Unnim ya tiene nuevo propietario. El grupo BBVA pasará a controlar este grupo de cajas catalanas, como adelantó ayer CincoDías.com, tras una subasta en el que se ha adelantado a Ibercaja, Santander y Banco Popular. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que controlaba el 100% de Unnim, decidió ayer que la oferta presentada por el banco presidido por Francisco González era la más atractiva.

BBVA se quedará con Unnim por el precio simbólico de un euro. El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) devolverá al FROB los 953 millones que inyectó para recapitalizar a esta alianza de cajas, con lo que se minimiza el impacto sobre las cuentas públicas. Además, el FGD se hará cargo del 80% de las pérdidas que genere la cartera de créditos y activos inmobiliarios de Unnim, durante un periodo de 10 años, lo que podría suponer hasta 1.044 millones de euros.

Según fuentes conocedoras del proceso de subasta, el gran tamaño de BBVA y su músculo financiero habrían sido determinantes a la hora de decantar la decisión del FROB (controlado por el Banco de España y el ministerio de Economía). “La oferta de BBVA ha pedido menos capital y liquidez que las otras dos, lo que ha inclinado la balanza a su favor”, explican estas mismas fuentes. De hecho, BBVA no ha llegado a reclamar ni un euro para cubrir refinanciaciones de Unnim. En el caso de CAM, Sabadell, que acabó haciéndose con la entidad, sí que exigió y obtuvo un compromiso del FROB para avalar “determinados compromisos contingentes” para “garantizar el acceso de la entidad a determinadas fuentes de financiación”.

El esquema de protección de activos (EPA) que facilitará el fondo de garantía para cubrir las futuras pérdidas de Unnim sí que es idéntico al empleado con CAM. La cartera de activos inmobiliarios que está garantizada (crédito promotor, activos adjudicados, participaciones en constructoras…) tiene un volumen total de 7.359 millones de euros. De acuerdo con el auditor contratado por el FROB, la pérdida esperada de estos activos es del 36% (2.635 millones). La mitad se cubrirá con provisiones ya constituidas y el resto (1.305 millones) se repartirá entre el FGD (80%) y BBVA (20%).

Con la adquisición de Unnim, BBVA suma 30.000 millones de euros a su volumen de activos en España, con lo que prácticamente iguala el negocio nacional de Santander. Además, añade 3.206 empleados a su plantilla de 29.000 trabajadores en España. Los responsables de CC OO y UGT pidieron ayer que se eviten las “soluciones traumáticas” en los posibles ajustes de empleo que se produzcan tras la integración de Unnim en BBVA.

Francisco González explicaba ayer por medio de una nota de prensa que esta operación “pone de manifiesto la confianza que BBVA tiene en el futuro de Cataluña” y añadió que “ayudará a fortalecer el sistema financiero español”. Durante las últimas presentaciones de resultados, BBVA se había mostrado interesada en crecer en Cataluña, especialmente con la adquisición de Catalunya Caixa (que tiene el triple de tamaño de Unnim). Con la operación anunciada ayer, la entidad se desmarca de esta subasta, que podría concretarse en mayo, y podría concentrarse en pujar por Novagalicia Banco.

En cuanto a sus competidores, se espera que Santander apueste ahora fuerte por Catalunya Caixa, y que CaixaBank se vea las caras con BBVA en la subasta de Novagalicia Banco.

Hasta la fecha, BBVA se ha caracterizado por ser una entidad conservadora a la hora de afrontar operaciones corporativas. Sin embargo, con este movimiento, su presidente, Francisco González, se adelanta a sus grandes competidores, Santander y CaixaBank, y, además, contribuye a impulsar la reforma financiera que ha puesto en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy.

Con la adquisición de Unnim, BBVA suma 535 sucursales a su red comercial en Cataluña (además de otras 75 en el resto de España). De esta forma, el segundo banco español contaría con 1.025 oficinas en la comunidad catalana, frente a las 460 de Santander. Las líderes en esta región son CaixaBank, con 1.851 locales, y Catalunya Caixa, con 871.

Con la adjudicación de Unnim, el Banco de España completa la cuarta subasta de una entidad financiera desde que comenzó la crisis económica. La primera fue CCM, intervenida por el supervisor en marzo de 2009 y posteriormente adjudicada a Cajastur (integrada ahora en Liberbank). Un año después, el regulador tomó el control de Cajasur, que acabó en las manos de BBK (ahora incorporada a Kutxabank). La tercera entidad intervenida y subastada fue Caja Mediterráneo (CAM), que fue adjudicada hace tres meses Banco Sabadell. Unnim será la primera caja que se vende sin haber sido intervenida previamente por el Banco de España. Banco de Valencia, que también ha sido intervenido, empezará a subastarse esta misma semana.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/bbva-queda-unnim-obliga-mover-ficha-santander-caixabank/20120308cdscdimer_2/