Mazda ha mejorado la gama de su modelo Mazda3 con el nuevo motor turbodiésel 1.5 SKYACTIV-D de 105 CV

 

El nuevo Mazda3 es una apuesta sobre seguro si se analizan consumos y comportamiento en carretera, además de por sus acabados y los sistemas de seguridad que equipa.

Este modelo de 105CV tiene un gasto medio de combustible de 3,8 litros cada 100 kilómetros y, adaptado a la normativa Euro 6, presenta unas emisiones de 99 g/km.

El coche se caracteriza por tener una aceleración progresiva hasta regímenes superiores a 5.000 rpm, cosa que agradecerán los bolsillos, pero es posible que limite algo en carretera cuando es necesario que el coche precise de algo más de fuerza.

El nuevo Mazda 3 desarrolla una potencia máxima de 105 CV a 4.000 rpm, con una entrega de par máxima de 270 Nm entre 1.600 y 2.500 rpm, pero no resulta un coche explosivo o enérgico.

Con un peso en orden de marcha desde 1.185 kilogramos, el Mazda3 es uno de los vehículos más ligeros del segmento C. También se sitúa en las primeras posiciones en lo referente al comportamiento en curva.

El Mazda3 acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos (11,6 con transmisión automática) y alcanza una velocidad máxima de 185 km/h.

El motor, que combina la transmisión Skyactiv-MT de seis velocidades, posee las mismas cualidades que el turbodiésel de 2,2 litros de Mazda, aunque pesa en torno a 50 kilogramos menos.

Mazda3

Mazda3

Sobre los desarrollos de la caja de cambios, resultan largos, pero precisos. Además, al equipar un motor elástico, no es necesario bajar de marcha para recuperar el empuje. Por ello, el confort de marcha es notable, así como el aplomo que exhibe el vehículo tanto en carretera como en zonas reviradas.

La dirección viene con asistencia eléctrica y ajusta el tacto en función de las condiciones de la carretera y la velocidad del vehículo. Para las maniobras de aparcamiento es cómoda, ya que se requieren 2,57 vueltas de volante entre topes y el radio de giro entre bordillos es de 11,4 metros.

Los frenos, de discos en las cuatro ruedas, detienen al vehículo de forma instantánea y lineal, sin que haya trasvases de peso acentuados gracias a la suspensión delantera tipo McPherson y la trasera multibrazo, con componentes de bajo peso, y que priman el confort frente a la dureza.

En el campo aerodinámico, el diseño incluye una parrilla inferior activa en el frontal del vehículo que se mantiene cerrada siempre que es posible.

Otros elementos destacados son el carenado inferior y los deflectores para suprimir turbulencias.

otra novedad es que se han reubicado los retrovisores laterales, que ahora están montados en las puertas.

El motor es una unidad de 1.499 c.c. con turbocompresor de geometría variable equipado con un sensor de velocidad, cuatro cilindros e inyección common rail.

Mazda3

Mazda3

La reducción de peso se ha conseguido gracias a la búsqueda de mejoras en la eficacia térmica, mediante la reducción de pérdidas mecánicas y pérdidas en el escape, la refrigeración y el bombeo. En este proceso, la nueva unidad, totalmente construida en aleación, ha ido incorporando numerosas tecnologías.

La relación de compresión de 14,8:1, extremadamente baja, aporta varias ventajas, entre ellas, que deja tiempo para que se produzca una mezcla combustible más uniforme antes del encendido, con lo cual la combustión se produce a temperaturas más bajas.

También hace posible que la presión de encendido alcance un pico más bajo, cosa que, a su vez, ha permitido reducir el peso de los componentes estructurales del motor y, con ello, la fricción mecánica.

Por último, el nuevo propulsor incorpora la tecnología “Natural Sound Smoother” de Mazda, que se suma a las medidas de atenuación de la sonoridad y las vibraciones.

Fuente: inter http://intereconomia.com/empresas/motor/mazda3-1-5-skyactiv-d-luxury-mas-equilibrado-economico-20161009-1000