Como consecuencia de ello, el equipo de ejecución de la obra se ha reforzado con la entrada como subcontratistas de tres empresas constructoras turcas “de primer nivel”, según ha señalado hoy OHL a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tras un largo periodo de conversaciones, el pasado 14 de noviembre el Gobierno turco emitió un decreto presidencial proponiendo una modificación parcial del contrato del proyecto Marmaray que comprende un corredor ferroviario que une Europa con Asia a través de un túnel submarino bajo el estrecho del Bósforo.

El túnel submarino tiene una extensión de 13,6 kilómetros y cruza el estrecho del Bósforo con una parte sumergida de casi un kilómetro y medio y a una profundidad máxima de 62 metros, y servirá para trasladar a 75.000 pasajeros cada hora por trayecto en la ciudad de Estambul, con casi 15 millones de habitantes.

OHL aceptó el contenido de dicha propuesta y cuatro días más tarde se suscribió una modificación del contrato, ha explicado la constructora.

En este sentido, la compañía ha ratificado su compromiso en la ejecución de una “infraestructura esencial” para la ciudad de Estambul.

Con motivo de los resultados de los nueve primeros meses del año, el consejero delegado de OHL, Tomás García Madrid, ya avanzó a los analistas que la compañía había llegado a un acuerdo para quedarse como contratista principal y reducir los riesgos del proyecto Marmaray.

A la espera de que sea ratificado, señaló el pasado día 14, la compañía ha subcontratado a tres empresas locales para reducir los riesgos de ejecución.

El 25 de octubre de 2011, el consorcio formado por OHL y Dimetronic, liderado por la primera con un 70 % de participación, suscribió el citado contrato con el Ministerio turco de Transportes por 932,8 millones de euros.

El contrato contemplaba la construcción y mejora de la nueva línea de tren que comunica Estambul por el estrecho del Bósforo, incluyendo la remodelación de los accesos por ferrocarril de las dos orillas de la capital turca. La duración del contrato se fijó entonces en tres años.

Las acciones de OHL han cerrado la sesión con una caída del 4,12 % hasta los 2,6 euros. Desde comienzos de año, los títulos de la compañía se han devaluado casi un 50 %. E

Fuente: inter http://intereconomia.com/empresas/construccion/la-ejecucion-del-proyecto-marmaray-ohl-se-amplia-a2018-20161121-2049/