El Real Betis logró un trabajado triunfo por 1-0 ante el Málaga, el primero en su campo, que le sirve para superar la decepción que le supuso perder el derbi sevillano, en un partido en el que los malaguistas lo intentaron hasta el final, pero demostraron tener lagunas en defensa y poca eficacia en ataque.

El equipo del uruguayo Gustavo Poyet no jugó bien, pero peleó y supo hacer frente a su rival para llevarse una victoria que cimentó en una gran actuación del exmalaguista Joaquín Sánchez, autor del tanto a los 25 minutos, mientras que el Málaga fue incapaz de aprovechar sus ocasiones, las más claras nada más encajar el 1-0.

Se medían dos equipos necesitados, situados en la zona media baja de la tabla con 5 puntos (un triunfo y dos empates), y en el caso del Betis obligado a dar una alegría a su afición y resarcirse de su dolorosa derrota ante el Sevilla (1-0) en un derbi con polémica, pues se le anuló un gol por un fuera de juego inexistente.

Ante las lesiones del central Mandi y los laterales zurdos Álex Martínez y el danés Durmisi, además de Jonas Martin y Sanabria, el entrenador bético hizo debutar en liga al canterano Rafa Navarro, a pierna cambiada en la banda izquierda, con el belga Musonda, Joaquín y Rubén Castro en un tridente ofensivo, y Álex Martínez más arriba.

En los malaguistas, con las bajas de última hora del lateral Juan Carlos y el medio Recio, lesionados ante el Eibar, el técnico Juande Ramos devolvió la titularidad en el lateral zurdo al uruguayo Ricca, con lo que Torres pasó al eje de la zaga, y con el venezolano Juanpi en la derecha apostó por dos puntas: el brasileño Charles y Sandro.

El choque empezó con poca intensidad y mucho respeto en los dos conjuntos, con poca fluidez en el juego y la incapacidad de ambos de crear opciones de gol, salvo un tiro lejano que el brasileño Petros mandó muy alto y una buena jugada por la derecha de Joaquín, muy activo de nuevo, que no halló rematador en el primer cuarto de hora.

Todo se animó en el ecuador de una primera mitad en la que hubo alternativas a medida que béticos y malaguistas intentaron ser más verticales, como en una acción protestada por el Málaga en el minuto 24 tras una caída al borde del área de Juanpi, cuando iba a encarar a Adán, por una entrada de Bruno, aunque el árbitro no señaló nada.

Sólo un minuto después, en el 25, el Betis recogió los réditos a su mayor agresividad y ambición al marcar el 1-0 Joaquín, de un gran cabezazo, tras un perfecto servicio desde la derecha de Musonda. Los verdiblancos aprovecharon su primera ocasión clara de gol, pero esto espoleó a los blanquiazules, que apretaron al verse en desventaja.

El equipo de Juande, que entrenó un año al Betis antes de tener a Poyet como asistente en el Tottenham, reaccionó pronto y, con más profundidad, rozó el empate en tres remates casi seguidos, entre los minutos 26 y 31, del serbio Kuzmanovic, con un tiro ligeramente cruzado; y dos de Charles, el primero despejado por el holandés Donk y el segundo, el más claro, al cabecear al poste un saque de córner.

En la reanudación, el Betis, que ya había avisado con un tiro de Musonda que salió fuera en la prolongación del primer tiempo, salió con fuerza y pudo ampliar su renta a los 4 minutos, pero, tras rechazar Kameni ante Rubén Castro, el venezolano Rosales sacó bajo los palos el posterior disparo de Álex Alegría.

Dos minutos después, de nuevo lo intentó sin éxito Rubén Castro y en el rechace no atinó Joaquín, al desviar un defensa a córner. El cuadro de Poyet perdonó en esta fase y ello permitió crecerse al Málaga, en el que Juande buscó más verticalidad y presencia ofensiva al sacar al joven marroquí En-Nesyri por un inoperante Charles.

Los malagueños, en los que después entró el portugués Duda por Kuzmanovic para buscar opciones a balón parado, se fueron arriba y, tras un aviso de En-Nesyri nada más salir al campo, Llorente estuvo cerca de marcar, pero su cabezazo en parábola dio en la parte alta del larguero y se marchó fuera a los diez minutos de este periodo.

En medio de las intentonas ofensivas del Málaga ante un Betis que confió todo su ataque a salir en rápidas contras y controlar bien las maniobras del rival, Juanpi, el más entonado de su equipo, rozó también el gol a veinte minutos del final, pero el meta Adán lo evitó al rechazar muy bien su tiro desde dentro

Ya en la recta final, los malaguistas buscaron el gol a la desesperada, pero no estuvieron acertados ni En-Nesyri, de cabeza, ni Sandro, desde lejos, mientras que los béticos, sin renunciar al ataque pese a no tener muchas ocasiones, supieron defender bien su ventaja y amarrar un importante triunfo por la mínima.

– Ficha técnica:

1 – Real Betis: Adán; Piccini, Pezzella (Donk, m.22), Bruno, Rafa Navarro; Petros, Felipe Gutiérrez; Musonda, Joaquín, Rubén Castro (Brasanac, m.64) (Cejudo, m.70); y Álex Alegría.

1 – Málaga: Kameni; Rosales, Llorente, Miguel Torres, Ricca; Juanpi, Camacho, Kuzmanovic (Duda, m.59), Jony (Chory Castro, m.77); Charles (En-Nesyri, m.50) y Sandro.

Gol: 1-0, M.25: Joaquín.

Árbitro: Alfonso Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Amonestó a los locales Bruno (m.47), Petros (m.62), Rafa Navarro (m.72) y Cejudo (m.91), y a los visitantes Sandro (m.37), Jony (m.45), Kuzmanovic (m.45), Camacho (m.67), Llorente (m.78) y Chory Castro (m.89).

Incidencias: Partido de la sexta jornada de la LaLiga Santander, disputado en el Benito Villamarín ante 37.038 espectadores. Césped en perfecto estado.

Fuente: inter http://intereconomia.com/puntopelota/516372-20160923-2317