La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal grupo de la oposición, instó hoy a la comunidad internacional a llevar a cabo una intervención militar “amplia y fuerte” que reduzca la capacidad bélica del régimen de Damasco.

En un comunicado, el presidente de la CNFROS, Ahmad Yarba, dijo que “el mundo tiene que responder de forma decisiva al uso de armas químicas por parte del régimen”.

Yarba también urgió a que se “neutralice el peligro que supone el régimen para su pueblo y para la paz y seguridad regional” y se eviten nuevos ataques con armas no convencionales.

“Después de 29 meses de inactividad, la comunidad internacional tiene la obligación moral de frenar el empleo por parte del régimen de la violencia excesiva e indiscriminada contra el pueblo sirio”, agregó.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo ayer que sopesa la posibilidad de una intervención militar “limitada” en Siria para castigar al régimen de Bachar al Asad por el ataque químico del pasado día 21.

La CNFROS valoró en su nota el informe de inteligencia difundido ayer por Washington sobre dicho ataque del régimen con armas químicas contra la zona de Guta Oriental, en la periferia de Damasco, que la oposición siria volvió a calificar de “crimen de guerra y contra la humanidad”.

“Esperamos que la acción liderada por EEUU será estratégica y lo suficientemente decisiva para ayudarnos a comenzar la necesaria transición”, afirmó la coalición.

Al respecto, la CNFROS señaló que no desea la guerra si no “las condiciones necesarias para proseguir el proceso largo y difícil de reconciliación, reconstrucción y democratización”.

Por ello, apuntó que la respuesta internacional debe confirmar que no se tolerará que el régimen sirio utilice armas químicas y continúe amenazando la estabilidad regional, porque de lo contrario, “se pondrá en riesgo no solo a los sirios sino a todos los pueblos”.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo ayer que las pruebas de que dispone su Gobierno sobre la responsabilidad del régimen de Al Asad en el ataque químico del día 21 en Damasco son “claras y convincentes”.

Estados Unidos dice haber confirmado que en ese ataque fallecieron 1.429 personas, de ellas 426 niños, unos datos similares a los barajados por la oposición siria, y que el régimen sirio tachó ayer de “falsos”.

Un equipo de expertos de la ONU inspeccionó durante tres días la zona de Guta Oriental y visitó también un hospital militar, antes de abandonar hoy Siria.

Sobre su trabajo, Kerry expresó su respeto, pero precisó que sus conclusiones no están pensadas para revelar la autoría del ataque y no darán a conocer nada “que no sepamos ya”.

Fuente: economia http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624601/s/30a0c236/sc/11/l/0L0Scincodias0N0Carticulo0Ceconomia0Coposicion0Esiria0Epide0Eintervencion0Emilitar0Eamplia0Efuerte0C20A130A831cdsncdeco0I30C/story01.htm