Malas noticias para los empleados de banca. El sistema financiero español se ha caracterizado por una fuerte red comercial. Pero los tiempos en que se abría una sucursal casi en cada bocacalle no solo no van a volver, sino que el panorama para los próximos meses es de un fuerte ajuste en oficinas y personal. Así lo reconocieron los directivos reunidos ayer en el foro de Bankia. “En los próximos 12 meses, el mapa va a ser bastante diferente, con reducción de capacidad”, declaró el consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú.

El sector ya ha hecho un importante esfuerzo, como lo evidencian los datos que expuso Verdú: “En tres años, se han cerrado 4.000 oficinas, un ajuste del 20%, y se ha reducido la plantilla en un 15%”. Aun así, el directivo de Bankia asegura que “queda mucha capacidad instalada. Muchas entidades no han hecho el ajuste necesario”.

“El exceso de capacidad es un problema serio”, afirmó la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. “Se van a tener que cerrar muchísimas oficinas y muchos empleados bancarios se quedarán sin trabajo”. Dancausa señaló que el futuro de la banca pasa por el negocio por internet. En este sentido, Verdú admitió que el 60% de las transacciones que se realizan en Bankia se hacen por canales no presenciales.

El consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, admitió que “es poco intuitivo seguir abriendo oficinas” en la situación actual. En este sentido, el directivo de Sabadell reflexionó sobre el error de la banca de seguir expandiendo capacidad, cuando los consumidores empezaron a volcarse en hacer transacciones por internet. “La reducción de estructura de la banca va a seguir durante mucho tiempo”, aventuró el consejero delegado de Banco Sabadell. Si bien Guardiola recordó que el mayor problema para la banca no es tanto el exceso de capacidad, como las “pérdidas y cómo afecta eso a la solvencia de las entidades”.

El vicepresidente de Banco Popular, Roberto Higuera, cargó las tintas sobre las entidades más débiles, que “tienen que hacer un esfuerzo de reducción de costes, porque se les han caído los ingresos”. Los cuatro directivos coincidieron en señalar que es necesario un cambio de filosofía en la práctica del negocio, centrándose menos en grandes campañas promocionales y más en fidelizar al cliente.

Dudas sobre la reforma

Los directivos coinciden en que los 52.000 millones de euros de capitalización deberían bastar para la reestructuración del sector. Pero hay más dudas sobre el éxito definitivo de la reforma.

“No creo que esta sea la reforma definitiva”, aseguró Dancausa, que fue la más categórica. Los directivos aún ven a demasiadas entidades en situación de fragilidad.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/sector-augura-despidos-cierre-oficinas-bancarias/20120306cdscdimer_5/