Ya está esbozada la primera medida del nuevo Gobierno para sanear los balances de la banca. Luis de Guindos, el ministro de Economía y Competitividad, explicó el miércoles en una entrevista concedida a Financial Times que el sistema financiero español tendrá que realizar provisiones adicionales por su exposición al ladrillo por unos 50.000 millones de euros.

De Guindos no detalló mucho más, solo señaló que, “en la mayoría de los casos, las entidades pueden realizar esas provisiones por sí mismas, a través de sus beneficios”.

Pero los departamentos de análisis de los brókeres ya se han puesto a echar cuentas para tratar de conocer las repercusiones de un aumento de las exigencias de las coberturas en el capital en las entidades cotizadas.

Llegar al 40% exigiría en términos de capital core Tier 1, definido según la metodología de la Autoridad Bancaria Europea (ABE), unos 1.000 millones de euros adicionales de capital para el total de entidades.

Alcanzar el 50% requeriría unos 4.500 millones de euros más en total, según detalla en un informe enviado a clientes Javier Bernat, analista del sector financiero de Bankia Bolsa. En el escenario más exigente estarían afectadas Santander (1.197 millones de euros), BBVA (897 millones), la propia Bankia (415 millones), Popular (973 millones), Banca Cívica (670 millones), Bankinter (128 millones) y Pastor (357 millones). Se salvarían CaixaBank y Sabadell.

Las cantidades, en todo caso, son modestas en comparación con los 26.170 millones exigidos por la ABE para Santander, BBVA, Bankia, La Caixa y Popular con el objetivo de que alcancen el 9% de core Tier 1.

Cajas de ahorros

Javier Bernat resume, de hecho, que “en cuanto a activos adjudicados, los bancos cotizados han alcanzado unos niveles aceptables de cobertura”. Ni la gran banca ni la mediana se verían, por lo tanto, especialmente afectados por una medida como la expuesta. El peso recaería sobre las cajas de ahorros no cotizadas.

Actualmente, como regla general, la cobertura exigida está en el 20% o del 30% si el activo adjudicado se mantiene en el balance uno o dos años, respectivamente. Los activos adjudicados del conjunto del sector financiero a cierre del pasado mes de junio se situaban en unos 70.000 millones de euros, de los que están provisionados el 23,7%, según los últimos datos, correspondientes a cierre de junio, publicados por el Banco de España.

Santander, BBVA, Bankia, CaixaBank, Popular, Sabadell, Banca Cívica, Bankinter y Pastor tienen en balance 35.732 millones de euros en activos adquiridos (adjudicados, comprados y entregados en dación en pago), según los datos a septiembre recopilados por Bankia Bolsa. De esta cifra, entre las coberturas específicas y las genéricas, están provisionados 13.304 millones, el 37,2% del total.

Ajustes de valoración

Hay que tener en cuenta que los cálculos no incluyen eventuales ajustes de valoración de los activos ni tampoco un posible aumento de otras provisiones por créditos dudosos subestándar. Y es que los créditos problemáticos (dudosos, adjudicados y normales bajo vigilancia) vinculados al ladrillo se sitúan en total en unos 176.000 millones de euros, según el organismo gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

El banco portugués BPI realizó la pasada semana un informe en el que estimaba que en el supuesto de que el sector tuviera que provisionar hasta el 50% el déficit de capital ascendería a 9.050 millones de euros.

Fuente: cincodias.com http://www.cincodias.com/articulo/mercados/bankia-bolsa-calcula-4500-millones-capital-adicional-cotizadas/20120106cdscdimer_3/