Las remuneraciones de los ejecutivos de las cajas de ahorros que han recibido ayudas públicas durante esta crisis siguen siendo objeto de polémica. Ayer, el sindicato Comfia- CC OO pidió al Banco de España y a los legisladores que revisen la política de retribuciones en estas entidades. En concreto, solicita que se establezcan limitaciones e incluso rebajas en los sueldos de la alta dirección en aquellas en las que “el FROB es el accionista de control y atendiendo a la situación de la propia entidad”.

El sindicato añade que, teniendo en cuenta que se avecina una segunda oleada de fusiones dentro del sector, deberían revisarse los compromisos en materia de blindaje en todos los casos “y, desde luego, en las que el interés general existe al haber recibido ayudas públicas, eliminar posibles blindajes indemnizatorios o pensionazos”.

El pasado viernes, las cajas en las que el FROB ha inyectado capital publicaron sus sueldos de manera individualizada, si bien algunas de ellas, como Caja España-Duero, se negaron a facilitar estos datos. El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, percibió en pasado año 2,34 millones en concepto de retribución fija, mientras que el consejero delegado de la entidad, Francisco Verdú, cobró 1,57 millones. El exvicepresidente, José Luis Olivas, recibió 1,62 millones. Rato, Verdú y José Manuel Fernández Norniella, consejero ejecutivo del banco, cuentan con un salario variable que puede ascender a un máximo de 2,2 millones de euros adicionales para los tres. La entidad ha recibido 4.465 millones de ayuda pública. La filial de Bankia, Banco de Valencia, intervenida por el Banco de España y en proceso de subasta, pagó a su ex consejero delegado, Domingo Parra, 1,053 millones.

En Catalunya Caixa, entidad que ha recibido 2.968 millones, su presidente Adolf Todó ganó 1,55 millones. En Novagalicia, con 2.600 millones de ayudas, el presidente José María Castellano y el consejero delegado César González Bueno cobraron algo menos de 900.000 euros.

Los copresidentes de Banca Cívica, Antonio Pulido y Enrique Goñi, unos 900.000 euros. El presidente de BMN, Carlos Egea, 456.000 euros, y el primer ejecutivo de Unnim, Jordi Mestre, 963.000 euros.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/cc-oo-pide-ordonez-rebaje-sueldo-cajas-ayuda/20120105cdscdimer_9/