“Caixabank, S.A. comunica que La Caixa y CaixaBank, S.A. están analizando diferentes operaciones de integración, entre las que se encuentra, en proceso de due diligence, la de Banca Cívica, S.A”, reza el comunicado que la entidad catalana ha enviado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La entidad que preside Isidro Fainé ha asegurado, sin embargo, que “las operaciones se encuentran en fase de estudio” y que aún no se ha tomado ninguna decisión en firme. Fuentes de ambas entidades ya adelantaban ayer a este diario que CaixaBank lleva días estudiando las cuentas de la fusión de cajas, y que considera su compra “una operación probable”.

El hecho de que Banca Cívica también cotice en Bolsa simplificaría una fusión con la entidad catalana, que podría concretarse mediante un proceso, relativamente sencillo, de canje de acciones. Eso sí, el peso de Banca Cívica en el nuevo grupo se diluiría a un 8%.

La cotización de Banca Cívica ya reflejaba esta posiblidad horas antes del comunicado remitido a la CNMV. La entidad copresidida por Antonio Pulido y Enrique Goñi se apuntaba en la apertura del mercado una subida superior al 4%, hasta los 2,41 euros por acción. El alza se ha moderado a media mañana en torno a un 4%. Ya ayer, la acción se apuntó un alza del 5,7%. CaixaBank, por su parte, no registra cambios y cotiza a 3,26 euros, con un leve retroceso del 0,15%.

No es la primera vez que se disparan los rumores sobre una posible operación corporativa en Banca Cívica. El valor ya fue suspendido de cotización el pasado 26 de enero cuando registraba una subida del 9%. Aun así, el valor aún cotiza por debajo del precio de su salida a Bolsa, el 21 de julio de 2011, establecido en 2,7 euros por acción. Marcó máximo el pasado 2 de octubre en 2,498 euros.

La alianza liderada por Caja Navarra y Cajasol necesita buscar un socio para cumplir con los nuevos requisitos que marca la reforma financiera, cuyo coste total en su caso se cifra en 2.031 millones de euros. CaixaBank, por su parte, busca una jugada que le permita ganar peso en el panorama bancario en el que BBVA acaba de hacerse con Unnim, obligando a Santander a mover ficha si quiere seguir manteniendo el título de primer banco español.

La posibilidad de que se de una absorción de Banca Cívica por parte de CaixaBank y afue admitida la pasada semana por la presidenta autonómica de Navarra, Yolanda Barcina, que recibió a Isidro Fainé en una visita muy comentada en el sector. Desde entonces, “está habiendo auditorías en todas las sedes de Banca Cívica, en Pamplona, en Sevilla, en Canarias…”, detallan desde uno de los sindicatos de la alianza integrada por Caja Navarra, Canarias, Cajasol, y Burgos.

Ya en la presentación de resultados de la entidad, a comienzos de mes, los dos copresidentes de Banca Cívica, Antonio Pulido (Cajasol) y Enrique Goñi (Navarra), admitieron que están “hablando con todos” los bancos y cajas para cerrar una eventual fusión. El movimiento que hizo Amado Franco, presidente de Ibercaja, hace 10 días con la absorción de Caja3 relega a este aspirante a una segunda posición. Unicaja y Kutxabank también aparecen entre los interesados, si bien fuentes oficiales del banco vasco dicen que la operación no se está estudiando.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/caixabank-reconoce-negocia-compra-banca-civica/20120313cdscdsmer_3/