Ibercaja ha anunciado este miércoles por la noche un acuerdo de fusión con Caja3, la entidad formada por CAI (Caja de la Inmaculada), Caja Circulo de Burgos y Caja Badajoz. Con esta operación, la entidad zaragozana alcanzará los 65.000 millones en activos (45.000 de Ibercaja y 20.000 de Caja3), cifra que llegará a los 100.000 si se alza con la victoria en la subasta de Unnim que se decidirá la próxima semana.

Según fuentes cercanas a las entidades, esta operación siempre ha estado presente, pero las negociaciones se han acelerado en las seis últimas semanas a raíz de las exigencias del Real Decreto de saneamiento del sector financiero. Exigencias que Caja3 habría sido incapaz de cumplir en solitario.

En las últimas semanas, distintos medios habían especulado con la posibilidad de una integración entre Ibercaja y Banca Cívica, que queda descartada de momento. Han existido conversaciones -como las está habiendo en todo el sector-, pero una operación así habría sido muy complicada por los personalismos: Amado Franco, presidente de Ibercaja, habría tenido que imponerse a los copresidentes de Cívica, Enrique Goñi y Antonio Pulido, con el argumento de su mayor solvencia, ya que su tamaño es inferior.

Por eso ha preferido una operación más pequeña pero mucho más sencilla y cómoda para la entidad. Ibercaja siempre había tenido aspiraciones de absorber a su ‘hermana pequeña’ de Zaragoza, la CAI, y existe una buena sintonía entre las cúpulas de las dos entidades que facilitará la integración. Y lo más importante es que queda claro quién manda desde el principio, aunque todavía no hay ecuación de canje ni está decidido el reparto de poder.

 

Fuente: El Confidencial http://rss.feedsportal.com/c/32483/f/480388/s/1d0b7152/l/0L0Selconfidencial0N0Ceconomia0C20A120C0A20C290Cibercaja0Eanuncia0Esu0Efusion0Econ0Ecaja30Epara0Ealcanzar0E650A0A0A0Emillones0Een0Eactivos0E93523/story01.htm