Los mercados responden con notables alzas a los sucesivos retrasos en el esperado ataque militar estadounidense a Siria. La decisión del presidente Barack Obama de someter a votación en el Congreso la intervención supone que, al menos, hasta el día 9 no llegará una intervención que desató algunos nervios la semana pasada, especialmente en el precio del petróleo.

Esta mañana, de hecho, el barril Brent marca su nivel más bajo en la última semana, por debajo de los 113 dólares, un 1% menos que el viernes, debido al alivio de las tensiones. La semana pasada rozó los 118 por temor a que la inestabilidad se contagie a otros Estados del área.

Es la señal que esperaban los inversores para volver a la renta variable en este arranque de septiembre, después de un final de agosto complicado. El Ibex abrió con alza del 0,94% pero poco después sube ya el 1,5% y bate los 8.400 puntos.

A ello ayuda también el dato de gestores de compras PMI de China, que ha mostrado su primera lectura por encima de 50 puntos (lo que significa crecimiento) en cuatro meses. La mejora de los pedidos inyecta optimismo en un momento en el que los inversores temían que la debilidad económica china se sumase a los otros riesgos que penden sobre el mercado. De este modo, el índice Hang Seng de Hong Kong ha ganado casi un 2%, por un 1,5% de Japón.

Quea por ver si estas mejoras se trasladan a la renta fija. La prima de riesgo española ha subido con fuerza en estas jornadas de estabilidad, pero esta mañana se reduce a los 264 puntos, mientras que la italiana está en 249. La mejora, no obstante, viene por la subida del tipo de interés de la deuda alemana: la española cotiza algo más cara, en el 4,55% a 10 años.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/30adc395/sc/11/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C0A90C0A20Cmercados0C137810A130A40I81850A10Bhtml/story01.htm