El iPhone 7, la última versión del teléfono inteligente de Apple, llega este viernes a las tiendas y la expectación ha provocado que en el periodo de reservas previas en internet se agotaran las existencias de algunos de sus modelos.

A través de un comunicado, Apple informó de que el iPhone 7 Plus, el modelo de lujo y más avanzado de su nuevo dispositivo, y el iPhone 7 en color negro azabache “no estarán disponibles para los clientes” mañana en los establecimientos porque sus existencias iniciales se agotaron por las reservas en la web oficial.

En España actualmente el precio del iPhone 7 se sitúa entre los 769 euros euros del modelo de 32 gigas, 20 euros más de lo que costaba el iPhone 6s de 16 gigas, y los 1.169 del modelo de 256 gigas, que eleva su precio respecto a los 969 euros que costaba el iPhone 6s de 128 gigas.

Mientras que en el caso del modelo iPhone 7 Plus sus precios van desde los 909 euros con 32 gigas, 859 euros costaba el modelo de 16 gigas del iPhone 6s Plus, hasta los 1.129 euros del modelo de 256 gigas, que crece respecto a los 1.079 euros del modelo de 128 gigas de la generación anterior.

Pero, ¿merece la pena gastarse el dinero en el nuevo iPhone?

Mario García, director de Check Point en España y Portugal afirma que el iPhone 7 no es más seguro que otros dispositivos. El sistema iOS parece más seguro, pero “es simplemente por estadística”, argumenta, ya que “en España la cuota de mercado de iPhones es del 9 o el 10%, en Estados Unidos hay más pero existen más Android en el mundo. Por estadística, los ciberdelincuentes atacan más sistemas Android porque hay más cantidad y así pueden hacer más dinero, no porque sea más inseguro”.

Mario reconoce que en Apple son conscientes de la seguridad, “son sensibles al tema, actúan rápido cuando hay un problema, además paga a quienes consiguen burlar sus sistemas o encuentren vulnerabilidades”.

Sin embargo, Mario recalca la importancia de proteger los smartphones, ya que se utilizan “incluso más que los Pcs, a los que los usuarios dotan de antivirus”. “Los ciberdlincuentes se han dado cuenta de que es más fácil atacar un teléfono que un ordenador, que actualmente se utilizan para lo mismo”. El director de Check Point se asombra y denuncia la indiferencia por parte de los usuarios de proteger sus smartphones, “no se gastan 30 euros al año en un software de seguridad pero sí están dispuestos en pagar 100 a delincuentes por recuperar todos los datos de su teléfono”, argumenta. Es sorprendente que las compañías, por ejemplo, sí protejan los ordenadores de las oficinas, pero no los móviles de empresa de los empleados”, añade.

Este problema lo achaca a la poca educación en este sentido de la sociedad y a la pasividad de las compañías fabricantes de dispositivos, cuyo objetivo es “vender cuantos más móviles mejor”. “La gente se cree que los dispositivos actuales son como los móviles Nokia de hace años”, manifiesta.

Uno de los primeros síntomas de que un móvil está intervenido es la velocidad de las comunicaciones, como el wifi o las llamadas telefónicas, ya que son en tiempo real y cualquier retraso se nota de manera inmediata. Aunque, en muchas ocasiones, el usuario no sabe que su dispositivo ha sido atacado.

En cuanto al nuevo iPhone 7 de Apple, Mario García reconoce que el gasto no merece la pena si hablamos de seguridad, pero sí afirma que el hardware funciona bien, es fácil pasarse de un dispositivo otro a través del ordenador, el diseño atrae o la fotografía es buena, “la calidad del equipo es lo que hace que la gente lo compre, hay gente a quien le compensa y otros a los que no”.

Fuente: inter http://intereconomia.com/tecnologia/merece-la-pena-gastarse-el-dinero-en-el-nuevo-iphone-7-20160918-2043