Tras el cierre del mes de enero en los 8.509 puntos, esperanzador fue el inicio del segundo mes del año en el Campeador, tras un fuerte ataque, consiguieron los alcistas llevar a nuestro selectivo a cubrir el hueco bajista de los 8.950 puntos. Todo parecía encajar por fin, en una salida alza que llevábamos esperando desde que meses atrás, el resto de grandes índices lograran romper al alza sus correspondientes figuras triangulares. Fue en el mes de octubre pasado, con los índices tecnológicos a la cabeza los que avisaban de que algo había cambiado tras la corrección de los meses de agosto y septiembre, sorprendían con un alza de más del 11%.

Junto a ellos también el General Custer asombraba con una subida algo superior al 10% ese mismo mes, que superó su gran resistencia de los 1.250 puntos y rozó los 1.300. Pocos apostaban por aquel entonces en romper esos niveles. El Emperador europeo no se quedaba atrás y ascendía algo más de un 9% el mes octubre. En el Campeador nos conformábamos con una subida de algo más del 4%, ya por aquel entonces los gráficos lo dejaban claro, algo fallaba en nuestro selectivo.

Tras los meses consolidativos de noviembre y diciembre, se reanudó el ataque alcista en los principales índices de la renta variable a primeros de año excepto en uno, el Campeador. Finalizado el pasado mes de febrero tenemos a los dos selectivos tecnológicos muy por encima de los máximos del año 2007 y 2010, con una fortaleza asombrosa, sin dar tregua a unos osos que apenas logran pequeñas consolidaciones de no más de dos días. El General Custer terminó el mes a las puertas de los 1.370 puntos y esperando cerrar la semana por encima de tan importante resistencia, mirando ya de reojo los 1.400 puntos, siguiendo la estela de los índices tecnológicos.

Por su parte, el Emperador europeo finalizó febrero con la resistencia los 2.400 puntos batida definitivamente y con serias intenciones de atacar los 2.600, nivel donde se fracturó el soporte horizontal y la tendencia que llevaba antes de la fuerte corrección estival y que alcanzó un máximo en los 3.077 puntos a principios del año 2011.

Entre los selectivos europeos, tenemos al Kaiser alemán como principal motor en nuestro continente, que nada tiene que envidiar a los selectivos americanos. Tras romper la resistencia de los 6.480 puntos en enero, va en busca de los 7.000 puntos y de envolver la gran vela bajista que le hizo perder algo más de un -19% el mes agosto y que tiene su inicio en los 7.282 puntos. Los máximos del año 2011 los tiene situados en los 7.600 puntos y los máximos del años 2007 en los 8.151. Impresiona también ver la fuerza de los toros en el selectivo alemán.

Le sumamos a este repaso mensual de los índices europeos al Gentleman inglés, que tras un precioso y milimétrico doble suelo en los 4.791 puntos alcanzados en agosto, ha subido también con fuerza, rompiendo la resistencia de los 5.833 puntos y busca ya los máximos del año 2011 situados en los 6.100 puntos. Se mire por donde se mire, se ve clara la vuelta alcista en los gráficos de velas mensuales en cualquiera de los grandes índices excepto en uno, el Campeador, que continúa como un equilibrista sobre el alambre de los 8.500 puntos.

En febrero dibujó un martillo invertido en vela mensual que le dejó situado por debajo de dicho nivel, en los 8.465 exactamente, una vela que denota la impotencia de los alcistas de romper con claridad la figura triangular y el hueco de los 8.950 puntos. En vela diaria ya vimos en anteriores análisis, el HCH que amenaza con llevarse al selectivo español a los 8.000 puntos. Ni los tres ases en forma de martillo sobre los 8.500 consiguieron levantar esta semana al Campeador, los alcistas fallaban de nuevo teniendo todo a su favor, después de repeler estoicamente los ataques bajistas en la zona de control.

Ayer nuevos mínimos tras la apertura tocando los 8.400 puntos, pero los osos también volvían a fracasar en el ataque y terminaba la sesión con los alcistas reconquistando los 8.547 puntos, cerrando por encima de la clavicular del siniestro HCH. Indecisión total en nuestro selectivo que no consigue seguir hasta el momento el camino de sus homólogas europeas y americanas, dejando un clara divergencia que empieza a ser preocupante. Habrá que ver la semana que viene si los alcistas consiguen acercarse a los 8.750 puntos para deshacer la figura de vuelta o por el contrario los bajistas terminan por confirmarla, continúa la feroz batalla de los 8.500 puntos. Feliz fin de semana a todos.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/viaje-parte-ibex/20120302cdscdsmer_5/