La alegría de finales de semana tiene su continuación en los inicios de esta. El apoyo a España e Italia, que en los últimos días vivieron unos de sus peores momentos con el repunte de los diferenciales como protagonista, es el impulso que necesitaba Europa. No obstante, se trata tan solo de declaraciones, todavía no se ha adoptado ninguna medida que permita poner a fin a las tensiones de las últimas jornadas.

En medio de este escenario el Ibex vuelve a retomar la senda alcista (más de un 1,5%) y recupera los 6.700 puntos. De seguir así, ya serían cuatro las sesiones consecutivas, al alza. Mientras la prima continúa su descenso y ronda los 520 tras abrir en 534.

El último en sumarse a las declaraciones ha sido el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, que espera el fondo de rescate en compañía del BCE alivien la presión mediante la compra de bonos italianos y españoles en el mercado primario y secundario. Asimismo, Angela Merkel en conversaciones con Mario Monti ha señalado que se hará todo lo que sea necesario para evitar la caída de España e Italia. Ambos dirigentes han mostrado a favor de adoptar “todas las medidas necesarias para proteger la zona euro y reiteraron la petición común de que sean puestas en marcha las conclusiones del Consejo Europeo del 28 y 29 de junio, sin retraso alguno”.

El mercado de deuda, el más perjudicado en los últimos tiempos, permanece más o menos estable. Los repuntes de las rentabilidades de los bonos a corto, medio y largo plazo marcaron el devenir de la semana pasada. La curva de tipos sufrió la denominada inversión, pero las palabras de Mario Draghi permitieron reconducir la situación. El presidente del BCE señaló que haría todo lo que estuviera en sus manos para evitar la ruptura del euro.

El viernes continuó con el buen tono de la jornada anterior. La primera de ella llegó de la mano del presidente del Bundesbank, Jean Weidmann, quien volvió a reiterar la negativa de Alemania a que el BCE se lance a la compra de bonos. No obstante, estas declaraciones cayeron en saco roto y al mediodía volvió a surgir el rumor de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, había pedido el rescate al ministro de finanzas germano, Wolfgang Schäuble, durante su reunión en Berlín. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría negó rotundamente la información durante la rueda de prensa que sigue al Consejo de Ministros.

En medio de este escenario de dimes y diretes el mercado permanecerá atento a la subasta de deuda a lo largo plazo prevista para esta semana y a las palabras de Mario Draghi en la comparecencia ante los medios que sigue a la reunión mensual del emisor.de la semana y de las palabras del BCE.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/21db0800/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cibex0Einstala0Eeuforia0C20A120A730Acdscdsmer0I20C/story01.htm