El dividendo de Cellnex se convertirá en una realidad en el futuro inmediato. Fuentes financieras señalan que, previsiblemente a partir del mes de septiembre, abonará más de 0,2 euros por acción.

La filial de Abertis atrajo a parte de sus nuevos socios, especialmente a los europeos, con la promesa de un dividendo mínimo del 20% de su flujo libre de caja tras pagar los intereses de la deuda (leverage free cash flow, en la jerga financiera).

Este epígrafe se situó el año pasado en 151 millones de euros, de forma que hubiera entregado unos 30 millones de euros en dividendos. Esta cantidad arrojaría, de acuerdo a la capitalización actual de Cellnex (3.475 millones de euros a cierre de ayer), una rentabilidad por dividendo de cerca del 0,9%.

Pero el importe aumentará, en función de cómo queden las cuentas del presente ejercicio. A partir del segundo trimestre comenzará a notarse el efecto de la integración de cerca de 7.000 torres de telecomunicaciones en Italia que la compañía acaba de cerrar.

La propia empresa calcula en una presentación del departamento de relaciones con inversores que en facturación añadirá unos 200 millones de euros;es decir, un 46% más que los 436 millones del pasado ejercicio. También se sumarán unos 40 millones de euros procedentes de otras operaciones de adquisición.

La compañía que dirige Tobías Martínez –su consejero delegado–, pese a estar destinada a crecer mediante compras, considera sagrado su primer dividendo. El compromiso con la banca para poder abonarlo está en que la deuda financiera neta entre el ebitda ajustado se sitúe por debajo de las 4,25 veces.

Esta ratio de endeudamiento se logrará con total seguridad al cierre del presente ejercicio. Así, el dividendo será como mínimo de 0,2 euros por acción, según fuentes financieras, equivalentes al 1,5% de los 14 euros a los que se vendieron las acciones en la colocación. En el mejor de los casos, si los resultados baten las expectativas, la rentabilidad por dividendo respecto a los 14 euros llegaría al 2%, por lo que la retribución en efectivo subiría hasta el entorno de los 0,28 euros por título.
Al precio actual de Cellnex, la rentabilidad por dividendo de la compañía para 0,2 euros por título quedaría en un 1,3%. Para este importe, la matriz, Abertis se embolsaría con la retribución unos 16 millones.

Cellnex sube un 7,1% respecto al precio de colocación, pese a que ayer se dejó un 1,64% y el pasado viernes corrigió un 1,04%.

Fuentes conocedoras de la marcha de la operación aseguran que los bancos coordinadores contaban con demanda suficiente –finalmente el libro de órdenes cubrió en unas 11 veces el tamaño de la oferta a la valoración máxima– y hubieran podido haber elevado el precio si así lo hubieran querido.

Sin embargo, Abertis y Cellnex prefirieron mantener las condiciones iniciales y mostrar seriedad de cara al medio y al largo plazo. Eso sí, la matriz elevó el porcentaje que vendía desde el 60,5% hasta un máximo del 66%.

Este porcentaje del capital incluye el green shoe o capacidad de los bancos coordinadores –Morgan Stanley, Goldman Sachs y CaixaBank, y en un segundo nivel, Santander, BNP, Citi y Société Générale–de ampliar la operación. La escalada del precio y las palabras de los directivos de Abertis y Cellnex en el debut dan por hecho que el capital vendido es del 66%.

En el capital de Cellnex están La Caixa, a través de su holding Criteria, que ayer declaró un 4,6% de las acciones. BlackRock, la mayor gestora del mundo con más de 4,3 billones de euros en activos, compró en la salida a Bolsa el 6,2%.

Fuente: cincodias.com http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624600/s/46397366/sc/26/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A150C0A50C110Cmercados0C1431360A8640I80A3170A0Bhtml/story01.htm