Si ayer la banca era la gran protagonista de la jornada después de que se conociera que la tasa en el mes de enero fue la más alta desde 1994, hoy Inditex y sus cuentas acaparan la atención del mercado. La empresa textil ganó un 10% en su último año fiscal, siguiendo así las previsiones de los analistas.

El martes el selectivo puso fin a cinco jornadas ininterrumpidas de alzas. Después de una sesión en la que el parqué madrileño llegó a ceder un 1%, minutos antes del cierre el Ibex corrigió sus pérdidas y cayó un leve 0,28%, distanciándose así del resto de plazas bursátiles europeas que, arrastradas por las previsiones económicas de China, retrocedieron más de un 1%.

Esta mañana los inversores decidían poner al mal tiempo buena cara y en los primeros minutos de negociación apostaban por las compras. Pero conforme avanzaba la jornada las subidas iniciales se disipan y el Ibex retorna a las pérdidas, diciendo adiós a la cota de 8.600 puntos que llegó a tocar en la apertura la cota de los 8.600 que llegó a conquistar. El resto de plazas europeas siguen el mismo camino y se suman a la corriente que ha inundado las Bolsas asiáticas, mientras Wall Street continúa en zona de máximos.

Junto a Inditex, que espera la valoración del merado después de haber presentado unas cuentas en las que el mercado asiático ha jugado un papel muy estacado para el incremento de sus beneficios, la aprobación del segundo rescate por parte del Gobierno griego es la otra gran cita del día que sirve de impulso a las Bolsas. La compañía que preside pablo Isla, uno de los directivos mejor pagados de España, cae un 0,5% después del repunte de los primeros minutos. No obstante, sus títulos continúan marcando máximos históricos.

La renta fija amanece sin grandes cambios. La prima de riesgo española continúa por encima de la italiana en el nivel de los 315 puntos. Los resultados de la pasada subasta apenas tuvieron efecto en un mercado que permanece escéptico al devenir de la economía española después de las reformas acometidas, las perspectivas macro para 2012 y la adopción del nuevo objetivo de déficit impuesto por Bruselas. Por su parte, el riego país transalpino permanece por debajo de los 290.

El euro, por su parte, apenas avanza un 0,5% en la apertura y continúa en la cota de los 1,30 billetes verdes.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/ibex-desinfla/20120321cdscdsmer_1/