El exdirector de Trabajo Francisco Javier Guerrero, que lleva testificando prácticamente todo el día, ha dicho hoy a la juez que investiga los ERE que en una ocasión el Gabinete de Presidencia de la Junta, que presidía entonces Manuel Chaves, le pidió “solucionar sí o sí” el problema de una empresa cordobesa porque iba a celebrarse un acto político al que iba a acudir el presidente.

Durante su declaración de esta tarde ante la juez Mercedes Alaya, informa Efe, Guerrero ha afirmado que recibió un documento del Gabinete de la Presidencia donde le ordenaban solucionar el conflicto de la empresa Bilore, de Lucena (Córdoba), porque Chaves iba a celebrar allí un acto político, según han comentado a los periodistas abogados personados en la causa.

Además, ha declarado que el exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá -también imputado por los ERE fraudulentos- le dijo que había que solucionar el problema de la industria auxiliar naval de Cádiz, “lo que provocó un aumento de 26 millones de euros en el presupuesto de la Dirección General, que él no tenía”, según las fuentes.

Francisco Javier Guerrero está declarando desde esta mañana -salvo un receso de dos horas para comer- ante la juez que investiga los ERE irregulares, Mercedes Alaya, que le ha imputado los delitos de cohecho, malversación, prevaricación y falsedad a Guerrero, y a cuya declaración asisten cuarenta abogados

Fuente: El Confidencial http://rss.feedsportal.com/c/32483/f/480388/s/1d3cbb53/l/0L0Selconfidencial0N0Cespana0C20A120C0A30C0A70Cchaves0Eordeno0Esolucionar0Esi0Eo0Esi0Eunos0Eere0Een0Elucena0Eporque0Eiba0Ea0Evisitar0Eel0Epueblo0E93935/story01.htm