La incertidumbre sobre la continuidad del Gobierno de coalición en Italia ha devuelto las tensiones a los mercados. Las amenazas del partido de Silvio Berlusconi de retirar el apoyo al Gobierno si lleva adelante la expulsión del Senado de Il Cavaliere han hecho daño a la Bolsa italiana, que ha caído un 2,10%. Otro efecto de los temores de una crisis política en el país transalpino es que se ha acortado la distancia entre los tipos de interés de la deuda española e italiana. Tan solo 8 puntos básicos separan la deuda de ambos países, 257 la prima española, 249 la italiana. En las letras a dos años hace unos días que España ya cotiza mejor que Italia.

En la Bolsa italiana, los más perjudicados por estas tensiones han sido los bancos, con pérdidas superiores al 3% en casos como Unicredit, UBI Banca o Banca Popular Emilia. Por lo demás, la jornada en los parqués europeos ha registrado poca actividad. El volumen sigue bajo (en parte debido a que Londres ha cerrado por ser día festivo en el Reino Unido) y las órdenes de venta han sido la tónica general en las Bolsas europeas. El Ibex ha registrado números rojos durante todo el día. Al final, ha cerrado sesión con una caída del 0,42%, situándose en los 8.649,90 puntos.

Hoy el  mercado ha vuelto a seguir de cerca los datos en Estados Unidos, para saber si la Fed va a retirar y, sobre todo, cuándo los estímulos económicos. El dato de pedidos de bienes duraderos de julio en EE UU  revela que estos cayeron un 7,3% en julio, frente al 4% esperado. Además, el departamento de Comercio del país ha revisado a la baja la cifra de junio, hasta un alza del 3,9% frente al 4,2% inicialmente estimado. Aún así, Wall Street no acusa el mal dato y está prácticamente plano.

“Es un mal dato para la economía, pero bueno para los programas cuantitativos, como pasó el viernes pasado con la venta de viviendas nuevas, así que es bueno para los bonos, malo para el dólar y en cierto sentido bueno para los activos de riesgo”, señalan desde Serenity Markets. Una paradoja en los mercados, cuyo mayor temor en estos momentos es la retirada de los programas de estímulo de la Fed.

La calma ha marcado también la sesión en los mercados emergentes, epicentro de las pérdidas la semana pasada por el temor a los efectos de la retirada de los estímulos monetarios por la Reserva Federal. No ha cambiado gran cosa respecto a la Fed, pero los inversores parecen haber amanecido más tranquiios.

En el mercado de deuda, el Tesoro Público volverá mañana a los mercados  para colocar letras a 3 y 9 meses. El Tesoro espera captar un máximo de 4.000 millones. Será la última subasta de agosto, un mes en el que el Tesoro sólo se ha sometido al escrutinio de los mercados en tres ocasiones, puesto que no convocó una de las subastas de bonos previstas en el calendario.

El euro cotiza a 1,337 dólares, frente los 1,338 de última hora del viernes.

 

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/306b36f6/sc/36/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cmercados0Cibex0Ecae0E0A420Ejornada0Emarcada0Einestabilidad0Eitalia0C20A130A826cdsncdmer0I20C/story01.htm