Los inversores no han vuelto de vacaciones, el volumen sigue bajo mínimos (sobre todo cuando Londres cierra, como sucede hou) y las órdenes de venta dominan el paisaje en las Bolsas europeas. Los problemas en Italia vuelven a ser las nubes negras que se posan en la renta variable. El Ibex se decanta por las pérdidas. Cede alrededor de un 0,5% y baja hasta el entorno de los 8.600 puntos con la mayoría de los valores en rojo.

En Europa, Italia ha devenido en protagonista, a su pesar, de la sesión. Las amenazas del partido de Silvio Berlusconi de retirar el apoyo al Gobierno han provocado fuertes pérdidas en Milán, superiores al 2%, y han acercado los tipos de interés de la deuda española e italiana a tiro de piedra. Menos de 10 puntos básicos separan la deuda de ambos países, 258 la prima española, 249 la italiana. En dos años hace unos días que España ya cotiza mejor que Italia.

En todo caso, y más allá de sustos coyunturales, los analistas son moderadamente optimistas para el futuro inmediato. “Creemos que si los datos macro que se vayan conociendo en las próximas semanas corroboran la hipótesis de que Europa está saliendo de la crisis y de que el riesgo de un “aterrizaje duro” de la economía de China se disipa, las Bolsas europeas van a mantener por un largo periodo de tiempo el buen tono actual”, señalan dese Link Securities.

Con todo, el mercado seguirá muy pendiente de los datos en Estados Unidos, para saber si la Fed va a retirar y, sobre todo, cuándo los estímulos económicos. Así, probablemente, la publicación del dato de pedidos de bienes duraderos de julio en EE UU –se conocerá a las 16.00 (hora española)– será fundamental para determinar la tendencia de cierre de las Bolsas. Los economistas consultados por Bloomberg esperan un caída del 4%.

La calma se ha notado especialmente en los mercados emergentes, epicentro de las pérdidas la semana pasada por el temor a los efectos de la retirada de los estímulos monetarios por la Reserva Federal. No ha cambiado gran cosa respecto a la Fed, pero los inversores parecen haber amanecido más tranquiios

En el mercado de deuda, el Tesoro Público volverá a los mercados  para colocar letras a 3 y 9 meses. El Tesoro espera captar un máximo de 4.000 millones. Será la última subasta de agosto, un mes en el que el Tesoro sólo se ha sometido al escrutinio de los mercados en tres ocasiones, puesto que no convocó una de las subastas de bonos previstas en el calendario.

El euro cotiza a 1,337 dólares, frente los 1,338 de última hora del viernes.

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/306718af/sc/36/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cibex0Epierde0Efuelle0C20A130A826cdsncdmer0I20C/story01.htm