En los primeros minutos de la segunda mitad, un petardo lanzado desde la grada provocó que Robert Lewandowski cayera fulminado sobre el césped del Lia Manoliu. Ya en la primera parte, los aficionados rumanos se convirtieron en protagonistas tras el lanzamiento de varias bengalas que obligaron a interrumpir el encuentro durante unos instantes.

En esta ocasión el partido se detuvo nuevamente unos minutos, pero, a pesar del susto, el choque de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 entre Polonia y Rumanía pudo continuar sin problemas.

Fuente: inter http://intereconomia.com/puntopelota/futbol/lewandowski-rumania-polonia-petardo-20161111-2312/