No hay que olvidar que éste es año electoral y, como recuerdan desde Deutsche Bank, «históricamente, los años electorales tienden a ser favorables. En los últimos cincuenta años, sólo en dos ocasiones no lo ha sido: en 2000 y 2008, con el estallido de la burbuja tecnológica e inmobiliaria». Aunque parece que para Wall Street será mejor una reelección de Obama:_en los años en los que el presidente ganó su segunda elección, el SP subió más de un 12%, mientras que en los que ganó el aspirante, la revalorización fue de sólo un 4%. Los analistas de Deutsche Bank le dan un potencial interesante al SP, que podría terminar el año, según su pronóstico, en los 1.450 puntos. Pero Javier Flores, de Asinver, cree que puede haber un recorte a corto plazo: «Desde los 1.300-1.330 puntos el SP puede darse la vuelta a la baja, hasta febrero o marzo. Puede cerrar un muy mal el primer trimestre. Por eso, aprovecharíamos estas subidas para vender. Y, cuando se produzcan los recortes, para comprar, porque pensamos que, tras la corrección, seguirá subiendo». De manera algo parecida ve la situación el analista técnico Robero Moro:_«Tras superar los 1.290 puntos, el SP 500 tiene el camino libre hasta los 1.370, nivel desde donde puede caer hasta los 1.160-1.075 puntos». Juan Pedro Zamora, de XTB, no ve al SP más allá de los 1.360 puntos este año.

Pero es que, aunque hay analistas acérrimos defensores de la inversión en la Bolsa americana, también hay quienes muestran sus dudas. Josep Monsó, analista de GVC_Gaesco, sintetiza esas incertidumbres: hay analistas que dicen que la Bolsa americana está cara con respecto a las europeas. De hecho, Daniel Pingarrón, de IG_Markets, opina que está llegando a un cierto nivel de sobrecompra. Pero, ¿no puede la apreciación del dólar seguir atrayendo flujos de capitales? ¿No pueden las dudas que hay sobre Europa provocar que los inversores apuesten por EE.UU.? Y, en todo caso, como apunta Ignacio Cantos, de Atlas Capital:_«Quizá, aunque no por precio, habría que apostar por Wall Street para diversificar».
 
El riesgo de la divisa

Invertir en Bolsa tiene riesgo. Lo vemos por las diferentes perspectivas de los analistas. Pero es que invertir en EE.UU. tiene un peligro añadido:_la divisa. Los expertos creen que el dólar seguirá subiendo (Moro dice que tras recuperar 1,32 caerá hasta 1,20). Ello implica una rentabilidad añadida a la de las acciones. Pero existe el riesgo de que se dé la vuelta si la crisis europea se resuelve. También ése es un peligro para la Bolsa americana: podría encontrarse más rentabilidad en Europa. Quedémonos, por tanto, con la idea de invertir en EE.UU. para diversificar.
 
¿Por qué títulos apostar?

Hace poco, Warren Buffet colgaba en twitter un artículo en el que se recomendaban acciones con alta rentabilidad por dividendo, como Ford, el fabricante de productos de higiene personal Avon, Cloud Peak Energy, Bank of America y Blizzard, del sector de los videojuegos.
 
La rentabilidad por dividendo es buen punto de partida. También la filosofía con la que desde Bankinter invierte en Bolsa americana:_por la debilidad de Europa, en EE.UU. habría que escoger compañías con demanda repartida entre su mercado y los países emergentes. Así, resulta interesante ver en su cartera compañías industriales como General Electric, así como compañías de consumo no cíclicos, como Coca-Cola, Kraft, Pepsi o Home Depot. Y muchas tecnológicas, como Yahoo, Google, Cisco, eBay o IBM. En este momento, Ignacio Cantos, de Atlas Capital, de Bolsa americana sólo tiene tecnológicas. Igual que Josep Monsó, de GVC Gaesco, que sólo busca en EE.UU. aquellos sectores que no encuentra en Europa, o algúna compañía puntual, como en estos momentos Carnival o DuPont.
 
Javier Flores opina, justamente, que hay que aprovechar la corrección que augura para tomar posiciones en tecnológicas. Precisamente, Celso Otero, de Renta 4, considera que éste es un momento para mirar empresas y no sectores. Y su selección comienza con General Motors porque ahora es una compañía nueva y muy barata, también le gustan tecnológicas como IBM_o HP, además de industriales, como Caterpillar, 3M o Boeing. En consumo, se queda con Pepsi y Procter Gamble. Y pondría un punto defensivo con la farmacéutica Pfizer. Y, desde Aspain, aconsejan, dentro del sector salud, WellCare y Humana; entre las energéticas, ElPaso y Exxon. También les gusta MasterCard, Procter Gamble, WalMart y Apple. Además de las textil We Fit Your Life.

Fuente: finanzas.com http://www.finanzas.com/noticias/bolsas/2012-01-20/640995_bolsa-americana-para-diversificar-pero.html