El colectivo de los autónomos confiaba en que en los Presupuestos que se aprobarán en marzo se incluiría una reducción del 5% en el régimen de módulos, un sistema por el que los pequeños negocios tributan en función de variables objetivas como los metros cuadrados de su local o el número de trabajadores. Fuentes de Hacienda negaron con rotundidad que se planteen una rebaja y aseguraron que solo están dispuestos a sentarse para debatir el funcionamiento de un sistema tributario que los inspectores fiscales definen como “un nido de facturas falsas”.

En este sentido, atajar la facturación irregular para inflar los gastos será una de las prioridades del Plan General Tributario de 2012 que se publicó ayer en el BOE. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, y la directora de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana, presentaron las grandes líneas de actuación y remarcaron que se realizarán 1.436 inspecciones sobre “profesionales, artistas y deportistas”. Supone un 14% más que en 2011. Hacienda quiere evitar que este colectivo utilice empresas interpuestas para “deducir indebidamente, a través de ellas, sus gastos particulares”. Es frecuente que profesionales con alto poder adquisitivo creen compañías con el único fin de tributar por el impuesto sobre sociedades -donde los gastos son deducibles- en lugar de hacerlo por el IRPF.

Por otro lado, Hacienda también pondrá el foco en lograr que las deudas tributarias descubiertas finalmente se paguen, algo que no siempre sucede. En los casos más graves de delito fiscal, la Agencia Tributaria llegará a solicitar el ingreso en prisión de aquellos evasores que, sin ser insolventes, no devuelvan el dinero defraudado. Además, Viana aseguró que aprovecharán “al máximo las posibilidades legales del embargo preventivo de bienes”.

Entre las preocupaciones de Hacienda, destaca la caída de la recaudación del impuesto sobre sociedades, un tributo que el Gobierno reconoce que presenta importantes lagunas y que reformará cuando la situación del déficit esté bajo control. La Agencia Tributaria reconoce que, sobre todo las grandes empresas, abusan de los beneficios fiscales que ofrece la legislación para reducir su factura fiscal.

El equipo del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, también trabaja en un programa para limitar el uso de efectivo, una medida que ya se ha implementado en Italia y Francia. La idea principal es evitar que las empresas abonen facturas superiores a unos 3.000 euros en efectivo, aunque el límite definitivo todavía se desconoce.

Hacienda se ha marcado el reto de recaudar 8.171 millones de euros con el plan antifraude, un 8% más que el objetivo fijado en los Presupuestos del año pasado. Sin embargo, en 2011, la recaudación real por la lucha contra el fraude ascendió a 9.400 millones, una cifra superior al objetivo para este año.

Fuente: economia http://www.cincodias.com/articulo/economia/hacienda-rechaza-rebaja-tributacion-regimen-modulos/20120302cdscdieco_1/