El Ibex está dispuesto a aprovechar la percepción de tregua que rodea el perfil de riesgo soberano español después del sorpasso al termómetro de desconfianza sobre Italia. El principal selectivo bursátil español se ha posicionado hoy en su mejor cota para abordar los 9.000 puntos desde que los perdiera, allá por otoño de 2011.

En concreto, el selectivo ha sellado una subida del 0,55% que lo coloca en los 8.924,20 puntos básicos, lo que supone un nuevo máximo anual y, de hecho, su mejor cota desde que perdiera los 9.000 puntos.

La coyuntura ha estado propiciada por la prima de riesgo española, que terminó ayer en el nivel más bajo desde 2011 y arrancaba hoy con leves subidas debido a la mejora de la rentabilidad en la deuda alemana.

El bono español, sin embargo, se mantiene por debajo de la barrera psicológica del 4,5%. Un listón que sí ha superado el bono italiano. Salta a los 4,52% y marca un diferencial con el bund de 256 puntos básicos, lo que supone casi seis puntos más que el interés exigido al bono español a diez años.

Así, si en los últimos años los meses de septiembre estaban marcados por la inestabilidad, los nervios o directamente el pánico (hoy hace cinco años Lehman Brothers encaraba el largo fin de semana en el que terminó quebrando), este 2013 la situación es distinta.

En las últimas 12 sesiones el Ibex ha registrado nueve subidas. Una excelente racha que le permitió ayer situarse en máximos de hace dos años, que vuelve a superar ya hoy.

Así, tras una apertura plana, el índice tardó poco en atacar los 8.900 puntos. Tras una mañana alternando entre el rojo y el verde, a dos horas del cierre el índice vuelve a marcar máximos.

La jornada carece de muchos alicientes, aunque hay algunas señales de un mercado pletórico, como la descomunal emisión de deuda de Verizon, 37.000 millones de dólares o 27.800 millones de euros al cambio actual. Por lo demás, las conversaciones sobre Siria y los retrasos en el ataque estadounidense han eliminado una incertidumbre a corto plazo. El petróleo está a 112 dólares. Y para la reunión de la Fed queda menos de una semana.

“La posibilidad de que finalmente no haya ataque internacional al régimen sirio está siendo el principal catalizador de las últimas alzas en las bolsas”, destacan desde Link Securities. No obstante, detrás de estas alzas hay algo más importante, la convicción de muchos inversores de que el escenario económico mundial está empezando a mejorar y que, posiblemente, lo haga más rápido de lo esperado hasta hace relativamente pocos meses”, añaden.

El euro sigue en torno a los 1,33 dólares, mientras en los mercados asiáticos la sesión ha transcurrido sin demasiadas variaciones, con una leve subida del Nikkei y una leve bajada de China. Los inversores han preferido tomarse un descanso después de las recientes mejoras.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/312137e7/sc/36/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cibex0Econquista0E890A0A0Emarca0Emaximos0Eanos0C20A130A912cdsncdmer0I10C/story01.htm