Eduardo Verbo

– Sígueme en  

 Twitter 

10/03/2012

 Enrique Ponce (Efe).


“El día que me vaya de las plazas será definitivo. A pesar de la influencia familiar, no es algo que vea como inminente, porque me siento muy bien, en forma. Además, creo que ser torero no es solo una profesión, sino una manera de ser, de vivir y convivir con los demás”, prosigue Ponce. Sin duda, el nacimiento de su hija Paloma y hace dos meses el de Bianca, su segunda hija, ha influido en el cambio de planteamiento. “El hecho de ser padre te hace ver la vida desde otro prisma. Pero cuando estás delante del toro no piensas en tus hijos, sino en hacer bien tu trabajo. En cambio, corro menos en el coche y tomo menos riesgos”, cuenta.El diestro prefiere hablar de su familia, que de polémicas taurinas. “Mi sueño es ser feliz junto a los míos. Me conformo con ver crecer a mis hijas y seguir viviendo la vida junto a mi mujer, mis amigos y toda mi familia”, concluye Ponce, que solo tienes buenas palabras para su hija recién nacida. “Bianca está muy bonita, es simpatiquísima y se ríe mucho para lo chiquitita que es. Su hermana encantada y muy pendiente de ella, como si fuera un juguetillo”. Una felicidad que no ha dudado en compartir con su abuelo, de 99 años. “Él está encantado. Se ha hecho sus fotos con ella y está muy feliz”, finaliza Enrique Ponce, que ha decidió anteponer su familia a su trabajo, a pesar de la vocación.

ÁLBUM: Los famosos acuden a Olivenza »

Fuente: El Confidencial http://rss.feedsportal.com/c/32483/f/480388/s/1d4f0c8f/l/0L0Svanitatis0N0Cnoticias0C20A120C0A30C10A0C0Eenrique0Eponce0Emi0Efamilia0Eme0Epresiona0Epara0Eque0Eme0Eretire0E179960C/story01.htm