Los expertos habían anticipado en las últimas semanas que el precio de la vivienda seguiría con su tendencia negativa a lo largo de este año como consecuencia del agravamiento de la crisis económica y la falta de crédito. Lo que no habían augurado es que los precios iban a sufrir una corrección tan fuerte como la que se ha producido entre octubre y diciembre del pasado ejercicio. En ese trimestre, el precio de la vivienda cayó un 11,2% en comparación con el mismo periodo del anterior ejercicio, lo que supone la caída más elevada de la serie histórica, iniciada en 2007 en paralelo a la irrupción de la crisis económica.

En este ajuste ha tenido un papel protagonista la necesidad de la banca de darle salida al stock de vivienda nueva sin vender. El Ministerio de Economía obligó en febrero a los bancos a provisionar todos los inmuebles que tienen en sus balances. Conscientes del impacto que eso tendría en sus cuentas empezaron a aplicar descuentos con mucha antelación, lo que se ha reflejado en las estadísticas oficiales.

Los últimos datos del Ministerio de Fomento, correspondientes a 2010, aseguran que el stock de vivienda sin vender se elevó a 687.523 casas, de las cuales más de la mitad están concentradas en tres comunidades autónomas (Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña). La banca no ha facilitado datos sobre qué parte del stock tienen, pero debe ser una parte importante a tenor del valor que tienen acumulados en los balances, según los datos facilitados por las propias entidades. La primera en la lista es Bankia, que dispone de viviendas terminadas y listas por valor de 4.572 millones de euros, seguida por Santander (3.753), Banesto (3.623), Catalunya Caixa (1.973), BBVA (1.709) Banca Cívica (992) y Caixa Bank (914). La suma de todas esas entidades arroja un volumen de 17.536 millones. A un precio medio de 200.000 euros por casa, el volumen declarado por las entidades constata que tienen en torno a 88.000 viviendas sin vender, lo que representaría el 13% del stock.

Las rebajas aplicadas por la banca sobre su stock de vivienda han tenido un reflejo directo en todas las comunidades, ya que el precio ha caído en todas en el último trimestre. Los mayores retrocesos se han producido en Cataluña y Madrid, con recortes del 15,7% y del 14,3% en tasa anual.

Esas dos comunidades también lideran las caídas si se analiza la evolución del precio de los pisos desde que se inició la crisis económica a principios de 2007. En esos cuatro ejercicios, el precio medio de la vivienda ha caído en España un 18,6%, un descenso que se aceleró en el caso de Madrid hasta el 27,6% y en el de Cataluña, hasta el 30,5%. Los expertos no tienen un diagnóstico claro sobre la evolución de los precios. El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, auguró ayer que la producción de viviendas tocará fondo en 2012 por el “depresivo” escenario económico que se dibuja para este año. “Se va a notar la caída de la economía hasta el 1,7% en 2012”, señaló. En este escenario, Galindo no supo precisar cómo se comportarán los precios, “ya que dependerán de si vuelve a fluir el crédito y se recuperan las compraventas”.

Más pesimista fue Fernando Rodríguez-Avial, presidente del G-14, el grupo que aúna a las grandes inmobiliarias españolas, quién señaló que el camino para sanear el sector inmobiliario será “difícil y lamentablemente largo”. Durante su intervención en una jornada sobre el futuro del mercado inmobiliario organizada por la consultora PwC, el también presidente de Testa reconoció que el sector promotor en España, fundamentalmente el de vivienda residencial, “está en graves dificultades con pocas empresas sanas y muchas en riesgo de quiebra”.

Rodríguez-Avial criticó “el enorme error de cargarse” el mercado del alquiler y lamentó que el sistema financiero haya “catapultado” gran cantidad de sus fondos al crédito promotor abandonando ese segmento.

Fuente: economia http://www.cincodias.com/articulo/economia/descuentos-banca-dar-salida-pisos-desploman-precios/20120316cdscdieco_3/