Raúl González Blanco quiso explicar los motivos que le llevaron a acudir como embajador de la Liga a la inauguración de la sede del Barça en Nueva York en el ‘Transistor’ de Onda Cero. Afirma que tiene la conciencia tranquila y que lo volvería a hacer porque es su responsabilidad.

“Tengo la conciencia tranquila porque hice lo que tenía que hacer, siempre mostré respeto a otros clubes” afirma el ex delantero.

En cuanto a sus preferencias para que ganen equipos, ahora que disfruta del fútbol como aficionado, Raúl comenta que “primero quiero que gane el Real Madrid y si no juega mi equipo, siempre quiero que ganen los españoles”.

Durante la entrevista, Raúl González Blanco asegura que “el Madrid actual tiene mucha pegada” y confirma que tiene intención de “sacarse el carnet de entrenador, por lo que pueda pasar en el futuro”. Aunque primero cree que “tendré que formarme, ya que no hace ni un año que abandone los terrenos de juego” y dice que si finalmente decide convertirse en técnico será “en cuestión de tiempo”, entre otras cosas porque “ahora me estoy preparando en otro camino”.

Sobre la sanción de la FIFA al Madrid, comenta que “es un disparate” porque a su juicio “los chavales que tengan talento dónde mejor estarán es en equipos de la categoría del Real Madrid o Atlético”. Por lo que aconseja a la FIFA revisar ese tipo de normas.

Preguntado por si es partidario de las rotaciones, el exfutbolista sostiene que “son buenas” y, en su opinión, “se pueden hacer en equipos grandes como el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona”.

El excapitán blanco reconoce que quedarse fuera de la selección española en septiembre de 2007 fue “un momento bastante malo”. De hecho, cuenta que le habría gustado mucho tanto a él como a su familia estar en la final de la Eurocopa del 2008 en Viena. Sin embargo, se alegra de que “esas ausencias en el combinado nacional me sirvieran para estar más cerca de los míos y vivir por ejemplo con mi hijo Jorge una final de La Roja desde la tele”.

De su día a día en Nueva York comenta que “es más fácil la vida diaria, ya que allí soy una persona más anónima”. Además, considera que “dejó el fútbol en un momento idóneo” y reconoce que tomó esa decisión por “no verme con las mismas fuerzas para seguir compitiendo todos los días en un equipo”. Aunque, pese a su retirada, explica que “me sigo entrenando todos los días para intentar correr la maratón neoyorquina”.

Fuente: inter http://intereconomia.com/puntopelota/raul-no-anti-nada-responsabilidad-acudir-al-acto-del-barca-20160912-1009