Antes de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) incorpore esta norma del Ministerio de Economía, es aconsejable que todos los ciudadanos se preparen ante la nueva situación. Y no sólo quienes realizaban grandes compras con billetes de euro, sino también aquellos acostumbrados desde hace años a utilizar medios de pago electrónicos, como las tarjetas.  Porque la primera de las consecuencias puede afectar directamente a su bolsillo.

Compras más caras

Por ahora, la patronal del comercio (Cocem), ya ha exigido que, si se aprueba esta medida, los bancos  deben eliminar las comisiones que les cobran a los establecimientos cuando cobran con tarjetas de crédito a través de los terminales de punto de venta (TPV). Con la restricción, «los comercios van a verse perjudicados porque tendrán la obligación de pagar a las entidades un porcentaje de sus ventas», explica Hilario Alfaro, presidente de Cocem.
 
Sin embargo, las tiendas tienen una baza en sus manos:_la Ley de Servicios de Pago incluye la posibilidad de que los comerciantes cobren «cuotas adicionales por el uso de instrumentos de pago específicos» frente al efectivo tradicional, como pueden ser las tarjetas.
 
Para afrontar situaciones como ésta, debería acostumbrarse a preguntar en cualquier establecimiento cuál es el coste que supone el abono de una compra a través de la tarjeta, para así hacerse una idea del importe total. De hecho, la legislación determina que, cuando se exija una cuota adicional por utilizar un determinado medio de pago, «se informará al usuario de ello antes de llevarse a cabo la operación».

Actualice sus tarifas

El nuevo límite en las operaciones de efectivo también provocará un aumento en el uso de las transferencias bancarias y en el de cheques. En cualquiera de los dos casos, si no solía utilizar estos productos, deberá acostumbrarse, sobre todo porque conllevan numerosas comisiones. La Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas (Adicae) ha advertido de que el aumento de comisiones de los últimos años «ha cobrado velocidad» y seguirá aumentando en los próximos años.
 
Recuerde que, en el caso de las transferencias, los bancos no sólo pueden cobrarle una comisión al que realiza esta operativa, sino que también se la pueden aplicar a quienes reciben el dinero transferido. Por ello, lo más recomendable es acudir a su entidad financiera para negociar las comisiones que le aplican y lograr una reducción, o una exención total.

En el caso de los cheques, la comisión media por ingresos sobre otra entidad es del 0,35%, con un importe mínimo de 2,94 euros. En el caso de la devolución de un cheque, la banca aplica una comisión del 4%, con un mínimo de 13,75 euros, según los últimos datos del Banco de España. Precisamente, Hilario Alfaro, presidente de Cocem, señala que «si en España estuviera perseguido y penalizado el pago con cheques sin fondos, podríamos tener esta alternativa como medio de pago».

Aunque todavía no se conoce la cantidad de dinero máxima que el Gobierno habilitará para realizar pagos entre particulares, el Ejecutivo ha señalado que seguirá la senda de países vecinos  como Francia o Italia.
 
El ejemplo de Europa

Por ahora, en España, las entidades están obligadas a comunicar a Hacienda cualquier operación en efectivo que supere los 3.000 euros. En Francia, para operaciones entre un ciudadano y una empresa se permite, como máximo, el abono de 3.000 euros en efectivo. Y en Italia y Grecia, apenas es de 1.000 euros.

Los efectos de estas limitaciones sobre la economía sumergida son evidentes. Mientras que en Austria, donde se registran más de 250 transacciones electrónicas por habitante y año, la economía sumergida alcanza el 7%, en Polonia, donde apenas se realizan 50 operaciones por año y habitante, la economía sumergida supera el 25%, según el estudio sobre economía sumergida en España, de Visa.

Por su parte, Pilar Aurreocoechea, directora general de MasterCard para España y Portugal, indica que este tipo de datos son «importantes, si tenemos en cuenta que los pagos electrónicos, además de cómodos y seguros, son más eficientes para el conjunto de la economía».

Fuente: finanzas.com http://www.finanzas.com/dineroyempleo/noticias/2012-01-15/635991_anticipese-para-usar-tarjeta-como.html