El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se reúne esta semana con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con el fin de abrir una vía de negociación que desemboque en la abstención de los socialistas y los naranjas a su investidura.

Rajoy y Sánchez se van a ver en el Congreso este martes en la primera reunión que el líder del PP mantiene después de que el Rey le propusiera como candidato tras la ronda de consultas que concluyó el pasado jueves.

El presidente del Gobierno tiene intención de entregar al líder del PSOE un nuevo documento programático con las coincidencias que hay entre las medidas del PP y las que se incluyeron en el pacto que firmaron los socialistas con Ciudadanos en febrero. Sería la base con la que empezar a negociar ya con el fin de llegar a tiempo para aprobar los Presupuestos Generales del Estado del próximo curso y los objetivos de consolidación fiscal que tiene que fijar la UE.

Bruselas puede imponer a España una sanción de 6,100 millones de euros si no hay pactos entre los líderes políticos que permitan presentar un Presupuesto a Bruselas el 15 de octubre. Antes de esa fecha, el Gobierno español debe presentar un Plan Presupuestario de Ingresos y Gastos a a la Unión que pruebe que se van a adoptar las medidas con las que España logró esquivar la multa el pasado 27 de julio por incumplir el déficit. Este plan sólo puede basarse en el proyecto de Ley de Presupuestos de 2017 que, a su vez, es sólo posible si hay un Gobierno operativo en septiembre que diseñe el techo de gasto.

Rajoy pretende hacer ver a Sánchez la disposición a abordar todos los asuntos, desde donde hay más sintonía, como la defensa de la legalidad ante el desafío soberanista o la lucha contra el terrorismo, a otros donde hay más discrepancias, como la reforma laboral.

Ante la oferta del PP, Sánchez reiterará la postura de su partido en votar en contra de la investidura y de rechazar una negociación, a pesar del llamamiento del expresidente del Gobierno Felipe González a que el PSOE se abstenga para facilitar la formación de gobierno.

El secretario general socialista insistirá en que Rajoy tiene que buscar los apoyos en Ciudadanos, PNV y Convergencia y no en el PSOE, que, como alternativa y primera fuerza de la oposición, no puede favorecer las aspiraciones del PP. Ante “la intencionada ambigüedad y las contradictorias declaraciones” de los últimos días por parte de Rajoy y de otros cargos del PP, Sánchez quiere oír hoy “respuestas claras” sobre si se presentará a la investidura, si lo hará aunque no tenga apoyos y si está dispuesto a volver a rehuir el encargo del Rey.

También le va a preguntar si, junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha acordado la fecha del debate de investidura y si no lo ha hecho, qué plazos baraja. La de este martes va a ser la cuarta reunión que Rajoy y Sánchez mantienen sobre la formación de gobierno desde las elecciones del 20 de diciembre. La primera fue tres días después de los comicios en el Palacio de la Moncloa, a iniciativa del presidente del Gobierno.
El segundo encuentro fue promovido por Sánchez el 12 de febrero en el Congreso, en su ronda con los dirigentes de los partidos para intentar lograr su investidura.
La frialdad de aquella cita, que apenas duró media hora y en la que no se estrecharon la mano ante los medios, se suavizó en la última reunión mantenida, el pasado 13 de julio, en la que recuperaron la cordialidad en las formas.

 

Fuente: inter http://intereconomia.com/economia/ue-multa-gobierno-20160802-0826