Al cierre de la sesión, el Dow Jones de Industriales perdió un 0,6%, hasta los 13.046,14 puntos. El principal selectivo está a un paso de perder la cota psicológica de las 13.000 unidades. El que sí perdió un nivel estratégico es el Standard Poor’s, que dio su último cambio en los 1.392,78 puntos tras retroceder un 0,72%. El índice de composición tecnológica Nasdaq restó un 0,39%, hasta los 3.063,32 puntos.

Lo que tanto temían los inversores de la Gran Manzana se confirmó desde primera hora de la jornada. El índice de gestores del sector manufacturero chino, que elabora HSBC, mostró una contracción mayor de la que esperaba el mercado. En el mes de marzo este indicador cayó hasta los 48,1 puntos frente a los 49,6 que marcó en febrero.

Además de la cada vez más clara ralentización de la economía del gigante asiático, mercados e inversores tuvieron que digerir el incierto panorama europeo donde la economía sigue siendo motivo de preocupación. El Eurostat publicó que las órdenes industriales cayeron un 2,3% durante el mes de enero, frente a la subida del 1,9% del mes de diciembre. Por si no fuera poco, la confianza del consumidor cayó en marzo hasta los 19 puntos. Esta referencia empeoró las estimaciones de los analistas, que esperaban una caída más suave, hasta los 19,8 puntos.

Mejora el paro semanal

El dato de paro semanal, a pesar de ser positivo, no consiguió quitar el mal sabor de boca de los inversores. En la última semana, las peticiones de subsidio por desempleo se redujeron en 3.000, hasta las 348.000, su nivel más bajo en casi cuatro años. El dato también mejora las perspectivas de los analistas, que esperaban 350.000 solicitudes. También fue bueno las referencias que llegaban desde el sector inmobiliario: el precio de las viviendas subió un 0,7% en el mes de febrero.

Las malas perspectivas del panorama económico afectaron al mercado de materias primas. El barril Texas, referente en EE.UU., cayó hasta los 105 dólares tras ceder cerca de un 2%; su homólogo europeo, el barril de Brent, cedió un 0,9%, hasta los 123 dólares. El oro, por su parte, retrocedió un 0,6%, hasta los 1.642 dólares la onza. En el mercado de divisas, el euro cedió ligermante en su cruce con el billete verde y términó cambiándose a 1,318 dólares.

La caída del precio del crudo se extendió hasta las petroleras de forma que Anadarko (-3,475), Chevron (-2,37%), Conocophillips (-1,81%), Exxon Mobile (-0,79%), Hess Corp (-3,27%) o Marathon Oil (-3,07%) registraron fuertes pérdidas.

Las compañías dependientes del ciclo económico también se vieron afectadas. Dentro del Dow Jones Alcoa (-2,43%) y Caterpillar (-2,35%) lideraron los descensos junto a Bank of America (-2,24%). Por el lado de las ganancias terminaron Procter Gamble (0,48%), Intel (0,47%), Coca Cola (0,42%), y American Express (0,42%).

FedEx decepciona

Tampoco ayudó a mejorar el ánimo de los inversores los resultados publicados por FedEx. La empresa de mensajería, que ganó un 66% en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal, mostró cierto debilitamiento en alguno de sus segmentos. La decepción de sus resultados fue mayor, si cabe, ya que la compañía es considerada un barómetro de la economía. Sus títulos cedieron un 3,5% al cierre de la jornada.

Fuente: finanzas.com http://www.finanzas.com/noticias/bolsas/2012-03-22/686928_china-europa-enfrian-wall-street.html