¿Vuelve el miedo? No lo creo. Otra cosa es la inquietud”. Así definía José Luis Martínez, estratega de Citi, la evolución que han seguido las Bolsas en la última semana, que cierran con pérdidas. En el caso del Ibex la caída ha sido del 2,41%, frente al 2,27% del Dax y el 3,30% del Cac; para estos dos índices es el peor resultado en 2012.

Donde se ha diferenciado el mercado español sobre el resto ha sido en la deuda. La prima de riesgo ha pasado en cinco sesiones de 314 a 351 puntos. La italiana se ha movido desde 281 a 318 puntos básicos. “Han comenzado a publicarse datos macro negativos en China, Europa y Estados Unidos y se han enfriado los ánimos, se ha vuelto a la realidad”, explica Alberto Roldán, responsable de análisis de Inverseguros. “Muchas gestoras ya tienen el año hecho, porque hay subidas importantes como en el Dax 18,6%, y eso dificulta que se tomen decisiones de riesgo”. “España está peor por su situación económica y los gestores buscan refugio en la deuda alemana”, añade.

Jordi Padilla, director de Popular Gestión Privada explica que el movimiento de ahora es “completamente diferente” a lo que fue el año pasado, cuando repuntó la rentabilidad de largo plazo, pero también la de corto. “El apoyo del Banco Central Europeo y las subastas de liquidez han estabilizado el mercado”, dice. Considera que el repunte de la prima de riesgo “obedece más a noticias que han ido llegando y que han afectado negativamente, después de una mejora”. El objetivo de déficit del Gobierno, que se ha suavizado desde el 4,4% para este año al 5,3%, más las dudas sobre Portugal, donde aún se sopesa la posibilidad de que necesite otro programa de ayudas y que ha afrontado una huelga general, han sido elementos que el experto ve como desestabilizadores de la deuda. “Ha sido un movimiento de ajuste”, dice.

El cambio de tendencia en la prima de riesgo coincidió también con la opinión del economista jefe de Citi, Willen Buiter, de que España “corre ahora más riesgo que nunca de sufrir una reestructuración soberana”.

Banco Sabadell considera que “los diferenciales de la deuda podrían mejorar de confirmarse una ampliación del mecanismo de estabilidad europea, decisión que podría tomarse el próximo viernes en la reunión del Eurogrupo y si la economía en Estados Unidos (gasto del consumidor en febrero) y de Europa (IFO de Alemania) acompañan”.

“Todo parece indicar que los vientos en contra empiezan a frenar las expectativas de crecimiento económico a nivel global, y el crudo sigue sin caer”, explican desde La Caixa. La escalada del precio del petróleo, que se mantiene por encima de los 120 dólares el barril Brent, comienza a preocupar por los riesgos inflacionistas.

Las perspectivas de Barclays para los próximos días incluyen la posibilidad de que los inversores sigan reduciendo su exposición a Europa, excepto en Alemania, “después del reciente rally y por las dudas que han vuelto a emerger sobre la deuda”. Con respecto a China, la firma opina que “aunque ha evitado un duro aterrizaje en la economía, no se prevé que vuelva a la tendencia de crecimiento de dos dígitos de la década pasada”.

Las Bolsas afrontan un fin de mes agitado, especialmente en el caso de España, que el domingo celebra elecciones en Andalucía, que el próximo día 29 afrontará una huelga general contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP y que en la jornada siguiente conocerá los Presupuestos Generales del Estado para 2012.

El Ibex sigue siendo el peor entre los principales indicadores europeos en el año, con una caída del 3,32%. El viernes restó un 0,86%, hasta los 8.281,80 puntos. Barclays comenta, en este sentido, que la volatilidad en los mercados continuará siendo baja en el corto plazo, aunque a medio puede cambiar.

El selectivo español se ha movido en la franja de los 8.700 y 8.200 puntos en los últimos cuatro meses, y se espera que continúe lateral sobre estos niveles.

Los mercados de Estados Unidos se han calmado en las últimas sesiones y han sido parte de causa del desánimo inversor que ha soportado Europa. El Dow Jones ha caído el 1,15% en la semana y el SP, el 0,50%.

El euro se ha mantenido sobre los 1,32 dólares a pesar del repunte de la deuda soberana y de los problemas latentes de algunos países de la región.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/1dbc4c95/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Cd0Cdeja0Evu0Ecrisis0Ebolsas0Ecaen0Eriesgo0Erepunta0C20A120A324cdscdicnd0I90C/story01.htm