Consiguieron ayer los osos cerrar la sesión por debajo de los 8.500/475 puntos y visitar de nuevo los alrededores de los 8.400 puntos, la figura del HCH parece estar desarrollada con la finalización del segundo del hombro, que apenas alcanzó los 8.628 puntos. Con la clavicular rota ahora además se puede trazar un posible diamante con implicaciones bajistas de continuación del movimiento previo. Las dos últimas sesiones al alza de la semana pasada de nuevo se produjeron con un descenso del volumen de negociación y fue la media móvil de las 50 sesiones la que esta vez detuvo las velas del Campeador.

Se mire por donde se mire todo parece estar listo para un ataque bajista en busca de los 8.000 puntos, un escenario que rompe con nuestra idea desde primeros de año, de ver al Campeador por encima del hueco de los 8.950 puntos y en busca de los 9.300 puntos después de ver como el resto de selectivos de la renta variable rompía al alza sus respectivas figuras triangulares. Pero cuando el gráfico lo muestra, un trader debe aceptar que el escenario previsto no era el correcto y variar sus operativas hacia el lado que marcan las velas sobre el gráfico.

Quizás quede por desarrollar un pequeño último impulso alcista en el mencionado diamante antes de perder los 8.400 puntos, zona que de ser batida por los osos puede desencadenar un fuerte ataque, que podría ser aprovechado para sacarle rendimiento al lado oscuro del mercado, si no puedes con tu enemigo… Ayer el selectivo español fue de nuevo el que más sufrió dejándose un -1,28% cerrando en los 8.453 puntos.

Sigue pesando como una losa la fuerte divergencia del Campeador con el resto de índices mundiales, que mantienen sus soportes más cercanos, pero este tipo de situaciones divergentes no son nada cómodas a la hora de enfrentarse al mercado, son avisos que no debemos perder de vista ni un momento, siempre tienen un porqué que sabremos en próximos días o semanas. ¿Llega ya la corrección al resto de índices?. Habrá que estar muy atento.

El Emperador europeo se mantiene por encima de la media móvil de las 20 sesiones y de los 2.480 puntos, soporte más cercano, después de perder la directriz acelerada que le guiaba desde los 2.065 puntos. Cerró la sesión de ayer en los 2.529 puntos trazando un martillo sobre la media de las 20 sesiones. Pero se ha parado por dos veces en los 2.567 puntos, dejando abierta la posibilidad de un pequeño doble techo. Veremos si en próximas sesiones logra superar esa zona o por el contrario cae por debajo del mencionado soporte de los 2.480 y activa esa primera figura de vuelta cuya proyección podría llevar al Emperador a visitar los 2.400 puntos.

En cuanto a Wally, el General Custer no pudo con la resistencia creciente de los 1.380 puntos, alcanzó un máximo en los 1.378 y se vino por debajo de los 1.370 puntos. Mantiene la directriz acelerada que le guía desde los 1.250 puntos, de momento sin perderla en ningún momento, ayer dejó un limitado -0,39%. Continúa con la fortaleza que viene mostrando desde meses atrás pero con la duda de desarrollar esa sana corrección que por los niveles alcanzados, la verticalidad de la subida y la sobrecompra acumulada debería llegar en no muy lejano plazo. Pero a día de hoy, sigue sin llegar.

Por su parte el Nasdaq Composite alcanzó los 3.000 puntos a final de la semana pasada y ayer inició un pequeña consolidación que le hizo perder un -0,86% pero soportándose sobre la media móvil de las 20 sesiones, las velas empiezan a insunuar cierto agotamiento y la directriz acelerada que le guía empieza a cerder. Veremos si en la sesión de hoy pierde definitivamente la media móvil de las 20 sesiones y busca cubrir el hueco de los 2.880 puntos.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/ibex-pone-rumbo-8000/20120306cdscdsmer_7/