La banca española amplía capital por la puerta de atrás. El sector ha acelerado sus planes de recapitalización en los últimos meses y entre la artillería desplegada para reforzar la solvencia se extiende el canje de preferentes por convertibles o directamente por acciones. Una vía utilizada ya por Santander, BBVA, Sabadell y CaixaBank, a la que pronto podría sumarse Bankia. En definitiva, se trata de ampliaciones de capital al uso puesto que aumentan el número de títulos en circulación una vez se transforman los convertibles o preferentes en acciones.

Los importes de las operaciones anunciados han sido diversas y si bien el canje de preferentes de Santander ha implicado una ampliación de capital del 3,84%, el de BBVA supondrá un incremento de las acciones en circulación de alrededor del 10,4% mientras que la operación de Sabadell implicará un 13,8% más de títulos. CaixaBank aún no ha concluido su canje de preferentes por convertibles, una operativa que en caso de lograr una aceptación del 100% supondría una emisión de 1.469 millones en títulos nuevos.

Las cinco entidades sistémicas (Santander, BBVA, Popular, Bankia y CaixaBank) necesitan 26.171 millones de euros para alcanzar el 9% de core Tier 1 que se les exigirá a mediados de 2012 la Autoridad Bancaria Europea, y los canjes son operativas que les permitirán reforzarse de cara a las nuevas exigencias.

El precio lo pagarán los accionistas pues estos sufrirán una dilución que incidirá en el beneficio por acción si las entidades no aumentan el capital destinado a dividendos. “Es dilutivo para el accionista pero en el fondo no es una mala noticia porque permite a los bancos realizar ampliaciones de capital en un momento de mercado en el que no podrían hacerlo de manera directa”, explica Sara Herrando, analista de Norbolsa. “Los convertibles se convierten a precios de mercado y la apreciación del mercado es bien distinta”, añade Nuria Álvarez, de Renta 4.

El caso de Unicredito da una idea del rechazo que genera apelar directamente al mercado. La entidad ha perdido un 46,5% en Bolsa en cinco sesiones tras anunciar una ampliación de capital con un descuento del 43%.

El producto que pierde brillo

Las preferentes fueron el producto de moda en 2009. Las entidades españolas emitieron más de 12.000 millones de euros en estos títulos con el objetivo de mejorar sus ratios de solvencia. Un instrumento que con los nuevos requisitos de capital ha perdido utilidad como vía para reforzarse (y perderán más con el tiempo), por lo que muchas entidades optan por eliminarlos en sustitución de los convertibles, un producto que computa como capital de máxima categoría una vez canjeado por acciones.

Los bancos han encontrado así en los canjes de preferentes una forma de ampliar capital de forma indirecta y sin verse obligados a realizar los fuertes descuentos que exigiría el mercado. Las entidades, además, se aseguran el éxito de la operación al dar salida a un producto poco líquido y que acarrea fuertes minusvalías en el mercado.

BBVA, la primera entidad en mover ficha, ofreció a los inversores recibir la totalidad de lo invertido en preferentes a cambio de un bono convertible. Logró una aceptación del 98,71%, una propuesta que le permitirá ampliar capital en 3.430 millones de euros. La conversión obligatoria de los bonos se realizará en dos fases: un 50% en junio de 2012 y el resto, un año después.

Santander, por su parte, ofreció en diciembre cambiar las preferentes que colocó en el verano de 2009 por cerca de 2.000 millones en acciones. La oferta tuvo una aceptación del 98,9%. Los nuevos títulos comenzaron a cotizar la semana pasada.

Sabadell también se ha reforzado con esta operativa. La entidad planteó el canje de preferentes por acciones sobre un total de 850 millones y recibió una aceptación del 93,8%. La operación, de 800 millones, implicará una ampliación de capital del 13,8% que realizará en los próximos días. Sabadell abonará en acciones el 90% del valor nominal de las preferentes. Los inversores tendrán acceso al otro 10% si mantienen las acciones a diciembre de 2012.

CaixaBank, la última entidad en sumarse a esta corriente, ha propuesto una solución intermedia para los 4.897 millones de euros que ha emitido en preferentes. Recomprará las preferentes al 100% de su valor nominal pero pagará un 30% en convertibles y un 70% en deuda subordinada. El plazo de aceptación concluye el 31 de enero.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/banca-espanola-amplia-capital-puerta/20120110cdscdimer_6/