El Gobierno de Estonia presentó hoy un plan para elevar la edad de jubilación hasta 70 años para 2040 y para vincular más las pensiones al número de años trabajados que al salario percibido.

Según recogen los medios locales, la propuesta anunciada hoy por el ministro estonio de Asuntos Sociales, Margus Tsahkna, supone dar un paso más en el programa que preveía pasar de 63 a 65 años en 2026, año en el que en España se alarga la jubilación a los 68 años con 38 cotizados.

Si no se reforma el actual sistema, advirtió el ministro, ante el progresivo envejecimiento de la población, las pensiones actuales no serán sostenibles.

Ante la brecha salarial y la disparidad de las prestaciones por jubilación que se cobran en la actualidad, la iniciativa plantea además cambiar la fórmula para el cálculo de las pensiones con el objetivo de dar prioridad al número de años trabajados frente al salario, el principal pilar para determinar ahora la cuantía.

El ministro defendió sus propuestas como las mejores para garantizar el futuro del sistema sin reducir las prestaciones o tener que rebajar las pensiones que se están cobrando en la actualidad, que no se verán afectadas.

El proyecto llegará previsiblemente mañana a la mesa del Consejo de Ministros.

Fuente: inter http://intereconomia.com/economia/513676-20160914-2124