animar a otras entidades a mover ficha en el corto plazo. Se prevé que BBVA siga los pasos de Santander y en el mercado se especula con la posibilidad de que se atreva con una emisión de deuda sénior.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/banca-abre-camino-mercado-deuda/20120207cdscdimer_3/