Las piezas empiezan a encajar en el nuevo mapa bancario (Ibercaja ya ha llegado a un acuerdo para absorber Caja3, BBVA ha resultado ganador en la puja por Unnim y Unicaja y Caja España-Duero desatascaron el viernes su fusión), pero aún hay otras operaciones que deben terminar de ensamblar en los próximos días o semanas. Y las primeras serán, a no ser que haya alguna sorpresa de última hora, Banca Cívica y Banco de Valencia.

Fuentes próximas a La Caixa aseguran que la entidad catalana prevé finalizar esta misma semana la due diligence de la alianza liderada por Caja Navarra y Cajasol, el paso previo para tomar la decisión de si, como todo indica, absorbe Cívica.

El futuro de esta última, no obstante, deberá desvelarse antes del próximo 31 de marzo, fecha tope para que las entidades presenten al Banco de España sus planes para cumplir con los saneamientos adicionales que les ha impuesto la reforma financiera. En el caso de Cívica la cifra asciende a 2.031 millones de euros, de los que 1.248 millones corresponden a provisionales y los 783 millones restantes a capital.

Su adquisición catapultaría a La Caixa al primer puesto del ranking en España por activos, depósitos y oficinas, con 343.000 millones, 179.000 millones y 6.590 sucursales, respectivamente.

En los próximos días también arrancará la subasta de Banco de Valencia, que lleva más de un mes de retraso al haberse dilatado las auditorías. El principal interesado es BMN, la alianza liderada por Cajamurcia, que ve en Banco de Valencia la presa perfecta para cuadrar su presencia en el área mediterránea.

Pero no será el único que puje por la filial de Bancaja, ahora socia de Bankia. Se espera que participen otras entidades financieras de tamaño mediano, como Sabadell, Popular o incluso alguno de los grandes bancos (Santander y BBVA).

Mientras que las subastas de Catalunya Caixa y Novagalicia -la gallega cuenta con plazo hasta septiembre para intentar conseguir capital privado- tardarán algo más en llegar, en el sector financiero se espera que el siguiente movimiento lo protagonice alguna caja mediana.

En esta línea se apunta a Ibercaja, que con Caja3 aún no alcanza el tamaño adecuado requerido por el Ejecutivo (de unos 100.000 millones de euros), y Kutxabank, entidad que aparece en prácticamente todas las quinielas debido a su holgada solvencia.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/mercado-mirara-lupa-baile-fusiones-bancarias/20120319cdscdimer_4/