Grecia se enfrenta jueves y viernes a la hora de la verdad con la gigantesca operación de canje de su deuda en manos de acreedores privados (PSI) con la que cuenta el planeta financiero para dar un respiro a la zona euro y evitarle la suspensión de pagos.

Los bancos y los fondos privados tenedores de títulos de deuda soberana de derecho griego tienen hasta el jueves a las 20H00 GMT para decidir si participan o no en la operación de canje de deuda, una especie de suspensión de pagos controlada, sin precedentes por su envergadura en la historia financiera.

La operación, que pretende eliminar 107.000 millones de la gigantesca deuda griega de más de 350.000 millones, se ha planificado como una opción “voluntaria” para los acreedores. El gobierno griego espera que entre el 75 y el 90% de los tenedores de deuda privados lo acepten. Por debajo del 75%, el gobierno ya ha anunciado que abandonará el proyecto, por lo que correría el riesgo de un ‘default’ incontrolado para el 20 de marzo, fecha en que tienee un vencimiento de 14.400 millones de euros.

En este contexto,el principal indicador de la bolsa
española, el IBEX 35 ha cedido
286,90 puntos, el 3,39 por ciento, hasta 8.166,60 puntos, situándose en un nivel similar
al registrado a mediados de diciembre pasado. Con el batacazo de hoy, el retroceso anual se
eleva al 4,67 por ciento y el selectivo marca mínimos del año. Se trata del mayor recorte desde el pasado 21 de noviembre, cuando se dejó un 3,48%. .

Todos
los grandes valores han bajado. BBVA perdió un 5,42%, la sexta mayor caída, y Santander, un 4,48%. En concreto, la entidad presidida por Emilio Botín perdió la referencia de los 6 euros por acción, cota que no abandonaba desde el 31 de enero, hasta los 5,91 euros.

Telefónica (-2,85%), Repsol YPF (-2,78%) e Iberdrola (-2,46%) apuntalaron el descalabro. El mayor recorte se lo anotó Sacyr, que cayó un 6,68% y seguía siendo penalizado tras presentar unas pérdidas de 1.604 millones de euros en 2011.

Gamesa (-6,46%) y Abengoa (-6,37%) siguieron a la constructora. Entre los bancos, destacó el desplome del 6,09% que sufrieron los títulos de Caixabank, que se erigió como el cuarto componente que más de dejó en la sesión. Ningún valor cerró en positivo.

La incertidumbre también afectaba a las principales plazas del Viejo Continente. Milán y París cedieron más que Madrid, con caídas del 3,4% y del 3,3%, respectivamente.

Francfort retrocedió un 3,1%, en tanto que Lisboa y Londres lograron reducir las pérdidas al 2% y al 1,7%, respectivamente. Wall Street cedía un 1,24%.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española seguía creciendo después de que Rajoy anunciara su intención de cumplir el objetivo de déficit acordado con Bruselas para este año, el pasado viernes. La prima alcanzaba los 337 puntos básicos, y volvía a situarse por encima del diferencial que marcaba el bono italiano a diez años respecto al ‘bund’ alemán, en los 328 puntos.

Por su parte, el euro perdía posiciones respecto al dólar y fijaba el intercambio al cierre de sesión en 1,3125 ‘billetes verdes’.

Fuente: finanzas.com http://www.finanzas.com/noticias/minuto/2012-03-06/674114_batacazo-ibex-miedo-operacion-canje.html